lunes, 7 de noviembre de 2011

Verdad verdadera

    Lo sé, comenzabais a pensar que me iba a escaquear y no os iba a contar las tres verdades, pero de eso nada.  Soy una mujer de honor y siempre cumplo mis promesas, de modo que allá voy.
     
     Mis tres verdades son... tachán, tachán...
     
     1. Me gusta la comida picante: adoro la guindilla, la pimienta cayena, el wasabi, y los pimientos de Padrón (los que pican, los otros no). No es que no me pique, que sí, no vayas a creer que la lengua se me ha insensibilizado o algo así; simplemente me encanta. Me sienta fatal pedir alguna salsa picante y que luego no pique casi nada….
     ¿Cómo dices? Mmmm, no,  no pensaba contar eso… Vale… JC dice que os cuente que hace un par de fines de semana puse una reclamación (cortita y muy educada) en un mejicano por eso (¡es que la salsa de los nachos no picaba nada de nada!; ¡ni siquiera hacía cosquillas en la lengua!), pero me estoy quitando (de las reclamaciones, no del picante).
 
     3. Tocaba la bandurria en la rondalla del colegio: ¡es cierto! No, Take, no me juzgues tan a la ligera: ¡no podía hacer otra cosa si tenemos en cuenta que mi padre era el director de la rondalla!
     Pudo ser peor, porque empecé con el laúd, pero era muy grande y casi no me daban los brazos (estaba en segundo de EGB y era bastante canija) así que mi padre me pasó a la bandurria. ¡Y se me daba genial, en serio! Tocaba Clavelitos, Si Adelita se fuera con otro, Santa Fe, y muchas más sin mirarme los dedos (cómo una auténtica profesional). Luego pasé al instituto y comprendí que el tema de la rondalla era incompatible con el de ligar, por lo que obviamente me decanté por lo segundo. A veces aún siento nostalgia… JC dice que a él le hubiera gustado a pesar de la bandurria (no sé, no sé, yo tengo mis dudas).
 
     4. Me gusta mucho limpiar, poner lavadoras, planchar, lo que sea menos cocinar. Pues sí, para qué engañaros, me muero por un bote de Cristasol y una mopa nueva. A veces paso la línea que marca lo lógico de lo desquiciante (cuando limpio el polvo dos veces al día, o le doy al baño tres). Llegados a este punto (que suele coincidir con una nueva remesa de facturas sorpresa de mi jefe o un plazo de presentación de impuestos) me someto a una cura de desintoxicación Reconozco que lo hago por imposición de JC, que me prohíbe hacer nada en la casa durante al menos un día; su meta es que aguante dos pero eso es imposible: las pelusas comienzan a hablarme y no tengo más remedio que coger la mopa y acabar con ellas.
     Lo único que no soporto es cocinar: tanto manchar cosas para que luego nos lo comamos en quince minutos (veinte, como mucho) me da mucha pereza, y los olores y… ¡uf, no puedo! De modo que o cocina JC o comemos precocinados (estoy segura de que contribuimos con el sueldo de al menos dos empleados de La Sirena).
 
     Por todo lo anterior ya lo sabréis pero aun así, y para que quede constancia por escrito:
 
     Las mentirijillas son:
 
     2. Adoro las joyas: no, no me gustan, ni grandes ni pequeñas. No llevo pendientes ni anillos ni na-de-ná; cualidad ésta, por cierto, que no valora JC en su justa medida (y que me hace merecedora del 2.55 por Reyes, porque se ahorra una pasta en regalos, que los trapillos de Zara no se pueden comparar con un anillo de Bulgari).
¿Cómo dices? ¿Qué por qué de Bulgari? Llámalo intuición, pero algo me dice que si me gustasen las joyas me gustarían esas joyas…
 
     5. Me encanta que me hagan fotos: mentira y de las gordas. Me aburre muchísimo y siempre salgo mal. JC se echa a temblar cuando le pido que me haga una para el blog; lo mejor en esos casos es que tenga cerca una copa de chardonnay…
 
     6. Tengo 32 años. No, nada de treinta y dos (pero tampoco treinta y siente, Sandler!) (aunque, entre nosotros, os confiaré que me falta poco para cumplirlos). 
     
     Una última verdad que quiero confiaros es que cuando comencé a escribir el blog no había leído uno en mi vida y no imaginaba lo que era esto ni lo que me iba a aportar. Ahora os echo de menos cuando alguno de vosotros no comenta y quiero leer vuestros blogs todos al mismo tiempo. Habéis pasado a formar parte de mi vida. Muchas gracias.
 
     Y ya está. ¡Madre mía, que montón de cosas os he contado! Y todas verdad verdadera.
 

43 comentarios:

  1. :)

    Era muy difícil acertar!!!

    Jo...

    ResponderEliminar
  2. Pues encantada de conocerte algo más ;)

    Besotes

    ResponderEliminar
  3. Exter, si cuando digo que soy rarilla... Un beso enorme!

    Sra. T., gracias. Mil besos!

    ResponderEliminar
  4. Coincidimos en bastantes cosas.... no te creas, no soy de joyas, odio que me saquen fotos y más , sí bastantes cosas de verdad, si a veces cuando te lee hasta me recuerdas jatetu

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Al igual que tú, me gusta la comida picante y odio que me hagan fotos (me cuesta horrores decidirme a ponerlas en mi blog...). Sobre lo demás, ¡¡yo odio todo lo que sea las tareas de casa! Las hago porque no queda más remedio, si pudiera contrataba alguien para que me limpiara el piso y cocinara...

    Besotes.

    ResponderEliminar
  6. Cruela, eso me gusta!!! Lo de las fotos es un rollo, que si sonríe, que si no tanto, que si justo-justo has parpadeado... Por eso en el blog siempre me tapo la cara :) Besos para ti también!

    Poemas, que guay que coincidamos en las fotos y en el picante! Lo de limpiar reconozco que es tremendo; cuando estoy nerviosa, cojo el trapo del polvo y limpio hasta las paredes. El suelo está tan limpio que podrías comer en él, y las lavadoras, ¡madre mía las lavadoras! Me calman más que un lexatín. Muchos besos!!!

    ResponderEliminar
  7. Acerté dos!! jeje. Pues yo, no toqué la bandurria, pero si la pandereta en la tuna del cole jeje...así que esas canciones me suenan!! Y me gustan los pendientes, anillos, colgantes...pero como yo soy más vulgar, me quedo con los de cuero, de fimo, de abalorios... y odio limpiar, no me gusta nada la comida picante, y lo de las fotos pues ni fu ni fa.

    Estoy pensando que la próxima vez que pregunte si algo pica, y me digan que no y luego pique, voy a reclamar como tu, por que anda que no me pasa veces...Cuanto se aprende en este blog, se que es un 2.55, el Chardonnay, Bulgary...eres un filón!!!Besicos guapaaaa

    ResponderEliminar
  8. Qué curioso que cuentes esto de la comida picante. A mí no me gusta mucho el picante, pero este fin de semana fuimos a un bar y tomamos unas patatas bravas, que a mi padre le gustan mucho. Bueno, pues aquello no era salsa brava, le habían puesto ketchup y a tomar por culo. Mi padre me dijo que estaría contenta porque no picaba la salsa, pero a mí me pareció una estafa. Si la comida tiene que picar que pique, coño ;P
    Me alegro de que te mole la blogsfera y de que te entiendas con las pelusas. Si lo pones en el currículum seguro que te da puntos :)

    ResponderEliminar
  9. Debe haber una confusión entre los conceptos verdadero-falso ¿Que te gusta poner lavadoras? Te pediría una foto, pero como no te gustan... :)

    ResponderEliminar
  10. Volbo, madre mía, parezco una pija de las de Sbm! Pero no, que yo creo que lo de limpiar y la bandurria lo equilibra todo un poco :) La pandereta también molaba (en nuestra rondalla la tocaba un chico muy monillo, la verdad). Y sí, si algo no tiene que picar, pues no tiene que picar (y si pica, reclamación al canto). Un beso enorme :)

    ResponderEliminar
  11. Doctora, normalmente le pregunto al camarero "pero esto que pone aquí que pica, ¿pica?" y me suelen mirar en plan "¿eres tonta?". Y claro, eso sí que no. Si luego no pica (y en el mejicano la salsa de los nachos no picaba) pasa lo que pasa..., que se desata la bestia :) Las pelusas y yo tenemos una relación amor-odio muy especial: si las veo me las cargo, y si no las veo las busco con desesperación.
    A veces pienso que peor no puedo estar, pero luego leo lo que escribo (como ahora) y me doy cuenta de que sí, que voy a peor.
    Un montón de besos!

    Sergio, poner lavadoras es genial! Coges todo lo sucio, lo metes en una máquina y sale limpito y pefecto. Si pudiera hacer eso con otras cosas de la vida... Eso sí, fotos no, por favor :) Un besazo!

    ResponderEliminar
  12. buff hice un 2 de 3, no está mal...
    - no soy fan de la comida picante
    - prefiero cocinar a limpiar
    - lo más que toqué en el colegio fueron los webs a algunas profesoras....

    ya ves, cómo un huevo a una castaña. Ves ya he contestado a las exigencias de tu premio!!!

    ResponderEliminar
  13. Nada en común, Sandler, ni un poquito (yo era una santa de pequeña :). Lo bueno es que ya conoces a alguien a quien le gusta limpiar!
    Gracias por aceptar el premio y por tus tres verdades, guapo.
    Muchos besos!

    ResponderEliminar
  14. que bien! como vivo en las nubes me enterado del jueguecito de las preguntas cuando he visto las respuesta... madremiademivida...
    Bueno,de todos modos ahora que he visto las respuestas, creo que no hubiera dado ni una!!

    que difícil!

    ResponderEliminar
  15. Celia!!! Que te di el premio a ti en el post anterior!!! De modo que si te apetece, a contestar (pero sólo si te apetece). Besos!!!

    ResponderEliminar
  16. MUY FUERTE!!!

    Pero la bandurria!!! Jajajajaja!!!! No, JC miente, no le hubieras gustado, ni a él ni a nadie cuerdo. Es más, estoy por largarme de aquí y no volver…

    Muerto. Me has dejado MUER-TO.

    ResponderEliminar
  17. ¡Ja,ja,ja! ¡Acerté en lo de la bandurria! (bueno, y en lo de las fotos, porque a mí me pasa igual, me da hasta corte estar dos horas sonriendo a la cámara, al final digo: ¡venga yaaaaa! y entonces disparan). Lo de limpiar... ay, Dios: ahí no coincido nada contigo, lo hago porque no hay más remedio pero de muy mala gana, que conste. En cambio, cocinar me encanta, y más echar cosas ahí, a ver lo que sale. Y picar verduras en la tabla... me relaja cantidad.
    Mil besitos, guapísima.

    ResponderEliminar
  18. jajajaja, tremendo lo de la bandurria eh!! instrumento peculiar! y lo q son los padres... yo de pequeña he llevao (con ayuda de mi padre) el tractor! y eso es algo q la gente no se acaba de creer cnd me ven!! jaja.

    Y fantástico el mundillo este de los blogs, eh? sirven de desahogo, para escritores amateur y para conocer gente maravillosa :)

    un beso

    ResponderEliminar
  19. Encantada de conocerte un poquito más.

    Besos.

    ResponderEliminar
  20. uau pues sí que te has sincerado, yo no soporto la comida picante, soy como los niños, empiezo a buscar cosas que meterme en la boca para que se calme, pero a cambio me encanta la comida con mucho vinagre :D

    Tampoco me gustan las joyas... osea que descartamos ir a comprar joyas juntas y a comer :D

    besitos

    ResponderEliminar
  21. ¿Bulgari? Chica, manejas unos idiomas... me parece que a tu chico le gustaría más con "v", jajaja.

    Por cierto, yo tampoco entiendo eso de las lavadoras y limpiar el polvo, jajaja.

    Te quiero ver el careto!

    Un beso de guindilla, chula!

    ResponderEliminar
  22. Take no te vayas! Si lo piensas, tiene su puntillo guay: una chica mona, estilosilla, con dotes musicales... Si obvias que lo que tocaba era la bandurria, no es tan grave! Revive!!! Y besos, muchísimos!

    Jana, yo tengo una teoría: o eres de limpiar o eres de cocinar; las dos cosas juntas no puede ser (entonces no tendríamos tiempo para blogear :). Mil besos, guapa!!!

    Ojizarka, lo del tractor es genial!!! Y sí, esto del blog es increible. No sé cómo no lo descubrí antes :) Besosss!!!

    ResponderEliminar
  23. Raquel, muchas gracias, guapa. Un besazo enorme!

    Ana, que el vinagre destruye glóbulos blancos!!! (o eso dice mi padre, que nos lo tenía prohibido en las ensaladas). No importa, aunque no coincidamos en algunas cosillas ya te considero una amiga, y a una amiga se le perdona todo (incluso que no le guste el picante :) Mil millones de besos, flor!

    ResponderEliminar
  24. Sbm, de lo de Bulgari JC se libra: el oro y los diamantes no son para mí (los bolsos y los zapatos sí, no vayas a pensar que he perdido la cabeza). En cuanto a lo de limpiar y poner lavadoras, es que me vuelve loca, en serio (si estoy muy nerviosa, prefiero lavar a mano, pero esto ya es más raro y prefiero dejarlo...) y me encanta como huelen el Pronto y el Cristasol (soy muy delicada para esto, no puedo cambiar de marcas). En fin, que sí, que tengo alguna manía que otra, pero por lo demás soy muy normalilla :) De lo de verme la cara..., de eso nada!!
    Otro beso picantón para ti, chulo!

    ResponderEliminar
  25. ACERTE!!
    Por algo fui tu primera seguidora, sabia que tu blog llegaria lejos!!,jejeje.
    ¿Pusiste una reclamación porque la comida mejicana picaba poco?, me parto contigo!!!.
    Un beso guapa!!

    ResponderEliminar
  26. Errr... que digo yo, que si tienes mono de limpiar y JC no te deja, te puedes venir a hurtadillas a mi casa... que no me chivaré, en serio... ¡¡¡o te lo cambio por tuppers para una semana!!! XD.

    ResponderEliminar
  27. Estaba convencido de que eres una maniática de la limpieza, como de la puntualidad, que seguro que lo serás. Te comprendo perfectamente, a mí me pasa lo mismo, y odio cocinar al igual que tú, hay veces que ni como con tal de no ponerme a ensuciar todo para cinco minutos. Y el planchar también es una manía mía, no soporto las arrugas, no comprendo cómo me aguanta la ropa de tanto pasarle la plancha, bueno claro, es que compro ropa de calidad. Creo que sabía a ciencia cierta cómo eras, aunque no me había manifestado, pero en realidad es que somos bastante iguales en todo, hace poco hablando con una amiga común y se lo decía. Un abrazo

    ResponderEliminar
  28. Ay Lili!! Eres tan única que te pega perfectamente haber tocado la bandurria, jajaja.
    Y coincidimos en lo de la comida picante, me encanta!! Aunque no puedo abusar mucho de ella porque si no, me sienta mal :(
    Es muy bonito lo que has escrito sobre tus seguidores!! Eres genial!!
    Un besote!!

    ResponderEliminar
  29. ¡Vaya. Llegué tarde! Estuve buscando durante años a una chica que odiara cocinar (que a mí me encanta) y le encantara el resto de tareas (que yo odio).
    Como siempre, es un refrescante placer leer tus entradas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  30. Vaya post más revelador. Me gustaría que mi blog fuera más transparente, pero al final siempre termino divagando.

    No sé si desvelando estos secretos te has vuelto algo más vulnerable: ahora sabemos muchas de tus debilidades.

    Nos leemos.

    ResponderEliminar
  31. Vaya post más revelador. Me gustaría que mi blog fuera más transparente, pero al final siempre termino divagando.

    No sé si desvelando estos secretos te has vuelto algo más vulnerable: ahora sabemos muchas de tus debilidades.

    Nos leemos.

    ResponderEliminar
  32. Pues coincido contigo en dos cosas... Adoro la comida picante (pero de la que pica en serio!!) y no soporto que me hagan fotos...envidio a la gente que tiene una sonrisa ensayada para las fotos y siempre sale bien...yo salgo con cara de agobio!

    Pero yo adoro las joyas de Bulgari...no me gustan las joyas pero Bulgari tiene algo distinto...(además del precio!!)

    ResponderEliminar
  33. Merluca, sí, puse una reclamación, pero estoy mejorando un montón (tengo una especie de adicción a las reclamaciones, clarísimamente heredada de mi padre). ¡Mi primera seguidora! Un beso enorme!!!

    Doctora Anchoa, eso está hecho!!! Limpiar es lo más relajante del mundo, y con lo nerviosa que soy me deja mansica. Un besazo, guapa!

    ResponderEliminar
  34. Isa, es la pura verdad! Me encanta ir a vuestros blogs, es como pasear entre amigos. Y esta tarde me la voy a tirar enterita por aquí, yupi! Y sí, a veces la comida picante sienta regular, pero merece la pena :) Mil besos!!!

    El españoleto, ¡somos almas gemelas! ¿En serio te gusta limpiar? En lo de la puntualidad has acertado: no me importa esperar, pero me pone muy nerviosa pensar que me están esperando. Y planchar, sentada y con la tele (y sí, una copilla de chardonnay también) no está nada mal; en el fondo creo que lo mio con la limpieza es por un exceso de energia, según JC mal canalizada ;) Me intrigas con la amiga común, ¿me das una pistilla? Un beso enorme!

    ResponderEliminar
  35. Walden, eso tienes que decirlo!!! Un chico que cocina es..., es genial!!! Pero que cocine de verdad, todos los días (fregar no me importa hacerlo yo). Un montón de besos!

    Pedalier, lo sé, pero sentía que os debía a los que me leeis verdades verdaderas, porque en algunas entradas la imaginación se apodera de mis dedos y... Además, estamos entre amigos :) Nos leemos. Un besazo!

    Nikita, es lo que le digo a JC: no sabes la suerte que tienes, que estoy segura de que si me diese por las joyas, serían las de Bulgari! Mil besos, guapa!!!

    ResponderEliminar
  36. Soy un maniático de la limpieza, aunque trato de moderarme un poco, pero no lo logro, así como del orden. Yo también plancho (de casado hacia ambas cosas, planchar y limpiar, como te podrás imaginar) mirando la tele o con música y con un zumo. Se lo decía a Celia.

    ResponderEliminar
  37. Españoleto, a mí también me cuesta a veces relajarme y sí..., podríamos decir que maniática de la limpieza me define muy bien :) Cuando más liadas están las cosas en mi cabeza (y se lían cada dos por tres, porque pienso mucho, aunque a veces no lo parezca), más limpio, como si así fuese a arreglar y a colocar algo más que muebles. Eres un chico genial, siempre estás ahí! Gracias :)

    ResponderEliminar
  38. a ver, caris maniáticos de la limpieza, estoy enferma o algo... pasaos por mi cuarto a limpiar, que no me tenéis na de consideración me he tenido que quitar el polvo sola, no puede ser!

    ResponderEliminar
  39. Ana, ¿has visto el capítulo de Friends en el que Ross se echa una novia muy sucilla y al final Monica se planta en su casa a limpiársela? Esa soy yo (JC dice que mezclada con Phoebe, por lo loca, y yo añado que también con Rachel, por lo que me gusta ir de compras :) Un besazo!!!

    ResponderEliminar
  40. Jajajajaj si, osea que quiere decir que no te pasas a limpiarme la casa no? jo...

    ResponderEliminar
  41. Ana, claro que iría!!! Y si está supersucia (que no creo, la verdad), mejor: me gustan los retos :)
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  42. Acerte el pleno!! Jajaja, mi memoria de pez a veces me deja estos momentitos para disfrutar a pesar de los años :D

    Gracias por la enhorabuena por mi tercer churumbel, prometo que sera el ultimo!! Adoro a mis niños, pero no me dejan hacer nada mas, con las ganas que tengo de una escapadita a Madrid y poder veros a Pe y a ti.

    Me encanta tu blog, teniamos una escritora en potencia en casa y nosotras sin enterarnos!! Sigue asi guapetona, yo ya he puesto la pagina en favoritos y cada vez que me dejan encender el ordenador le doy un vistazo.

    Un besote de Bobadilla's Girl

    ResponderEliminar
  43. Me he divertido un montón leyendo está entrada,Lili. Yo también odio que me hagan fotos porque no me gusta sonreir,me sale una sonrisa falsa y por eso prefiero mantener el semblante serio.Claro,que luego parezco una auténtica amargada.

    ResponderEliminar

Soy una chica valiente, soportaré lo que tengas que decirme.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...