domingo, 25 de septiembre de 2011

Si tú supieras. . .


            JC me tiene preocupada: no ha acabado septiembre y está agotado.
            —No tienes buena cara, cariño —le dije hace dos semanas, mientras cenábamos—. Te han salido hasta bolsas.
            —¿Bolsas? —me preguntó suspicaz—. ¿Dónde?
            —Dónde va a ser, debajo de los ojos —contesté mirándolo fijamente—. Y ojeras —pobrecito: trabaja demasiado.
            —Bah, en cuanto llegue el fin de semana y me eche la siesta se me quitan —afirmó valiente.
            No sé, no sé… Esas cosas se van dejando y de repente te encuentras con cuarenta años y una cara que ni litros de bótox podría arreglar.
            —Quizás si te echases un contorno… —insinué, dando un traguito a mi copa de vino—. Creo que aún estamos a tiempo.
            —¡Qué dices! —se horrorizó JC—. A mí déjame de líos.
            De modo que aquí estoy, en la farmacia, comprando un contorno de ojos para chicos, mmmm…, y tal vez también una crema antiarrugas: tiene un surco en la frente que me inquieta.
            Lo más complicado va a ser convencerlo para que los use.
            —¿Sabes qué, cariño? —le digo, mientras hacemos la compra a la salida del trabajo.
            —¿Qué? —pregunta a su vez y me mira receloso.
            —Que Figo los usa —afirmo con rotundidad, y añado—: Casillas también.
            —¿De qué hablas, Lili? —me pregunta con tono desconfiado.
            —Ya sabes, de contornos y cremas y esas cosas —respondo con naturalidad, echando dos bolsas de lechuga al carro.
            —No, no, no —dice con firmeza a la vez que niega con la cabeza—. Ni hablar: no pienso echarme esas tonterías.
            El asunto es más difícil de lo que pensé; tendré que recurrir al plan B.
            Son las dos de la mañana y JC está durmiendo. Lentamente saco los pies de la cama y los apoyo en el suelo; poco a poco me voy resbalando hasta que acabo tendida sobre la tarima. Aguanto la respiración y… ¡conseguido! JC no se ha despertado.
            A oscuras voy al cuarto de baño y cojo los dos tubitos que dejé preparados antes de acostarme. Sigilosa vuelvo a la cama y la rodeo. Ahora comienza la parte más complicada: con tiento localizo el rostro de JC entre las tinieblas y suavemente comienzo a extenderle el contorno de ojos con golpecitos casi inapreciables. JC hace un ruidillo que me paraliza el corazón pero sigue durmiendo. Descanso unos segundos para apaciguar mis nervios y, tras retirarle el pelo de la frente, continúo con el antiarrugas.
            Diez minutos después me acuesto satisfecha. ¡Lo que soy capaz de hacer por amor!
            Tras dos semanas de tratamiento, veo orgullosa que las bolsas y las ojeras de JC han desaparecido prácticamente; menos mal que las cogí a tiempo.
            —Lili, cariño, no tienes buena cara —me dice JC preocupado—. Te han salido bultitos aquí —y me señala justo el contorno de ojos—. Y tienes ojeras.
            Lógico, pienso, llevo medio mes despertándome a las dos de la mañana por ti.
            —Me compraré un contorno cuando salga de la oficina —contesto, mirando su frente lisa y su mirada despejada: mis desvelos han merecido la pena.
            —Eso son pamplinas —dice sonriendo—. Donde esté una buena siesta que se quite lo demás.
            Ya, ya. Si tú supieras…        
           

25 comentarios:

  1. Jajaja, se me caen las lágrimas escribiendo, menos mal que es papel virtual, que risa. Lili eres la Jane Austen moderna de los blogs, si escribieras novelas de época resultaría complicado diferenciaros ¿o serás la reencarnación de ella? Más bien creo que eres lo segundo. Brillante como siempre, no se puede decir otra cosa. Felicita a JC de la suerte que tiene, eso es amor, al final voy a empezar a creer que existe, mejor ejemplo lo tengo en vosotros. Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Vaya tela, nena! Lo tuyo es amor verdadero, eh! Y que digo yo... qué crema esssssssss???? porque lo mismo por aquí también se necesita cierta dosis de cremosidad y alevosía... :P

    Ais, qué suerte tiene JC, sin saberlo!
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. jajajajaja me encanta... que tia, te imagino vestida de comando arrastrándote con los codos para sacar la crema toda vestida de negro y con la cara pintada. Un puntazo vamos

    ResponderEliminar
  4. Eres tremenda!! lo tuyo no se paga no tiene precio. Cuanto amor! ja ja ja

    ResponderEliminar
  5. jaja... creo que a veces es bueno eso de dar mimitos a los novios testarudos que se hacen los rudos :P

    ResponderEliminar
  6. Qué bonito lo que haces por tu churri! Y porque salga bien en las fotos contigo, jajaja (es bromita...)
    El mío se compra él mismo su contorno (un roll-on muy muy efectivo) y se da más cremas que yo... Algún día me despierta con el antiojeras en la boca, en plan "esto es el Vietnam", para que darme un poco en la cara... aysss...
    En fin, un besote y sigue así, que me parto contigo!!

    ResponderEliminar
  7. Qué bonito ... Así también me echaba yo cremitas ...

    ResponderEliminar
  8. jajajaj, eso es amor, porque vamos no me levanto yo a las dos para echarle crema al churri ni harta de vino! xD

    1besico!

    ResponderEliminar
  9. Españoleto, gracias!!!!! Me encanta tu comentario!!! (me he puesto toda contenta, aunque creo que quizás has exagerado un poquillo...) Y claro el amor existe, no puedes dudarlo!

    Fle, JC se lo merece todo! (te lo digo bajillo, por el tema de la publicidad: la crema es de Vichy).

    Pepinillo, lo que no se haga por amor, no se hace por nada :)

    Celia, gracias! Si es que a veces se me va la cabeza de una forma...

    Muchísmos besos a los cuatro, y muchísimas gracias por vuestros comentarios! (me alegran el día, incluso si es lunes por la mañana!)

    ResponderEliminar
  10. Jo, eso creo yo: van en plan "soy un tipo duro que no necesita cremas", pero en el fondo son un cachico de pan.

    Sweety, es que en unos años iba a parecer su hija! (y eso que tenemos la misma edad). Y tú, a dejarte mimar! (que guay :)

    Fran, espero que JC lo valore igual de bien que tú cuando se entere (si es que no lo sabe ya. . ., que igual se está haciendo el loco :)

    Fiona, yo harta de vino tampoco! (seguro que no atinaba).

    Otro puñado de besos a los cuatro, y gracias gracias por vuestros comentarios! Me hacen muy feliz!

    ResponderEliminar
  11. "con una buena siesta se arregla" dice el tio... Jajaja

    Te mereces un premio!! Mas que nada por haber conseguido que no se despierte ninguna noche!! :P

    Besos!!

    ResponderEliminar
  12. Ayyy si todo se arreglara con cremitas...muy bueno Lili, espero que esa novela de la que hablabas salga prontito jeje...(frotándome las manos).

    ResponderEliminar
  13. jajaja, una lástima no haber entrado antes, creo que no llegaré a tiempo para solucionar mi problema (ni creo que haya nadie dispuesto a levantarse de madrugada para solucionarlo).
    Estupendo blog.

    ResponderEliminar
  14. Hay circunstancias que no arreglan la cara ni maquillándose con aquaplast.

    ResponderEliminar
  15. Isa, yo estoy un poco loca, pero JC es un flipadillo! Este domingo se echó una siesta de dos horas y cuando se despertó tenía los ojos tan hinchados que casi no podía abrirlos; si no llega a ser por mí y mis cremas. . . Un beso, guapa!

    Cocci, para cosas más graves tenemos el botox :) Y la novela. . ., ahí va. De momento que sepa algo seguro, te lo diré (prometido). Gracias por acordarte! Y un beso.

    Walden, bienvenido! Y no sabes tú cómo están las cremas hoy día, que valen para todo! Es cuestión de probar :) Espero verte por aquí a menudo!!!

    Ay, Sergio, llevas razón. Las arruguillas que salen del espíritu no se van tan fácilmente; para esas es mejor una buena carcajada :)

    Muchas gracias y muchos besos a los cuatro!

    ResponderEliminar
  16. Qué valiente yo jamás me atrevería con el mal despertar que tiene mi C, vamos prefiero verle con bolsas que escupiendo fuego, además él se las pone solita, a base de aloe vera eso sí pero se la pone
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Cruela, a veces una chica tiene que hacer lo que tiene que hacer . . . JC tiene un despertar regular, pero un dormir profundísimo!
    Un beso!!!

    ResponderEliminar
  18. A los tíos no les gusta nada ponerse cremas, seguro que Sara Carbonero está igual que tú ;P

    ResponderEliminar
  19. holaaaa lili cielito llego en la noche y no me pueo quear a leerte ya vendré jajaja cielito te dejo mi dire nueva que cerre embrujo espero que tu me agregues ya que no se jajaja soy torpona feliz noche besitosssssssss
    http://embrujodelsur-embrujo.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  20. ¡¡¡¡¡Jajajaja!!!!!! Algo así tendré que hacer con El Ese, que parece que le quiero echar ácido en vez de crema, tendrías que ver los aspavientos que hace XD.

    ResponderEliminar
  21. Jaja! Si yo le digo con el que tengo química que Figo lo hace... consigo el efecto contrario.

    Besos Lili!

    ResponderEliminar
  22. no comments!! cómo sois las tías por Dios... JC for president.

    Figo y Casillas? A mí me dicen eso y dimito...

    Sandler.

    ResponderEliminar
  23. Doctora, que guay verte por aquí!!! No sé, no sé, yo veo a Iker más por la labor que a JC. Un beso!

    Embrujo, gracias por avisarme! Me habría disgustado perder tu blog. Otro beso, guapa!

    ResponderEliminar
  24. Dra. Anchoa, ¿dónde, por amor de dios, está el drama de echarse un poquito de crema????? Me imagino a El Ese con los ojos espantados y tu corriendo detrás con el contorno. Son unos exagerados :)

    Verónica, tengo que reconocer una pequeña debilidad por Figo. A JC quien le gusta es Maradona, pero yo creo que éste si que pasa de cremas :) Si fuesen polvos. . .

    Sandler, venga ya! Si son guapísimos los dos! Y sí, JC tiene mérito, que en la vida real estoy más loca que en el blog. . .

    Muchos besos para los tres!!!

    ResponderEliminar
  25. Que miedito das.. Esto me ha recordado al personaje de Luis Tosar en la peli de "Mientras duermes"...
    http://stuffeninbavaria.wordpress.com/

    ResponderEliminar

Soy una chica valiente, soportaré lo que tengas que decirme.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...