martes, 25 de octubre de 2011

Anestesia

     —He quedado a comer con mi madre —dice JC mientras desayunamos. Dejo el café y lo miro alarmada.
     —¿Por qué?
     —Porque le apetece verme —contesta.
     —¿Y eso? —esto es raro, muy raro.
     —No sé, Lili, supongo que porque soy su hijo —responde, terminándose el Cola Cao y corriendo hacia la ducha.
     Mmmm…, no sé, no sé.
     ¿Cómo dices? ¿Qué no te parece tan extraño? Sí, sí que lo es: Anastasia nunca come entre semana, sólo toma un ligero piscolabis entre su sesión de pilates y su hora de acupuntura, y jamás nada sólido, únicamente un zumo de tomate o un batido de zanahoria o algo parecido, vacío de calorías y de sabor. Sí, comprendo tu sorpresa; yo tampoco sé de donde sacas las fuerzas para ser tan bicho.
     Voy a indagar un poco más.
     —¿Y dónde habéis quedado? —le pregunto a JC, que está tarareando una cancioncilla bajo la ducha.
     —No recuerdo el nombre, es un italiano —contesta a través del vapor y del agua.
     ¡Venga ya! ¿Anestesia comiendo hidratos de carbono entre semana? ¿Por ver a JC? ¡Eso es inconcebible!
     —A lo mejor quiere anular la boda de Javi y te quiere pedir que contrates a un abogado, o a un matón para que acabe con Jon, o quiere internar a Javi a ver si se le pasa la vena gay o…
     —Lili, por favor, que es mi madre —me interrumpe JC con tono serio—. Sólo quiere comer conmigo. ¿Por qué eres tan mal pensada? —coge la toalla y se seca—. No entiendo que problema tienes con ella, la verdad.
     —No, si problema, lo que se dice problema…
     —Te lo digo en serio, no sé por qué no te cae bien. Ella te quiere mucho y hace lo que puede por agradarte, y sin embargo tú siempre estás a la defensiva —y se dirige al dormitorio.
     —Ya, pero… —le sigo, con el corazón un poco encogido.
     —El problema que tiene con Javi y Jon no va con nosotros —continúa mi novio, mientras se viste—. Además, ya está mayor y necesita más cariño.
     —Si yo lo intento —le digo en un susurro.
     —No, no lo intentas —sentencia JC, ajustándose el nudo de la corbata—. Y me parece fatal que la llames Anestesia.
     Se pone los zapatos en silencio, y se marcha.
     Sin darme un beso.
    ¡La primera vez en catorce años de relación que se marcha en mitad de una pelea! (*) Las lágrimas empiezan a caer a mares por mis mejillas justo cuando se abre la puerta de casa.
     —Anda, Lili, no llores.
     Levanto la vista y ahí está, JC: al final sí hay beso.
     Pero me siento fatal. Lo pienso y creo que mi novio lleva razón y no estoy siendo objetiva. Quizás si aparco los problemas de Anes…, Anastasia con Javi y Jon pueda cogerle un poquito de cariño.
     Observando la situación en su conjunto, no es tan mala: hablo poco con ella y la veo menos. No puede ser tan difícil que nos llevemos bien, y estoy dispuesta a poner todo de mi parte para que JC no se disguste. Y menos por culpa del bicho de Anes…, o sea, de mi querida Anastasia.
    ¡Sí, esa es la actitud!
    Por la noche llego a casa antes que mi novio. Me sirvo una copita de chardonnay y lo espero en el sofá. Estoy ansiosa por contarle mi cambio de talante.
     ¿Cómo dices? ¡Qué va, no tengo ningún problema con el chardonnay! Si no hubiese, igual sí me…
    —¡JC! —acaba de abrir la puerta; me abalanzo sobre él, todavía un poco culpable, y le doy un abrazo tremendo—. ¿Qué tal ha ido el día? ¿Y la comida con tu madre?
     —Bien —contesta evasivo—. Voy a cambiarme.
    Le sigo al dormitorio.
     —¿Sólo bien? Cuéntame de que habéis hablado, y cómo está, y qué ha comido… —esto último es lo que más me intriga.
     —Pues de esto y aquello, ya sabes —responde con lo que me parece un tono ligeramente…, raro.
    —No, no sé —le digo, y doy un trago pensativo a mi copa—. ¿De Javi y Jon?
    —No…
     —¿Entonces?
     —De la vida en general, y eso.
     —¿Eh? —de repente me viene una idea a la cabeza y casi me desmayo—. ¿Quiere venirse a vivir con nosotros? No sé yo si va a caber, que la casa es muy pequeña y tu madre tiene toneladas de ropa y…
     —No, no es eso —me tranquiliza mi novio.
     —¡Pues dime de qué habéis hablado, que me estoy mosqueando muchísimo! —le pido un poquito desesperada.
     —Verás, es que no estaba sola...
     —¿Se ha echado un novio? —no me lo creo.
     —No —JC ha terminado de cambiarse y va hacia la cocina—. Ha venido con Clementina —abre el frigo, coge una cerveza y le da un trago larguísimo—, y con la hija de Clementina.
     Clementina es la mejor amiga de mi querida Anastasia, y es aún más bicho de lo que es…, quiero decir, era mi suegra antes de mi cambio de actitud.
     —¿Y qué querían? —no entiendo nada.
     —Ya sabes…
     Y dale con el “ya sabes”…
     —No, no sé —contesto, aunque una luz comienza a aparecer allá a lo lejos.
     —Mi madre y Clementina piensan que Eleonora y yo quizás…
     —¿Se llama Eleonora? —lo interrumpo, sobrecogida.
    JC asiente con la cabeza y le da otro trago a su cerveza.
    —Pues eso, que Eleonora y yo podríamos quedar algún día.
    ¡No me lo puedo creer!
    —¿Para alguna cosa de trabajo? —le pregunto a JC, manteniendo la rabia bajo control.
    —No, para tomar algo —dice, tan bajito que casi no le oigo.
    —¿Conmigo? —sé la respuesta, pero quiero oírlo. Prefiero que lo diga en voz alta, para que quede constancia. ¿Me da tiempo a buscar una grabadora?
    —Bueno, verás, resulta que Eleonora no sabía que yo tuviese novia y…
     —¡Ja! —exclamo, victoriosa e indignada a partes iguales—. ¿Y ahora qué, eh?
    JC me dirige una mirada socarrona.
     —Le he dicho que este fin de semana no vamos a poder comer con ella —responde.
     —¿Y qué más? —obviamente eso no es suficiente.
     —Y el siguiente tampoco.
     —¿Y?
     —Y puedes llamarla Anestesia siempre que quieras.
     ¡Bien!

     (*) Después de escribir la entrada me he acordado de, por lo menos, quince ocasiones en que JC y yo nos hemos marchado peleados a trabajar.  Sí, lo que oyes, y ahora me acabo de acordar de otra. Mejor dejo de pensar en ello. . .

39 comentarios:

  1. Las suegras siempre dan q hablar eh?? y esas a las q le gusta meterse en las relaciones de sus hijos son mu puñeteras! (sin ánimo de ofender, q yo hablo en general, como si no fueran difíciles ya las relaciones de por sí, como para q se meta nadie a meter cizaña...)

    ResponderEliminar
  2. .. mi mama no se mete es mas... ni pregunta
    .. creo que asume sola todas sus dudas y menos... ir a mi casa
    yo viviendo sola ni tan metida es que si me muero se enterara seguro despues de 4 dias...

    :/

    hay algo para ti en la barandilla niña
    eres de la brigada española

    ole!

    ResponderEliminar
  3. Eleonora no sabia que JC tuviese novia pero la bru... Anastasia, perdón, si que lo sabia!!
    Tenías razón que esa comida no era para nada bueno!!
    Beso

    ResponderEliminar
  4. que perra la suegra ehh...con razón que le llames anestesia y de apellido general. Yo de momento no tengo esos problemas, y espero que no lleguen... y sí se queda una mal cuando cada uno empieza su día enfadado... ánimos con la anestesia, tu puedes con ella y muchas más...y sino prueba a darle un poco de chardonnay, a lo mejor se relaja. Besicos

    ResponderEliminar
  5. No hay suegra buena...cielos tengo dos hijos ;(

    ánimo!!!

    Y si os vais enfadados la clave está en esa copa, que te relaja.

    ResponderEliminar
  6. Menuda bruja... madre mía...

    A mi una ex suegra delante mio también hizo algo parecido... dijo a su hijo algo asi como con lo maja que es tal que pena- suspiro- que pena!

    La madre que la pa...

    Piensa que al menos, ahora tienes un motivo para no llevarte bien con ella de cara a tu chico

    Besazo

    ResponderEliminar
  7. Jjjajaajajjaajjaa, joder.... la madre que la parió!! Cuando cuentas estas cosas entiendo perfectamente porqe la llamas Anestesa... Pufff!

    Besotes

    ResponderEliminar
  8. No entiendo como la gente no se lleva bien con las suegras.

    La mía cuando la tenga seguro que será un encanto!

    ResponderEliminar
  9. Alucina vecina. Pero qué jodido mal bicho anestesia!!! (en minúscula, no se merece más). Hay que ser chunga, retorcida, mala, cruel, para intentar cargarse una relación de 14 años, y más siendo la de su propio hijo.

    Cachocabrona!!!

    (Si me he propasao lo borras, pero es que me ha recordado taaaaaanto a mi abuela paterna que me he encendido).

    ResponderEliminar
  10. El inexplorable y sorprendente mundo de las suegras. Suerte de no estar aún metido en él.

    Nos leemos.

    ResponderEliminar
  11. Jodeeeer, y después de tantos años juntos encima! porque si acabarais de empezar a salir y se le ocurre eso a la señora estaría feo, pero tras tanto tiempo...
    En el fondo es genial tener una razón objetiva para llamarla Anestesia...

    ResponderEliminar
  12. Como siempre me dejas con muy buen sabor de boca...
    Paladeo lo que cuentas y...¡¡¡ me encanta!!!

    Yo decirte:
    -Soy hija
    -Soy madre
    -soy nuera
    pero lo que no soy... ¡es suegra!

    Un besote

    ResponderEliminar
  13. AH! Pero que vieja jodida y mete pua! mal bicha!

    Anestesia General! jajaja muy bueo!

    ResponderEliminar
  14. jajaja, tu suegra es de manual, mola!!! Ahora entiendo la santa paciencia de JC.

    Mi suegra en cambio es genial;) y mi suegro tb.

    ResponderEliminar
  15. Pero querida y admirada Lili ¿crees qué te puede superar en algo la que le quiera presentar la madre de don J.C.? y ¿puedes pensar que tu novio puede prescindir de ti? No me conteste que ya sé la respuesta. No deberías preocuparte, tu novio es demasiado inteligente y tú vales demasiado para dejarte escapar. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Dios mio!!! esa mujer es de lo peor!!!! menuda pécora!!!

    ResponderEliminar
  17. Que zorrona la anestesia.... porque la pobre Eleonora suficiente tiene con el nombrecito, pero tu suegra... qué zorrona.

    con perdón JC.

    Lily te llego la carta? ummm por cierto te debo un mail :D

    ResponderEliminar
  18. Ojizarka, en mi relación con JC lo más difícil es Anestesia. Lo demás tiene sus momentos, claro, pero ganas de mandarlo a tomar viento, sólo me ha dado por cosas relacionadas con mi suegra. Un beso, guapísima.

    Jo, ni tanto ni tan poco. Mi madre tiene sus rarezas, pero no se mete en nuestra relación (le encanta JC, la verdad). Aunque te juro que si tengo que elegir entre los dos extremos, prefiero el tuyo. Otro beso :)

    Isa, es que la tengo muy calada :) Pero la tía es muy lista y después de lo de ayer seguro que se pasa un par de meses tan pacífica y JC se olvida de lo bru... que es! Menos mal que soy más rencor..., vamos, que tengo más memoria que él. Otro beso, paisana :)

    ResponderEliminar
  19. Volboretinha, me encanta lo del apellido xD (adjudicado!). Mi dulce suegra necesitaría litros de vino para relajarse (de la cara es imposible, por el botox, y del espíritu, uf, lo tiene casi tan estirado como la cara:). Muchos bicos!

    Pilar, tienes que ser muy muy buena con las novias de tus hijos (salvo que no se lo merezcan, claro, pero es que yo soy un sol!)Más besos!

    Celia, es que es muy fuerte! JC ahora está un poco disgustado con ella (no está cabreado, porque en el fondo Anestesia es muy buena, sólo que está muy sola y se aburre y...), pero luego se le olvida y vuelve a creerse que su madre es una santa y que yo estoy perdiendo el norte (que sí que lo estoy perdiendo, pero eso no quita para que Anes. sea supermala).Otro puñaico de besos!

    ResponderEliminar
  20. Sra T, no te imaginas lo que disfruto contando lo víbora que es en el blog; es un desahogo tremendo. Y me ha encantado poner de títuloa esta entrada Anestesia, así, en grande. La pena es que ella no lo lea. Un besazo, guapa!

    Fran, la suegra de JC también es un encanto :) Besos!

    Take, que lo voy a borrar!!! Yo no soy de tacos, pero cuando pienso en ella hasta me invento alguno :)Más besos!!!

    Mi jefe me tiene más harta esta tarde, no me deja tranquila (con la cosa de que me paga y eso, me tengo que aguantar). Luego sigo :)

    ResponderEliminar
  21. Pedalier, no sabes de lo que te libras :) Nos leemos. Y un beso

    Exter, esta vez me lo ha puesto en bandeja la muy bruja. Y pienso aprovecharlo todo lo pueda: Anestesia, Anestesia, Anestesia, y así hasta el infinito!!!! Besos

    El canto de la luna, me encanta lo que me dices:) Y estoy segura de que cuando seas suegra, serás un sol. Más besos, guapa!

    ResponderEliminar
  22. Rebeca, lo de general es buenísimo (Volboretinha, tienes unos puntos geniales :). Y sí, es muy muy mala bicha! Un besazo!

    Sandler, es que, comparada con Anestesia, yo soy una santa! Y los suegros de JC también están guay (objetivamente, no porque sean mis padres, por supuesto). Muchos besos!

    ResponderEliminar
  23. El españoleto, otra vez me pones colorada :) La Eleonora esa es muy sosa, y a JC le va más la marcha (se ha acostumbrado a vivir con una loca y eso engancha). Un besazo!

    ResponderEliminar
  24. Metamorfosis, tendrías que conocerla en persona. De primeras impresiona (muy alta, muy flaca y muy estirada), luego parece que te va a caer bien y al final tienes clarísimo que buena no es. Los grados de maldad van por rachas: ahora está un poco desatada. Besos!

    Pepinillo!!! Tía, he de reconocer que cuando he visto tu mensaje, y antes de contestar ni nada, me he ido corriendo a tu blog. Que alegría leerte!!! Y sí, chica, Eleonora, la pobre, tiene su penitencia en el nombre, pero Anes es mala tirando a supermala:). Muchos besos!!! Y bienvenida de nuevo :)

    ResponderEliminar
  25. Qué bruja total, la Anestesia de los c... Esas cosas se cuentan y no se creen, Lili, de verdad. El lado positivo: ya no tienes que cambiar de actitud para nada, se merece todo y más, puedes pedirle una foto para hacerle vudú o para practicar los dardos JC y tú juntitos, que el deporte es muy sano.
    Madre mía, y yo me quejaba de mis ex-cuñadas...

    ResponderEliminar
  26. Lili, lo malo de llegar tarde a comentar en tu blog es que ya le han dicho de todo a tu suegra... voy a intentar ser original: le mando un besito (jo, es que me da penita) ;-P


    Uno de verdad para ti, ¡chula!

    ResponderEliminar
  27. Jojojo, qué golpe maestro.
    Hay que reconocerle el valor, porque eso es jugar fuerte, es poner toda la carne en el asador.

    A veces, para que el héroe (la heroína, en este caso) alcance el máximo de su potencial necesita encontrarse con su némesis, alguien que ponga a prueba su sangre fría y su coraje. Qué mal bicho, Anestesia.

    ResponderEliminar
  28. Me alegro colaborar a poner motes, jaja...y si me das cuerda hasta te doy el segundo apellido; irreversible?? jejje... bicos guapaaa

    ResponderEliminar
  29. Jana, y encima, si Anestesia va a peor, imagina las entradas al blog que puedo escribir... :) Un beso, guapa!

    Sbm, tú nunca llegas tarde!!! Acepto tu beso de verdad y me quedo con el de Anestesia (aunque ese fuese de mentira). Uno muy fuerte para ti, chulo!

    HombreRevenido, ¿crees que Anestesia puede ser la supervillana? Mmmm..., yo me inclinaba por mi jefe, o por Monikey, pero Anestesia últimamente está jugando fuerte, como dices:) Un beso!!!

    Volboretinha, me encanta!!! Anestesia general irreversible, es genial! Muchos bicos para ti, guapa!

    ResponderEliminar
  30. jajaja, eres buenísima (escribiendo, no con la supervillana vegana, claro)

    Un beso.

    ResponderEliminar
  31. Hola guapa!

    Te sigo. Yo debería inventarme ahora una vida paralela, totalmente diferente a la que tengo ahora.

    Me gustan muchos tus "historias".

    Besos

    ResponderEliminar
  32. Tienes un blog muy chulo. Felicidades! :)

    ResponderEliminar
  33. Walden, me alegro de que te guste! La verdad es que me encanta escribir, y si por mi fuera me pasaría la vida dedicada a ello :) Un beso superfuerte!

    Poemas, bienvenida! te animo a que te la inventes; lo único malo es que a veces cuesta distinguir lo real de lo imaginario :) Otro beso, guapa.

    Sandler, anestesiada tendría que estar cada vez que tengo que ver a Anestesia! Estoy convencida que ella contribuye mucho a mi pasión por el chardonnay:) Besos!

    Annitaklimt, muchas gracias! Y me hace muy feliz. Más besos!

    ResponderEliminar
  34. ¡¡Ja, ja, ja, ja!!
    ¡Mencanta! ;-)
    ¡¡Vivan las suegras!!

    ResponderEliminar
  35. Bartolillo, bienvenido! Y te regalo a la mía :) Besos, y espero verte por aquí!

    ResponderEliminar
  36. Pues espero que no me malinterpretes, pero me sabe mal por Eleonora, me pongo en su lugar y me da penita, la pobre...
    Igual podríais valorar la opción de contar con ella para un trío (pero no se lo comentéis hasta que lo tengáis claro, que luego la gente se ilusiona y es peor) :P

    ResponderEliminar
  37. Doctora, me niego, en rotundo, no, no, y no. Que es muy sosa. Yo lo del trío sólo me lo plantearía con alguién tipo..., no sé.... No, con nadie, que luego seguro que me salen los celos.
    No le pienso comentar tu opción a JC, no vaya a ser que le mole :)
    Un beso, guapa!

    ResponderEliminar
  38. Pero que ganas tenía de terminar de leer el post y ver que era tu día D! el de la venganza! jajajaajajaja buenísimo, Lili

    ResponderEliminar

Soy una chica valiente, soportaré lo que tengas que decirme.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...