domingo, 30 de octubre de 2011

TÚ Y YO (capítulo dos)

    Madrid, barrio de Prosperidad
    1 de noviembre de 1997
Eres mi persona preferida del mundo mundial

    Después de un par de horas de duro trabajo con la base de maquillaje y el quitaojeras, me miro al espejo entusiasmada. ¡Vuelvo a ser yo! ¡Y en versión mejorada!
     —¡Eli, eres la mejor! —le digo agradecida mientras corro de nuevo al dormitorio a ponerme las lentillas. Porque yo, con gafas, no salgo ni a la puerta de la calle.
    Abro el tarro y ahí están las pobres, hechas un churro. Cojo la del ojo izquierdo y trato de darle forma pero no lo consigo. Después de cinco minutos de reanimación la dejo en su huequecito y, con el corazón en un puño, cojo la del ojo derecho.
    —¡Venga, pequeña, tú puedes! —la animo mientras intento que se recupere. Tras diez minutos de echarle líquido y dedicarle todo tipo de piropos, me doy por vencida. Mis lentillas han muerto.
    ¿Y ahora qué?
   ¿Cómo dices? No, con gafas no puedo ir, que anulan mi autoestima y mi confianza. Y sin gafas tampoco, que tengo seis dioptrías y sólo veo bultos.
    Lo único que se me ocurre es…
    —¡Eli! —espero unos instantes, pero no oigo nada—. ¡Eli!
   —¿Qué? —mi hermana me dirige una mirada digamos… torva—. ¿Qué quieres ahora? Hoy me tienes amargada, en serio.
   —No me puedo poner las lentillas, y con gafas no soy capaz de ir…
   —¿Y? —me interrumpe Eli—. No querrás que te dé mis ojos, porque eso ya es demasiado y hasta aquí podíamos llegar.
    ¿Pará que voy a querer sus ojos? ¿Y eso puede hacerse? A veces mi hermana me desespera.
    —No digas tonterías, claro que no —muevo la cabeza nerviosa—. He pensado que quizás podrías llevarme en coche y acompañarme hasta donde esté Jorge, o José, o como se llame, y luego ya me apaño yo —problemas para ver de cerca no tengo.
    —¡No, Lili, que estoy hecha polvo! —exclama mi hermana—. ¿Y cómo lo voy a reconocer?
    —Por favor, Eli —le suplico—. Y ya te he dicho cómo es: moreno, y guapísimo, y… pues eso. No puede haber muchos chicos morenos y guapos esperando en la puerta del cine.
    Una hora después estamos en la Vaguada. ¡Bien!
    —¿Lo ves? —le pregunto a Eli. Estoy tan emocionada, y tan nerviosa, y tan histérica que no puedo estarme quieta—. Igual no viene, o igual me deja tirada, o igual me ve y no le gusto, o igual te ve y se piensa que tú eres yo y no le gustas, o igual…
    —¡Ahí está! —me interrumpe Eli, exaltada—. Moreno y guapo.
    —No, guapo no. Tiene que ser guapísimo.
    —Sí, es guapísimo de verdad. ¡Guau! ¿Y dónde lo conociste? —me pregunta.
    —En un bar; me parece que se llama La Trama o algo así.
    —Vaya, igual me doy una vuelta esta noche por allí… —le doy un tirón del brazo—. ¡Ay! ¿Qué?
    —¿Es el segundo bulto empezando por la derecha?
    —Sí, ése es. Suerte —me da un beso en la mejilla e intuyo cómo se marcha.
    ¡Bien, aquí estamos! Como-se-llame y yo (lo tengo en la punta de la lengua, pero no caigo).
    —Hola —le saludo cuando me acerco, y le doy dos besos—. ¿Qué tal estás?
    —¡Eh, has venido! Tenía mis dudas, porque conocer a una chica así … —sigue hablando pero yo desconecto: que decepción a plena luz del día (bueno, del centro comercial, pero ya me entiendes). No digo que este chico no sea mono, pero de ahí a lo guapísimo que me pareció anoche… Nada que ver con lo que recordaba—… y casi no llego. ¿Pasamos?
   Afirmo con la cabeza y le sigo al interior del cine. La culpa es del bar. Les voy a poner una reclamación que se van a enterar: lo de anoche era garrafón del cutre.
   —¿Quieres palomitas, Adela? —pregunta y me quedo paralizada.
   —¿Cómo me has llamado? —le digo con un rayo de esperanza.
   —Esto… Adela, ¿no? —responde mi acompañante dubitativo—. ¿No te llamas así? Lo siento, no te molestes, pero es que tengo muy mala memoria: imagina que estaba convencido de que eras rubia.
    —¿Y tú cómo te llamas? —cruzo los dedos y contengo el aliento.
    —Ramón —contesta, ahora un poco receloso.
    —¡Yupi! —grito feliz—. ¡No eres mi J!
    Ramón me dirige una mirada alucinada.
    —No entiendo nada, Adela.
    —No —niego con la cabeza—. Yo no soy Adela, soy Lili —nos señalo a ambos con la mano y le digo—: nos hemos confundido: tú de chica y yo de chico.
    —¡No fastidies! ¿En serio no eres Adela? ¿Estás segura?
   —Ahá, segurísima. Adela estará fuera, y J, mi cita, también —lo pienso detenidamente unos segundos—. Creo que si salimos por separado y nos hacemos los locos, igual no se dan cuenta del lío.
    —Si quieres, podemos ver la peli tú y yo —contesta Ramón.
    No, de eso nada. Yo quiero verla con J.
    —Que te vaya bien—le digo en voz baja, y me despido con la mano.
    Me asomo a la puerta del cine y me pongo las gafas, oculta detrás de un cartel de Full Monty. El corazón deja de latirme cuando lo veo: moreno y guapísimo. Ahí está J.
    Salgo cuidando de que no me pille y me acerco por detrás. Le doy un golpecito en el hombro y se gira.
    —¡Lili, estás aquí! —me planta dos besos y me sonríe feliz—. Ya pensé que no venías. Mi amigo Kike me dijo: JC, te da plantón seguro. —¡eso es, JC! —. Pero no. ¡Estás aquí!
    Y aquí seguimos, catorce años después.
    
    ¡Feliz aniversario!

51 comentarios:

  1. Oooooooooh! qué bonito! ¿Qué pasa con las gafas? Debajo de ellas estabas tú, y tú eres tú! No mortadela!

    Por alguna razón te imaginaba rubia.

    Un beso, chula!

    ResponderEliminar
  2. Sbm, sí, yo estaba detrás de las gafas! Pero me operé hace seis años y ya no llevo (bien!). En cuanto a lo de rubia, te confiaré que soy rubia de corazón, y durante una temporada llevé mechas y cosas de esas, pero eran incompatibles con el pelo largo (se estropea una barbaridad y había que cortarlo cada dos por tres) y tuve que elegir: opté por el pelo largo, pero de mi color (castaño). En las fotos se me ve el pelo (aunque no la cara), sobre todo en la de la boda (de septiembre) y en una entrada de agosto, "Buenas noticias y un vestido" (por aquella época no nos conocíamos todavía tú y yo :)
    Otro beso, chulo!

    ResponderEliminar
  3. me encanto como se conocieron J.C. Y vos!

    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Jejejejejjjejejejeje,que gracia me ha hecho el cambio de pareja, ejjejejejjejee.

    Nada... pues muchiiisimas felicidades por el aniversario y a seguir juntos muchos años más.

    Besotes

    ResponderEliminar
  5. Vaya Lili no espera ese desenlace, pensaba que todavía tardaría en entrar en escena el hombre de tu vida. Ya voy atando cabo (y sargentos) sobre un escueto comentario tuyo que hiciste a una seguidora tuya en su blog, donde explicabas cómo os conocisteis en un pub. Suerte la vuestra que en las circunstancias que tropezasteis los dos, lograrais volver a uniros otra vez, el destino. El amor lo puede todo, si es que al final tendré que creer en él, y yo que pensaba que sólo pasaban en las películas. Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. ;) Genial!!!

    Llevar tanto tiempo mola (lo digo porque mi caso es muy parecido al tuyo...)

    me alrega verte por aki;!

    ResponderEliminar
  7. Rebeca, fue de locos. La historia entera se la conté cuando llevábamos juntos dos meses y se quedó alucinando. Desde ese momento se espera cualquier cosa de mí (cosas buenas solo, claro :). Un beso!!!

    Sra. T, muchas gracias, guapa!!! Yo creo que ya estaremos juntos para siempre :) Mil besos

    ResponderEliminar
  8. ¡Ah! Me encantan los regalos, como se nota que es un hombre con clase, como la que lo recibe. Así deberían aprender los demás a ser tan esplendidos con las mujeres de su vida. Y dentro de unas horas el aniversario, FELICIDADES.

    ResponderEliminar
  9. Si, El españoleto, nos conocimos en un bar!!! La Trama, por la zona de Moncloa (en Madrid). Luego quedamos para ir al cine (un milagro que lo recordásemos al día siguiente, porque las copas del 3 por 2 del pub eran garrafón puro y duro, y nos tomamos como mil) y cenamos un bocadillo de calamares (buenísimo, el mejor bocadillo del mundo). Desde entonces no nos hemos separado (estoy un poco pava, pero es que..., yo soy muy pava para estas cosas :)
    Y ya sabes que sí que existe el amor, y no es tan difícil encontrarlo; sólo hay que dejarse llevar en el momento justo.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  10. Sandler, la entrada es pavilla, pero la ocasión lo merece, y vosotros me lo perdonais, ¿verdad? Y sí, es genial llevar tanto tiempo juntos:) Cuánto llevais Audrey y tú?
    Un beso!

    ResponderEliminar
  11. 13 y medio aunque han habido un par de parones (rollo Formula, entrar en boxes, repostar gasolina y volver) y sí mola mucho. Y más cuando de esa mirada, han salido dos enanos tan guapos.
    A qué te ha ganado a ñoño?

    ResponderEliminar
  12. A mí también me encantan los regalos!!! Sobre todo hacerlos, disfruto muchísimo pensando que le puede apetecer, dando vueltas por las tiendas, envolviéndolo, preparando la tarjeta... Pero si piensas que JC me va a regalar un 2.55..., me parece que esta vez no va a ser... Tendremos que esperar a Reyes :) (no, no pierdo la esperanza, se qué alguna vez tendrá que ser)
    Más besos, guapo!

    ResponderEliminar
  13. Sandler, me encanta!!! Nada de ñoño, es que el amor es así, pavillo :) Audrey tiene que estar feliz contigo! Y con churumbelillos y todo, que guay. Soy tan nueva en esto del blog que siento que me he perdido un montón de cosas que habeis contado y me da una rabia que no veas. Entonces empiezo a leer entradas antiguas, pero aparecen entradas nuevas y me pica la curiosidad, me engancho, y adios de nuevo a las antiguas. Pero ya me pondré al día (tengo toda la vida por delante :)
    Más besos!!!

    ResponderEliminar
  14. Me gustó la anécdota, por la pelicula no pregunto porque claro, ¡no la viste!

    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Me parece fascinante llevar tanto tiempo siendo tan jovenes!! es precioso!
    Me alegro y que dure hasta siempre si es posible
    Un besazo

    ResponderEliminar
  16. Muchas felicidades a ambos, a ti por el morenazo guapísimo y a él, por tenerte a ti! :)

    QUe sigáis muy felices ya, pa siempre total!!!!

    Besetes a ambos!

    ResponderEliminar
  17. Jo, con lo bonita que ers la historia y la angustia con la que la he leído... Tengo un buen puñado de dioptrías. Yo tampoco iría con gafas a una cita. Pero... sin lentillas???? ains, qué mal rato he pasado jajajajaja. Bueno, a lo que iba, enhorabuena por todos esos años, da un poco de confianza en el amor y esas cosas...

    ResponderEliminar
  18. Ayy, yo también soy una romanticona en el fondo...qué mal nos hizo CandyCandy...jajaja. Felicidades por el aniversario!!!!

    1besico!

    ResponderEliminar
  19. Pilar, era Full Monty, y vimos poco, sí :) Un beso, guapa!

    Celia, que no soy tan joven :) Antes de conocer a JC salí con una fauna chunguilla (me gustaban los que eran un poco canallas), pero con él todo fue bien desde el principio. Yo creo que sí que va a ser para siempre. Muchos muchos besos!

    Fle, muchas gracias!!! Eres más guay que todas las cosas :) Besetes para ti también!

    ResponderEliminar
  20. Exter, entonces tú sabes lo que es ver sólo bultos :) Con el tiempo hasta acabas reconociendo que bulto es cada cual. A mí las lentillas me tenían amargá, con conjuntivitis cada dos por tres (lo de dormir con ellas no ayudaba, claro). Mil besos, guapa!!!

    Fiona, muchas gracias! Candy Candy fue el primer culebrón de la historia, y ninguno ha estado a su altura (que forma de sufrir, madre mía :) Un puñado de besos!!!

    ResponderEliminar
  21. Debes agradecérselo a Ramón y a Adela, porque si Ramón se hubiera llamado también JC y Adela se hubiera llamado como tú jamás te hubieras reecontrado con JC.
    Felicidades ;)

    ResponderEliminar
  22. JOoooder 21 comentarios?? Pero cuándo has publicado??, que anoche no me salía!!!!

    Jajajajajaj Ramón debió de flipar, por cierto no echaste un vistazo a ver cómo era Adela? me picaría la curiosidad... porque tú no llevabas gafas... pero él...

    ResponderEliminar
  23. holaaaaa lili cariñitooooooo pero que ratito mas agradable me has regalao con tu historia jajajja ma gustao te hechaba de menos pero he estao malita cariño y solo entraba a publicar una mijita na masss y es que ya estoy en el otro embrujo te dejo la dire el que tengo pocas amistades lo dejé pa recetas de cocina feliz dia besitossssssss

    http://embrujo-calaita.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  24. Doctora, es cierto! Y siempre me quedará la duda de cómo le habrá ido a ellos :) Un besazo!!!

    Pepinillo, que guay verte tan recuperada!!! En la foto estás guapísima! Chica no, no vi a Adela, porque de momento que localicé a JC me quité las gafas y ya no vi nada más durante el resto de la tarde :) Mil besos!!!

    Embrujo, me voy para tu blog en un ratillo. Espero que ya estés recuperada. Un puñao de besos!

    ResponderEliminar
  25. Ayyyy, que entrada mas romántica!! Enhorabuena por ese aniversario, y que sean muchos mas!!

    ResponderEliminar
  26. Me chifla tu blog!!!! ¿En serio has encontrado un chico con el que pasar 14 años de tu vida sin aburrirte? ¿Cómo lo has hecho? ¿Tiene hermanos?
    Besos

    ResponderEliminar
  27. Hola! leí en una página que tu blog no se actualizaba, seguís con ese problema? a mi desde hace 3 meses me pasa lo mismo y no sé que hacer :/ si me ayudas te agradecería muchísimo! Un besito ♥

    ResponderEliminar
  28. Madre mía, la que le ha caído a JC! Un santo varón

    ResponderEliminar
  29. Me ha molado mogollón cómo conociste a JC. Creo que deberías insistir un poco más con lo del bolso y lo conseguirás, no desfallezcas,(lo siento, JC)XD.

    ResponderEliminar
  30. Ay, me has tocado totalmente la fibra romántica cuando he leído "JC", ¡me ha encantado! Felicísimo aniversario, os conocisteis de la manera más graciosa, para que luego dudemos del destino, ¿eh?
    Yo también me operé hará diez u once años, y estoy contentísima, porque lo mío era romper las lentillas al quitármelas, se ve que soy muy bruta y las pellizcaba y acababan siempre rajadas por medio.
    Sigo pillada con vuestro romance... ¡viva el romanticismo y las confusiones que acaban bien!

    ResponderEliminar
  31. Pués...¡Feliz aniversario!
    Y...espero que tu chico siga tan guapo como antes,porque dicen que los hombres con el tiempo ganan...
    -dinero
    -canas
    -barriga...etc...
    En fin que lo cuides mucho..jajaja
    Un beso.

    ResponderEliminar
  32. Pues sinceramente Lili, me imaginaba otro final.Demasiado clásico para ti, jaj.

    Si es vuestro aniversario, enhorabuena. Ese Chanel ... ya te fale.


    Un besazo!!

    ResponderEliminar
  33. OOOOOOOOOOOOOOOhhh Que bonito Lili...felicidades por esa relación...hoy día no es tan fácil conseguir eso, me das una envidia tremenda!!!! Espero que acumules como mínimo otros 14.
    Besos mil

    ResponderEliminar
  34. Un post lleno de buen rollo.
    Felicidades!

    Salu2

    ResponderEliminar
  35. Isa, muchas gracias! Echando cuentas, yo creo que todavía nos quedan 50 aniversarios más (por lo menos :) Un besazo, guapa!

    Barbi, bienvenida!!! Sí, lo que lees, catorce años con el mismo y nada de aburrimiento. Tiene un hermano, pero me temo que ya está casado (y con Jon, que es un sol, y un chico, con lo que cero posibilidades :) Besos para ti también!

    Mi mundo irreal, que rollo, tres meses! La chica de google que me ayudó me dijo que el problema era que yo escribía en word y luego lo pegaba en el blog y eso daba un error. Me dijo que copiase la entrada en el blog de notas y luego, desde ahí, la copiase en el blog. Espero que te sirva. Un beso.

    ResponderEliminar
  36. Agroman, bienvenido!!! Y de santo varón, bueeeno, es un tío guay, pero no te creas, que tiene sus días :) Un beso!

    El Ese, que guay verte por aquí!!! Crees en serio que el bolso será mío algún día? Leerte me llena de esperanza :) Besos, guapo!

    Jana, ya ves, nos conocimos en un bar, luego casi no nos encontramos en el cine, pero al final... Juntos para siempre, bien!!! Millones de besos!!!

    ResponderEliminar
  37. El canto de la luna, jajaja! JC ha ganado alguna canilla (pocas por ahora, y le dan un toque muy sexy), pero poco dinero (razón por la que el 2.55 se resiste como regalo) y poca barriga (sólo una ligera gordura, que dice él :)Mil besos, guapa!

    Yum, algo tenía que ser normal en mi vida :) El 2.55 no cayó (yo no desisto, que reyes está cerca), pero sí un vestido precioso. Muchos besos :)

    ResponderEliminar
  38. Metamorfosis, muchas gracias! Nada de catorce, yo calculo que cincuenta años más :) Besos mil para ti también!!!

    Toni, muchas gracias! Y me alegro de tu visita :) Besos!!!

    ResponderEliminar
  39. Un final muy cinematográfico. Me ha gustado mucho la historia y cómo la has contado.

    El apartado de la ceguera me ha recordado una noche, por esas fechas más o menos, en la que estuve unos minutos intentando averiguar en un pub, delante de los baños cuál de los dos muñecos de las puertas era el de hombres, llegó una chica y se lo pregunté, también recuerdo que era rubia y que me entraron unas ganas locas de aplazar la necesidad que me había llevado allí para intentar ligar, pero desgraciadamente la historia no acabó igual (que yo recuerde).

    Un beso.

    ResponderEliminar
  40. Había escuchado historias acerca de desencuentros como ése que terminaron bien con la pareja equivocada, pero primera vez que escucho una como la tuya.

    Catorce años. Ahora se entiende la paciencia de JC: hace tiempo que sabe cómo eres... ^^

    ResponderEliminar
  41. ¡¡¡Buenísimo!!! Me he partido de risa leyéndote. Y que sepas que El Ese lo que tiene es mucho morro y poca vergüenza, que la fijación que tienes tú con el 2.55 la tengo yo con un anillo con un pedrusco enorme, pero oye, que no hay forma, también catorce años después XD.

    ResponderEliminar
  42. Vaya historia mas bonita!!! Yo siempre he pensado que los amores para toda (o casi toda) la vida no se podrians encontrar de fiesta por las discotecas/bares, pero me equivocaba.
    Feliz aniversario! y que dure...
    Besos!

    ResponderEliminar
  43. Lili!!!, enhorabuena!, por J, por los 14 años, y por la genial forma que tienes de contarlo todo!
    un beso castaña!!!!,jejeje

    ResponderEliminar
  44. (2nd intento... es que blogger hoy está juguetón)

    decía que muchas FELICIDADES!!
    que entiendo lo de las lentillas, yo no voy sin ellas ni al baño!!, y para acabar me preguntaba si lo de Ramón con Adela iría bien...

    un saludo

    ResponderEliminar
  45. Walden, muchas gracias!!! Y si la rubia se escapó, seguro que llegó otra mejor :) Un besazo!

    :(, JC se entrena a diario (y ya tenía experiencia, porque a Anestesia sólo es capaz de aguantarla él). Muchos besos!

    Doctora Anchoa, a por ese anillo!!! Yo lo estoy dando todo por el 2.55, y el que la sigue la consigue :) Besos, preciosa!

    ResponderEliminar
  46. Valenciana en Dresden, muchas gracias! Ya ves, en un bar (y cutre). Besos para ti también!

    Merluca, muchas gracias, guapa!!! Millones de besos :)

    Maria Oliver, estoy contigo!!! Imagino que como he llevado gafas desde los seis años hasta que me operé, quizás por eso les tenía más tirria, pero antes cegata que salir a la calle con ellas :) Muchos besos!!!

    ResponderEliminar
  47. Madre mia como pasa el tiempo... enhorabuena por el aniversario y muchos besos (ponle tu esa entonacion que tanto nos gustaba) para mi compi Lily y su estupendo JC. Que sean muchos años mas. El pequeño M y yo cumplimos 13 hace poco y ya vamos a por el tercer churumbel.
    Cuando nos tomamos una en La Trama por los viejos tiempos? Jajaja.
    Besitos de Bobadilla's girl.

    ResponderEliminar
  48. Jajajaja, qué bueno! Siempre he pensado que eso me podría pasar agún día pero jamás pensé que algo así podría dar lugar a una relación de 14 años… precioso!

    No te merecías menos!

    ResponderEliminar
  49. jo...que bonito lili....snif....me se saltan las lágrimas....¿qué peli vísteis? la recuerdas?

    ResponderEliminar
  50. Sí, fue guay! Vimos Full Monty (aunque ver, lo que se dice ver, vimos poquillo... :)

    ResponderEliminar

Soy una chica valiente, soportaré lo que tengas que decirme.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...