viernes, 11 de noviembre de 2011

Lili al volante, peligro constante

    —Lili, ya sabes que te puedes apuntar a la autoescuela cuando quieras —dice mi padre, generoso.
    —Sí, gracias, ya veremos —y soplo las dieciocho velas de mi tarta de cumpleaños.
    
     Tres años después:
    —Lili, cielo, te vendría bien tener el carnet de conducir, que nunca se sabe cuándo lo vas a necesitar —comenta mi madre, mientras echamos un vistazo a la sección de cine clásico de Fnac.
    —Puede que el mes que viene —o el siguiente, o al otro…
   
     Cinco años después:
     —¿Has pensado en sacarte ya el carnet? —me pregunta mi padre por teléfono—. Tu hermana Eli se ha apuntado a la autoescuela y podríais ir juntas.
     —No sé, papá, no me veo conduciendo. ¿Puedo cambiarlo por un 2.55?
  
      El domingo pasado:
     —JC, ¿nos vamos a Las Rozas Village a dar una vueltecilla? —propongo, estirándome en el sofá para espabilarme.
     —¿De compras un domingo por la tarde? —me dirige una mirada asustada—. ¿Y tan lejos? No, no, no, no…
     Lo pienso detenidamente y siento que ha llegado el momento. Voy a tomar las riendas de mi vida, voy a ser una mujer completamente independiente,  moderna y segura de mí misma (esto me suena que lo he leído en algún libro… ¿Bridget Jones, quizás?). Voy a sacarme el carnet de conducir. ¡Bien!
     
     Ahora estoy en el asiento del conductor de un Peugeot con un hombre moreno de aspecto despiadado que no deja de hablar:
    —Pedal izquierdo, embrague; medio, freno; derecho, acelerador. Éstas de aquí son las marchas: primera, segunda, tercera…
     Uy, uy, como me diga tantas cosas de golpe no me entero. ¿Qué pedal es el acelerador? Porque yo ése ni lo rozo.
     —… el freno de mano. Para comenzar la marcha tienes que asegurarte de que está quitado. Coloca bien los retrovisores —se calla de repente y me dirige una mirada feroz—. ¡Venga, colócalos!
     ¿No están bien? Les doy un par de golpes para disimular y espero.
     —¿Ves el final del coche por el espejo de la izquierda? —me pregunta con impaciencia.
    ¿Debería verlo? Hago un ruidillo con la garganta que no me compromete.
    —¿Y tu posición es correcta con respecto al volante, de acuerdo con lo que te he explicado? —la irritación comienza a notarse en su voz.
     Hago examen de conciencia y no recuerdo nada del volante. ¿Cuándo ha hablado de eso? Guardo un silencio a medio camino entre el susto ligero y el pánico.
     —Pues arranca —dice, mirando al frente—. ¡Vamos, arranca!
     —¿Que arranque? ¿Cómo? —¡este tipo está loco! —¿No deberíamos repasar lo de los pedales y eso? —le insinúo atemorizada.
     —Izquierda, embrague; centro, freno; derecha, acelerador. Recordado. Y ahora arranca —gira la cabeza y clava en mí dos ojos desalmados—. ¡Ya!
     —¿No podría escribírmelo en un papel y ponerlo aquí? —y le señalo el salpicadero. Los nervios paralizan mi memoria, y este hombre me está poniendo histérica.
     —Gira la llave y arranca —contesta despacio y con voz contenida—. ¡En marcha!
     Sin darme cuenta le doy una vuelta a la llave y el coche comienza a andar. ¡Ay, madre!
     —Vigila los tres espejos continuamente, y no quites la vista del carril —me ordena.
     ¿Y eso cómo se hace? ¡Necesito cuatro ojos con visibilidad independiente! ¡Y sólo tengo dos, que encima miran a la vez! Me estampo, fijo que me estampo…
     —… recuerda que si miras el obstáculo, irás directa hacia él —y señala una furgoneta aparcada en doble fila.
     Por supuesto que la miro, y mucho, además. En el último segundo un giro de volante de mi profesor impide el impacto.
     —¿Por qué miras? —grita, indignado.
     —¡Porque la señalas, pedazo de animal! —le contesto mentalmente. En voz alta sólo suelto un “¡¡¡que me estrello!!!” que seguro que has oído. Sí, aunque estés en Barcelona, en Galicia, o en Valencia.   
     —Vista al frente y gira a la derecha. ¡Pero mete segunda! —no, las dos cosas a la vez no. Primero giro a la derecha… —. ¡A la derecha, no a la izquierda! ¿No ves que es dirección prohibida? ¡Para!
     Piso el freno y oigo ruido de neumáticos y miles de cláxones detrás.
     —¡Aquí no! —chilla mi profesor, transformado en un demonio colorado y con el pelo encrespado—. ¡No puedes parar aquí!
     —¡Pero si me ha dicho que pare! —replico, totalmente alterada.
     —¿Qué te he dicho que pares? —me observa fijamente e insiste —. ¿Qué yo te he dicho que pares? ¿Aquí?
     No, no puedo. Esto es demasiado, y más ahora que estoy entrando en una época zen de ausencia de reclamaciones y peleas y cosas de esas. Me quito el cinturón y abro la puerta.
     —¿Dónde vas? —me pregunta a voces—. ¡La clase aún no ha terminado! ¡Sube al coche inmediatamente!
     Ni de broma, que este tipo es un psicópata. Además, estoy tan nerviosa que me va a dar un ataque. Necesito encontrar un sitio en el que poder calmarme.
     —¡Vuelve al coche! —oigo la voz airada detrás de mí. No pienso contestarle. Igual mañana, en frío, voy a la autoescuela y les pido explicaciones de por qué tienen a una imitación de Hannibal Lecter dando clases de conducir. Y luego me voy al juzgado y lo denuncio por loco.
     Pero eso será mañana. Ahora necesito volver a encontrar un poco de paz interior, y allá a lo lejos veo el lugar perfecto.
     ¿Cómo dices? ¿Yo, a una Iglesia?
     ¡Qué cosas tienes! Estoy hablando de Zara… 

74 comentarios:

  1. jajjaja... Tranquilaaa...a mi me pasó algo parecido, pero se supera. Es más yo tardé 2 años en sacarme el carnet, y estuve muchas veces a punto de abandonar, pero lo conseguí y tu también podrás, y ahora no lo hago nada mal ehh!!!Eso si, si el profesor te toca los c......, que te cambien y punto, ahí si que haces bien en reclamar, que vas que tener que aguantarlo bastante tiempo!!! Animos hermosaaaaaa

    ResponderEliminar
  2. Volbo, si me gritan yo me bloqueo y el tipejo me puso atacá. No sé si dejarlo para dentro de un tiempecillo; lo malo es que ya he pagado la matrícula... Eso si, o me cambian al profesor o me sacan de la cárcel cuando lo estrangule :) Un millón de besos!!! Y gracias por tus ánimos!

    ResponderEliminar
  3. jajaja, me encanta la retransmisión de la clase!

    Los profes de autoescuela son muy suyos, muy de gritar "¡no te agarres al volante!" y cosas así. A todos nos ha pasado. Son gente nerviosa por naturaleza.

    Mi consejo es que mantengas la calma (qué fácil ¿eh?) y recuerdes que es muy dificil que choques: entre tus nervios y su experiencia (seguro que ha tenido muchos alumnos kamikazes) es casi imposible chocar. Y sobre todo, que esas sensaciones que tienes tú la hemos sentido todos (qué risa cuando has comentado la sensación de la primera clase, cuando te dice "arranca" y el coche empieza a andar). Seguro que dentro de poco conduces perfectamente, es cosa de práctica.

    ResponderEliminar
  4. Ay, Tarambana, no sé que decirte, que yo me estampaba hasta con la bici. Pero aguantaré (porque ya he pagado, no te creas, que si me devolviesen el dinero...), y cuando me saque el carnet, para celebrarlo, me voy a hacer un superregalo. Eh!, es una idea buenísima!!! Puedo insinuarle a JC que me vendría bien un coche y así igual ve con mejores ojos y hasta bien de precio lo del 2.55. Incluso puede pensar que es una ganga!!! (últimamente estoy obsesionadísima con él) (con el bolso, no con JC :) Un montón de besos!

    ResponderEliminar
  5. Si te entiendo Lili, a mi también me gritaba y me sentaba fatal y a mi hermana le pasó lo mismo, por eso te digo que cambies de profe y si no pues piensa en ti y nada más que en ti!!! no dejes que un profesor cebolleta y amargado te arruine tu oportunidad de conseguir el 2.55 jeje..besitosss

    ResponderEliminar
  6. Volbo, ¿por qué no me puede decir "señorita, gire usted a la derecha" con calma y educación? Así seguro que lo habría hecho mejor!!! Sí, voy a continuar porque la idea del regalo (que me ha venido así de repente) es genial!!! Y no le veo ningún fallo (salvo que no me saque el carnet, pero tengo toooda la vida por delante :) Más besos, guapa!!!

    ResponderEliminar
  7. Jajaja, menos mal que mi profesor de autoescuela era amigo mío, porque hubiera acabado como tú,jajaja. Yo odio los coches, procuro coger el mío lo menos posible, me altera de los nervios, no comprendo cómo la gente dice que se relaja, será que se encuentran alterados cuando caminan, porque no logro entenderlo. Entre mi coche y yo, mantenemos una guerra sin cuartel, el muy ingrato en el plazo de dos semanas se vengó de mí dejándome tirado dos veces, hace poco. Yo prefiero ir caminando a todos los sitios, pues poseo dos piernas resistentes que pocas veces me fallan, no como el maldito vehículo. No te queda más remedio Lili que seguir con el suplicio. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  8. Ayy como te entiendo LiLi tuve que cambiar de profesor de autoescula, porque no soportaba la manera de decirme las cosas.Horrible me hizo perder mucho tiempo. Así que no lo dudes si ves que no te habla bien. No lo dudes pide un cambio de profesor te ahorras tiempo y disgustos.

    Eso si cuando lo tengas! verás que gustito ir donde quieres cuando quieres, si depender de nadie.

    ResponderEliminar
  9. Seguiré, Españoleto, seguiré, pero ya sé que me va a pasar como a ti y que no me va a gustar nada de nada conducir. Si yo soy de andar!!! Pero me ofusqué con ir a Las Rozas Village y que JC pasara de mí, me lie la manta a la cabeza y ahí me tienes, en la autoescuela. Un beso enorme, guapo!

    ResponderEliminar
  10. Celia, al profesor me lo tienen que cambiar, porque ya le he cogido manía y un poquillo de miedo(no descarto que esté loco de verdad, que no te imaginas como me gritó el muy pirado). Lo de la independencia mola (si me atrevo a coger el coche sola...), pero no me digas que no mola también la idea del regalo :) De todos modos, en serio que creo que no me va a gustar (cómo me va a gustar, si en mi primer contacto con un coche he tenido a un psicópata sentado al lado!). Un besazo, guapa!!!

    ResponderEliminar
  11. Te estás autosaboteando, lo sabes ¿verdad?

    Lili, tú puedes, quizás no lleves a Fernando Alonso dentro de tí, pero puedes al menos "pasear a Miss Daisy".

    Una tila, ropa y zapatos cómodos y a al pilotaje...

    ResponderEliminar
  12. Yo también pertenezco al club de las conductoras rezagadas, con 33 y aquí me tienes todo el día dependiendo del transporte público, de taxis y de mi churri, pero yo ya desistí, después de pagar 2 matrículas y abandonar antes de la primera práctica. Por lo menos tú le has echado valor...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. JC:
    Lo que le espera a ese profesor de autoescuela.

    ResponderEliminar
  14. Pilar, es cierto, tengo una mentalidad negativa con respecto a conducir, pero es que el profesor era muy bicho!!! (y no lo digo en plan "es que la seño me tiene manía", que lo digo de verdad :). Tengo todo el fin de semana para darle la vuelta al asunto en mi cabeza y pensar en el coche como en un amiguillo pacífico y no como una bomba de relojería entre mis manos... No sé si me dará tiempo, en este momento creo que necesitaría un siglo. Un besazo!!!

    ResponderEliminar
  15. Raquel, ya te contaré si triunfo, que la cosa está dificililla... Un besazo, guapa!!!

    ResponderEliminar
  16. JC, guapo, todo el mundo coincide en que es supervaliente por mi parte sacarme el carnet, y que si lo consigo me mereceré un premio de los buenos. No, no hace falta que leas los comentarios, ¿es que no te fías de mí?.
    Un beso, pequeño ;) Espera, que voy al salón a dártelo en vivo...

    ResponderEliminar
  17. jajaja me recuerda a cuando yo me saqué el carnet de conducir... La teórica a la primera... Y justo un año después, al cuarto intento, por fin me lo saqué!
    En 3 años que hace que lo tengo he cogido un coche máximo 2 veces!!!
    Puede que algún día me vea en la obligación de coger un coche, mientras tanto... VIVA EL TRANSPORTE PÚBLICO ó LA GENTE QUE TIENE COCHE Y LE GUSTA CONDUCIR! ;)

    Un besote guapa!!!

    ResponderEliminar
  18. Cristina, a la cuarta está superbien! Mi hermana Eli se lo sacó a la quinta, aunque el récord lo tiene mi otra hermana, que cuando suspendió por sexta vez dejó de informarnos de sus fechas de examen y al cabo de muuuuuucho tiempo nos dijo que había aprobado (mi padre sospecha que se lo ha inventado, porque nunca conduce :) Millones de besos!!!

    ResponderEliminar
  19. Pregunta de novato: ¿qué es eso del 2.55?

    ResponderEliminar
  20. ¡Pero que grande eres! Que conste en acta que te sigo con auténtica devoción desde que nos encontramos en la boda, aunque este sea mi primer comentario. Un beso, y muchas felicidades por el blog.
    P.D. No te agobies por el conducir. Ya sabes que el binomio coche-mujer no suele funcionar bien :)

    ResponderEliminar
  21. Jajajajaja, me he acordado de mi primera clase de conducir, y de hecho al principio tb creía q mi profe estaba chalado. En mi autoescuela había 2 profes: uno dcían q era majísimo y super buen hombre y el otro q estaba faltao y era un acelerado de la vida. Adivina cuál me tocó... mi cara cnd me dijeron el nombre creo q pasó x todos los colores del mundo!! y en la primera clase... las mismas instrucciones q tú!! bueno, en realidad yo hasta pregunté si me tenía q sentar de piloto, xq me esperaba q me llevaran a algún sitio dnd no pudiera liarla, xo nada, no coló. y al momento, me tocó arrancar!! madre q nervios!!!! ( y q chapa te estoy soltando).
    En resumen, al final le cogí el tranquillo, mi profe era la caña (le gustaba mucho pisar el acelerador xo es un encanto y un cachondo), aprobé a la primera y después de 2 años de tener el carné y no llevar nunca el coche, he tenido q cogerlo ahora para hacerme cada día 100km para ir a trabajar, así q estoy muy contenta :D
    muchos besos de ánimo, ya verás como la cosa sale muy bien!

    ResponderEliminar
  22. Los profesores intentan sacarte el dinero y hundirte la moral para que no te presentes a examen, pero no te preocupes, en cuanto te sientas preparada tu confía en ti y examínate!
    Ya nos informarás como te ha ido:)
    Las primeras clases siempre son caóticas, pero luego lo haces sin pensar, conduces tan fácilmente como pestañeas:D

    Un besazo y suerte

    ResponderEliminar
  23. Tienes que pedir que te cambien de profesor, nena, aunque tardes un poco más en empezar las prácticas, hay gente que da asco tratarlos, yo tuve suerte pero sé de casos en los que hasta pesadillas años después, no te digo más. Dan ganas de estrellarse nada más que para putearlos.
    La peor experiencia que tuve yo al sacarme el carnet fue en la general, que se nos atravesó de pronto un perro y, claro, el instinto, giré y ¡nos íbamos contra un camión! El profe me dio un volantazo y se pasó los 24 kilómetros que faltaban hasta Córdoba gritándome y diciéndome que si hay que matar a un perro, se mata y p'alante, y yo pensando: "no vengo más ni muerta"... pero al final no lo dejé, por lo del dinero que ya has pagado, que eso quema mucho, pero cuando veo un perro voy frenando y a 10 hasta que lo sobrepaso. Qué horror, por Dios.
    Ánimo, preciosa, a ver si te cambian, y si no, tú piensa: "2,55, 2.55... y cuando apruebes ¡exige que te lo regalen, o regálatelo tú, que te lo has ganado!

    ResponderEliminar
  24. Tengo un amigo que paró en seco cuando iba con su profesora de autoescuela, se volvió hacia ella y le dijo:
    - Eres antipedagógica - Creo que eso le jodió más que si la hubiese llamado “hija de puta”
    Además ¿ya tienes el teórico? Si ya has superado medio camino no tiene sentido dejarlo por un tarado como ese… seguro que al final lo consigues y sin malos ratos.

    Kisses

    ResponderEliminar
  25. Así que eras tú la que el otro día se bajo de un coche en plena M-40, ¿no? :P
    Mi padre (transportista de profesión y amante de los coches) siempre me dice que el carnet de conducir es bueno tenerlo en el bolsillo, aunque no lo uses, así que entiendo esa insistencia familiar, pero me da mucho yuyu...
    De hecho, ahora con el curso de almacén estoy planteándome muy seriamente faltar a las clases de conducir carretillas... porque como me ponga nerviosa puedo matar a alguien.
    Sea como sea, si estás decidida a sacártelo no dejes que un maniaco frustre tu sueño :)

    ResponderEliminar
  26. jejejejejeeejje que recuerdos!!! jejejeje.

    Perno nena, animate y adelante con el coche... ya verás luego la independencia que da,,, y que luego no vas a poder vivir sin él! A mi me pasa!

    Besicos y ánimo.
    Buen finde

    ResponderEliminar
  27. Oinnn, no entiendo pa qué meten gente que no tiene paciencia a dar clases de algo tan importante, coña.

    Yo le habría soltao algún improperio, fijo, y le habría tirao del pelo y me habría puesto a llorar y a decirle que iba a denunciarlo por malos tratos o algo.

    Yo debería sacármelo un día de estos también, que ya me toca, pero joooor, entre la pereza y tu experiencia, qué bonitos son los autobuses, oiga! :P

    Besos!

    ResponderEliminar
  28. Tarambana, el 2.55 es una obra de arte, una maravilla, un sueño! Y un bolso (he puesto la foto en el margen derecho :). Un besazo enorme!!!

    Jacobo 70, bienvenido!!! Me parece que te sitúo, ¿quizás tu madrina es quien creo que es? Que guay que te guste el blog!!! Yo no sé si lo del trinomio coche-mujer-desastre es general (JC está de acuerdo contigo, y mis cuñados también...), pero en mi caso es que tengo tan desarrollado el lado imaginativo y creativo del cerebro, que queda poco para el lado racional y espacial :) Y claro, me estampo fijo! Un beso enorme, guapo!

    Cristina, ¿ese hahaaaa es bueno? Un besazo!

    ResponderEliminar
  29. Vane, ¿en serio ese momento llega? ¿No es una leyenda urbana? No me imagino conduciendo tan tranquila, pero confiaré en ti (hoy estoy más positiva que ayer :) Un montón de besos!!!

    Guau, Oji, a la primera!!! Que fuerte!!! ¿Y después de dos años no se te ha olvidado? Tía, cuanto vales! Y de chapa nada, que me encanta leerte, guapa. Mil besos!!!

    ResponderEliminar
  30. Jana, que susto con el perro!!! Y que poco comprensivo el profesor, ¿cómo lo vas a atropellar así, en frío? Si no lo ves, es una cosa, pero viéndolo, hay que tener mucha sangre fría y yo habría hecho como tú. Me anima mucho leer que al final te sacaste el carnet :) Lo del 2.55 me motiva una barbaridad, sí! Montones de besos, guapa!

    La gata Roma, que voy a tener el teórico! Pero como soy tan ansiosa y las diez primeras clases son gratis, pues dije, ea, todo a la vez. Besos para ti también!

    Doctora, tienes que conducir la carretilla, que las entradas van a ser geniales!!!!! Además, si tu padre es un amante de los coches, algo se te habrá pegado seguro :)Y bueeeno, mi sueño no es exactamente tener el carnet (fue un yuyu momentáneo provocado por la ansiedad de ir a un centro comercial y que JC no quisiese llevarme), pero ya puestos, seguiré p´alante. Más besos, rubia peligrosa!!!

    ResponderEliminar
  31. Sra. T. no creo que me llegue a gustar mucho (esas cosas se notan desde el principio, y no hay feeling entre el coche y yo), pero lo conseguiré!!! Besos y feliz finde, preciosa!!!

    Fle, si te apuntas ahora nos lo podemos sacar juntas y apoyarnos vía blog!!! Pero comprendo tus dudas, que yo también soy feliz con el bus, el metro y sobre todo andando :) Muchísimos besos, guapa!!!

    ResponderEliminar
  32. ¡¡Jope, que peligro tienes conduciendo!! Ja ja ja ¡¡Y cuantos comentarios, que envidia, ja jaja. Aqui que llega una seguidora nueva. ¡¡Nos vemos, Lili!!

    ResponderEliminar
  33. Ja,ja,ja...¡Me situaste a la primera! Y yo os he situado a los demás, claro,...ja,ja,ja. ¡Por supuesto que me gusta el blog!, no sabes cómo me divierto con esa vida que llevas, que es un no parar. La crónica del viaje a París con JC y tu cuñado es una pieza de antología. Un besazo, guapa, y paciencia con el carné.
    P.D.¿No estaría bien que JC te sorprendiera con alguna cosilla de Chanel para motivarte?..Nooo, el 2.55 no, ese lo reservamos por si lo sacas a la primera.

    ResponderEliminar
  34. Nerea, que alegría verte por aquí! Sí que soy peligrosilla... Un besazo enorme!!!

    Jacobo70, eres tú, bien!!! Apoyo tu idea: la motivación es importantísima a la hora de sacarse el carnet! Ahora sólo tengo que conseguir que esa idea aparezca en la mente de JC y germine... Mmmmm..., parece difícil, pero yo soy una chica de recursos:) Mil millones de besos!!!

    ResponderEliminar
  35. Me encanta tu blog además me has recordado a mí porque me estoy sacando el carnet y en nada me presento al examen práctico jeje :D.

    Besos =).

    ResponderEliminar
  36. lilita... no sabia que fueras cafre :P
    besote!!!

    ResponderEliminar
  37. Yo intenté sacar el carnet el verano de mis dieciocho años. Con el teórico no tuve problemas, pero del práctico me examiné tres veces y todas ellas suspendí. Abandoné y hasta hoy... Es mi asignatura pendiente, pero algún día lo tendré!

    Un beso y feliz domingo:)

    ResponderEliminar
  38. Aprender a controlar un vehiculo es dificil al comienzo pero no imposible, sacar el carnet es facil aunque puede ser que requiera de varias oportunidades hasta aprobar, creo que lo dificil una vez que lo sacas es manejar con precaucion atencion y conciencia durante toda tu vida, sin cuasar accidentes, respetando las señales y las leyes, lamentablemente uno no nace sabiendo habra cosa que aprenderas con el tiempo lo importante es reconocer que el auto no solo es un medio de transporte si no que mal usado puede convertirse en una maquina mortal. Sigue adelante por que manejar es muy lindo, saludo

    ResponderEliminar
  39. Jajaja. Que recuerdos los de la autoescuela. Yo creo que podría escribir un libro con todo lo que me paso. Por eso, te recomiendo paciencia y que sigas escribiendo un blog tan fantástico. Me he reido mucho leyendo todas las entradas. :)

    ResponderEliminar
  40. Jejejeje! Dios mío, no sabes lo bien que te entiendo! Yo me he sacado el carnet taaaarde, taaaarde y por puro coraje ante la insistencia popular! Así que ánimo, ánimo guapa!!!

    Un besote!

    ResponderEliminar
  41. Joder, con el chorro de comentarios que hay que no pienso leer no sé si me repetiría con el mío. Mmmm, ¿está mal reirse con las angustias puntuales ajenas? ¿y si son contadas de forma graciosa aposta sigue estando mal?
    Jo, espero que superes los primeros desconciertos y le cojas el truquillo porque conducir molaaaaaaaaaa, y no necesitar a nadie mola mucho más ;)

    ResponderEliminar
  42. Jaja mucha suerte en tu aventura :)
    un besillo

    ResponderEliminar
  43. Jajaja, me parto contigo Lili. A mi nunca me gusto conducir (sigue y seguira sin gustarme) pero como me lleva a los sitios pues me aguanto y conduzco. Eso si, lo de sacarse el carnet sonaba a suplicio para mi, asi que me puse las pilas y en 15 dias me lo saque (teorico y practico seguido), y a otra cosa. Despues de 7 años sin tocar el coche me tuve que apuntar a la autoescuela otra vez, VOLUNTARIA!!, porque ya no podia llevar la L y me veia como un peligro para mi y para el resto de la sociedad... ahora conduzco estupendamente, y hay semanas que caen mas de 1.000 kms, aunque siga sin gustarme y aprovecho cualquier ocasion para dejar que me lleven, jejeje. Besitos guapetona!!
    Bobadilla's girl

    ResponderEliminar
  44. Lili eso me paso a mí. Un día iba en el coche con mi madre y lo pensé:

    “Lo pienso detenidamente y siento que ha llegado el momento. Voy a tomar las riendas de mi vida, voy a ser una mujer completamente independiente, moderna y segura de mí misma (esto me suena que lo he leído en algún libro… ¿Bridget Jones, quizás?). Voy a sacarme el carnet de conducir.”

    Y lo hice: me apunte a la autoescuela. Paradójicamente aprobé a la primera y ahora… soy un desastre con el coche. Algún día superare mis miedos, igual que tú. ¡Pero no olvides que tu puedes!

    Y, mientras tanto, como bien dices… Zara siempre será un buen remedio para calmar los nervios ;)

    PD: Tus diálogos son fantásticos. ¿Alguna vez te has replanteado escribir un libro?
    Un beso, ARN.

    ResponderEliminar
  45. 37 palos y sin carnet?? Estoy en cúéntame o qué? jajajaa...

    que tengas suerte;) luego no podrás vivir sin él!

    he estado a punto de firmar con mi nombre de verdad (algún día se me escapará)

    Sandler.

    ResponderEliminar
  46. María, bienvenida!!! Mucha suerte con el examen, ya me contarás. Un beso enorme :)

    Jo, no sabía lo que significba cafre, pero lo he buscado en internet y sí, un poquillo cafre sí que soy :) Un millón de besos, guapa!

    Mi casa de juguete, si retomas el carnet nos podríamos animar mutuamente! Más besos, preciosa!

    ResponderEliminar
  47. Osmosis, a mí en este momento me parece imposible estar pendiente de tanto espejo y encima de mi carril. Por favor, que sólo tengo dos ojos!!! Más besos :)

    Soy S, te has leído todas las entradas? Gracias!!! Cuando empecé a escribirlo no imaginaba que la gente pudiera llegar a leerlo y mucho menos a comentarme, y cada mensaje que me dejáis me da una alegría enorme :). Tendré paciencia (esto es difícil) y seguiré escribiendo (esto es guay). Un montón de besos!!!

    ResponderEliminar
  48. Bicho, ¿y te notabas con menos reflejos que si te lo hubieses sacado a los dieciocho? A mí también me tenía frita mi familia, sobre todo mi madre, con que me lo sacase. Gracias por los ánimos :) Otro besote para ti, guapa!

    Exter, no sólo no está mal, sino que esta superbien reirse de ciertas desgracias ajenas:). Ay, lo de que conducir mola, no sé, no lo veo claro... Igual si tuviese ya el carnet me gustaría, pero veo por delante taaaantas clases que me mustio. Ya te contaré, guapa. Un millon de besos!!!

    Clá, muchas gracias!!! Os tendré al tanto de mis avances:) Besos!

    ResponderEliminar
  49. Bobadilla´s girl, ¿en quince días????? No, sí eres la repera, que te conozco, pero es que eso es muy fuerte! Y mil kilómetros a la semana son un montón; si entre tus destinos está Madrid, dame un toquecillo, preciosa :) Un besazo enorme!!!!!

    ARN, ¿tú también aprobaste a la primera? Las chicas al poder!!! Si es que cuando nos ponemos no hay quien nos pare. Ésta es la mentalidad guay para afrontar la próxima clase, bien!!! En cuanto a lo de escribir una novela, en ello estoy (bueno, en publicarla, que escrita ya está:) Muchos besos!!!

    ResponderEliminar
  50. Sandler, Sandler, Sandler, aquí quería yo llegar... Cómo que treinta y siete años??????????? Que soy muchísimo más joven!!!!!!!!!!! Por cierto, ¿cuantos tienes tú? Fijo que más que yo,¡ja!
    En cuanto a lo de firmar con tu nombre, ¿en serio no te llamas Sandler? Entre nosotros, yo tampoco me llamo Lili :)
    Muchos besos, guapo!

    ResponderEliminar
  51. ¡¡¡Jajajaja!!! Mi profesor de autoescuela era algo parecido; una vez empezó a gritarme en autovía porque yo no pasaba de 80; me puse a 150 y no volvió a gritarme más XD.

    ResponderEliminar
  52. Hay Lili...a mi me tocó con el profe bueno o eso me decían...y al final perdía más los estribos que el otro. "Me caguen la luna cocci!" me pegaba unos sustos...ese señor me enseñó a circular con el coche pero quien me enseñó a conducir fue mi ex...he de reconocer que algo bueno sí que tenía, paciencia jaja!Conduzco muy bien por lo que dicen...bueno salvo cuando me cabreo, cosa que hace un montón que no ocurre...concretamente desde que he vuelto de mis vacaciones. ¿Por qué no le dices a JC que te lleve a un descampado para ir manejando los pedales y a meter marchas? Bueno tú dile que te lleve a un descampado para hacer cosas nuevas y ya está...XDD

    ResponderEliminar
  53. jajaja, sí, seguro que todos recordamos esos trances. Yo tenía una sonrisa triunfal en el primer examen, conduciendo divinamente cuando de pronto mi co-piloto pegó un frenazo con su pedal y me dice: "Ya vale, te has saltado tres semáforos, ¿no pretenderás saltarte este también?". Ya decía yo que había algo a lo que no miraba. Tuve que hacerme un croquis con todos los semáforos del recorrido del examen.

    Espero que encontraras la compensación espiritual- o material- necesaria en la tienda.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  54. Fíjate tú, yo tuve una profesora de autoescuela, yo siempre todo un Expediente X, cuela, jeje!! no es que sea un experto en conducir, me saqué el carné y tengo coche, lo cogo, pero prefiero que me lleven y no te digo a donde... jaja!!. Te dejo un beso conducido por mí...

    ResponderEliminar
  55. Mi profesor de la autoescuela creo que era familiar del tuyo...eso, o estaba cortado por el mismo patrón!! Yo tengo poca paciencia pero con18 tenía la mitad....resultado, le puse las pilas llamándole viejo amargado y diciéndole que no necesitaba gritarme que mi audición era perfecta! Que o me hablaba bien o me cambiaba de profesor! Y se relajó y yo también...
    Tienes el mismo templo zen que yo... :)

    ResponderEliminar
  56. Doctora Anchoa, eres una mujer de armas tomar! Bien por ti! Un besazo, guapa :)

    Eh, Cocci, que buena idea!!! Se lo plantearé en plan misterioso, para que vaya con una mentalidad más optimista. Vaya, es una idea genial!!! Besos, preciosa!

    Jajaja, Walden, me parto!!! Y tú tan feliz! No me extraña, porque los semáforos estresan una barbaridad :) Un montón de besos. Y sigue pendiente la peli de Annie Hall (no lo olvido:)

    Expediente X, existen profesoras??? No sé si no serán peores, que las mujeres, cuando somos malas, somos supermalas:) Acepto tu beso (viniendo de ti, espero al menos que sea del más allá) y te mando otro!

    ResponderEliminar
  57. Nikita, eso voy a tener que hacer: ponerlo en su sitio! Pero despues de lo que me pasó ayer (luego te lo cuento en una entrada) me da no-se-qué.
    Lo de Zara es maravilloso, ¿verdad? Yo es entrar y relajarme, todo en uno:)
    Muchísimos besos, guapa!

    ResponderEliminar
  58. Lili; soy un pelín más joven (uno menos) que tu (creo) porque al final con tanta broma de tu edad he perdido la perspectiva...

    pues Lili me encanta como nombre! No, no me llamo Sandler, tan sólo es un bonito apodo. Nunca me ha gustado mucho mi nombre (y hasta ahí puedo leer)...

    un beso;)

    ResponderEliminar
  59. Sandler, yo tampoco me pronuncio, porque estoy hecha un lío y no sé los años que me he quitado:) Lili es un nombre guay, sí! (lo he cogido de la serie Modern Family: la pareja de gays adoptan a una niña vietnamita preciosa que se llama Lili, y que me tiene conquistada).
    Te llamas Anastasio, quizás?
    Más besos!

    ResponderEliminar
  60. exijo saber cómo has conseguido ponerme edad...
    Anastasio? mm no. Ya que has conseguido ponerme edad, me voy a cuidar muy mucho de preservar mi nombre, jajajaja....

    ResponderEliminar
  61. No pienso decir nada, que luego me lías y acabo contando cosas... (se te da bien eso de sonsacar :)
    Más besos!

    ResponderEliminar
  62. me has dejado pillado con lo de consultar en un sitio y ver tu nombre y apellidos...no sé de que sitio hablas.

    En fin, no sonsaco tan sólo escucho y estoy atento!

    ResponderEliminar
  63. No te preocupes, que el tuyo no está (es bromilla, que no lo he mirado:). Se trata de un sitio de esos en el que hay un montón de blogs inscritos. Me han mandado un correo diciendo que me admitían y ponía: Lili y el mundo. Autor: mi nombre real. Pero ya lo he arreglado.
    Más besos!

    ResponderEliminar
  64. mm vaya he estado lento ahí. Prefiero seguir llamándote Lili;)
    Por cierto, bueno saber que eres abogada y economista, jajaja. No eres la única que investiga!

    ResponderEliminar
  65. Vale, Sandler, hacemos las paces y lo dejamos como está, que al final te vas a enterar de que no tengo 32!
    Y quien dice abogada dice licenciada en derecho, y cuando se habla de economista, podríamos entender contable. Pero quien escribe lo que escribe, no ve la diferencia:)
    Más besos, Poirot!

    ResponderEliminar
  66. Perdoonnnnnn soy lo peor, me leí la entrada con el mvl y se me pasó comentarla en casa.

    Que yo soy igual que tú, miedo me da que me hagan conducir, que no distingo la derecha de la izquierda. Pero ánimoooooo lo conseguirás!!!

    ResponderEliminar
  67. Pero Lili de mis amores, de mis entretelas y mis entrepaños… que no es tan difícil!!!

    Sabes? Antes vivía al lado de Las Rozas Village, iba andando y todo! Así estaba la tarjeta...

    ResponderEliminar
  68. Con lo fácil que sería ir a tu lado en el coche y tratarte con suavidad y dulzura... jajaja Iba a decir algo sobre cierto género y cierto transporte en el mismo conjunto, pero prefiero guardar un más que discreto silencio. Eso sí, mi amiga Nerea es la mejor conductora que conozco y mi conocido Fran, el peor.

    ¿Me llevarás un día a dar una vuelta? jajaja, pero antes te tengo que ver la cara!

    Un besazo, rechula!

    Y perdona mi demora, eso sí, te tenía presente, eh? Un último apunte: si bebes (chardonnay) no conduzcas...

    ResponderEliminar
  69. Pepinillo, guapa!!! No sé, no sé. Ya te contaré... Besos!

    Sí, Take, sí que lo es!, que mi cerebro es muy creativo y muy poco racional:) Un besazo!

    Sbm, estás perdonado:) Eso sí, de llevarte en coche nada de nada, que me estás volviendo loca con tanta indirectilla:) Pero ya te he pillado: a ti te gustan todas, eh?
    Un beso enorme, chulo:)

    ResponderEliminar
  70. mmmm....interesantes comentarios...para alguien que realmente se llama maripili y es una mujer cotilla, unos comentarios muy sabrosos....jijiji

    ResponderEliminar
  71. Jajaja, Maripili, los he releido y son casi mejores que la entrada ;)

    ResponderEliminar
  72. Totalmente (pero totalmente) identificada.

    ResponderEliminar

Soy una chica valiente, soportaré lo que tengas que decirme.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...