miércoles, 14 de diciembre de 2011

Compras navideñas..., otra vez!

    He tomado una decisión que va a cambiar el rumbo de nuestras vidas. A partir de aquí habrá un antes y un después; cuando JC y yo seamos viejecitos reviviremos este momento. Él me dirá que fue una idea increíble y yo sonreiré, mientras horneo un pastel de manzana y espero a que lleguen nuestros nietos…, mmmm…, mejor sobrinos nietos…, y veo mi maravillosa colección de 2.55 colgados en la percha de la entrada…
    ¿Que de qué hablo? Bueno, he pensado que los colocaré ahí, para verlos al entrar y al salir de casa…
    ¿Cómo?
    ¡Ah!... Preguntabas por mi decisión… Espera que me sitúe en el presente…
   ¡Sí, ya lo recuerdo!: este año vamos a hacer las compras de Navidad juntos y con al menos tres semanas de antelación. Nada de correr el último día por los pasillos de El Corte Inglés. Y nada de encargarme yo de todo. ¡Este año JC y yo vamos a ser un equipo!
    —¡Ya estoy lista! —le digo a mi novio, que está inmerso en una cruenta batalla del Battlefield no-se-qué (*)—. Cuando quieras nos vamos.
    —No sé, Lili —responde, sin separar la vista de la pantalla del ordenador—. Me encuentro regular. Creo que tengo un virus —añade, mientras sus dedos aporrean el teclado de forma sistemática.
    —¡Venga ya! —¡todos los años igual, no me lo creo!, pero esta vez no cuela—. ¡Si tienes una cara de salud que tira para atrás!
    —No, en serio, creo que tengo fiebre —añade sin mirarme. En estos casos estoy segura de que no le importaría ser un poco bizco, aunque fuese para disimular: un ojo en el juego y otro en mí.
    Bien, de modo que esas tenemos…
   Voy al baño a por el termómetro.
    Porque nosotros teníamos un termómetro…
    ¿Dónde está el puñetero termómetro?
    ¡Ajá, en la caja de las medicinas!
    Con paso lento me acerco al salón y camino silenciosa hasta el sofá, donde JC continúa en una orgía de tiros y sangre.
   —Toma, guapo —se lo ofrezco.
  —¡Ahhhh! —exclama mi novio, haciendo un movimiento espasmódico con el ratón—. ¡Lili, por Dios, que me acaba de matar un francotirador!
   —El termómetro —adopto un tono de profesora de escuela de los años sesenta (las de ahora son muuuucho más blandas) y le digo—: Póntelo.
    JC mira la pantalla y vuelve la vista hacia mí.
    —¡Ya! —añado.
    No te confundas, no soy una chica mandona; más bien afirmaría que todo lo contrario. Pero en toda relación de pareja existe una línea que no se puede pasar. Y en el caso de que esa línea se haya pasado y requetepasado durante las últimas siete navidades, hay que adoptar medidas drásticas.
    JC, gran chico, el mejor, coge el termómetro y se lo coloca en la axila. Dos minutos después, empiezo a pensar que el universo entero está en mi contra.
    —¿Lo ves? —y anuncia sonriente—: treinta y ocho de fiebre.
    Miro la temperatura por quinta vez y alucino.
    —¿Cómo lo has hecho? —le pregunto. Durante mis años de EGB, BUP y COU nunca logré nada parecido. ¡Ni tan siquiera rocé los treinta y siete!
    —Ya te lo he dicho: tengo un virus —contesta, y vuelve a la batalla online.
    JC es increíble… Y yo me siento fatal. Mirándolo fijamente, igual sí que tiene un poco de mala cara. ¿Cómo he podido dudar de él?
    —¿Quieres que te traiga un Frenadol? —le pregunto con un horrible sentimiento de culpabilidad.
    —No, que me atonta y pierdo reflejos —responde, enfatizando aún más el martilleo de sus dedos sobre las teclas—, y estoy a punto cargármelos a todos.
     Lo observo y de repente lo sé.
    ¡Hay truco! ¡Ha vuelto a escaquearse!
   ¿Pero cómo?
   
    (*) Estimados señores del Battelfield no-sé-qué: he pensado que podíamos dejar que el sentimiento navideño nos embargue a ambas partes y adoptar una tregua: ustedes no cuelgan ningún mapa nuevo hasta el siete de enero, y yo…, yo les estaré eternamente agradecida.
    ¡Ah! Y si pudiesen lanzar un arma especial o algo guay justo para el siete o el ocho de enero, mi agradecimiento ya sería infinito. Sí, coincide con el inicio de las rebajas… Pura casualidad…

56 comentarios:

  1. no soy de videojuegos pero mucho menos de ir de compras,...

    otras opciones mejores:
    - una cerveza con un amigo
    - un libro y un sofá
    - una serie sin anuncios....

    ;)

    ResponderEliminar
  2. No, Sandler, no hay opciones: son los regalos de navidad. Y no nos podéis dejar siempre solas!!!!
    Me gusta el libro y el sofá. Lo que más.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Mira si mientras discutías con él para que se ponga el termometro él lo ha tenido en mando apretadito en el puño ya sabes de donde vienen las decimas...
    siempre se escaquean te dicen pero tú no eras la reina de shopping pues encima hoy te doy mi bendición, no te quejarás tontona
    ;)
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Cruela, el termómetro es de esos modernos, de los digitales; ¿cómo se trucan esos? Me tiene de un mosqueado que para que decirte. Y lo de los regalos..., es que es cosa de los dos!!! Sobre todo el de Anestesia, que siempre lo cambia:) Un beso, guapa!!!

    ResponderEliminar
  5. En plural??? Las chicas en general??? Porque yo me voy con la tarjeta y no respondo... Y entonces, el que da pena es otro!

    ResponderEliminar
  6. vaya tela! eso es una amenaza y no las de la mafía calabresa...

    ResponderEliminar
  7. Pues eso, Sandler, que mejor que JC venga conmigo. Porque si voy sola, todo lo que compro me sienta o me viene mejor a mí que al destinatario, y eso es totalmente contrario al espíritu navideño;) Las mafias a mi lado...

    ResponderEliminar
  8. Yo hace años que decidí no regalar nada a nadie en navidad. Te evitas quebraderos de cabeza inútiles.

    Y lo de JC, creo que lo hemos hecho todos alguna vez.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. uiiis, mucha casualidad lo del virus me parece a mí... si descubres el trcuo, ya sabes!
    un besote!

    ResponderEliminar
  10. Loco, que alegría verte por aquí!!! Lo de no hacer regalos de navidad..., eso hay que descartarlo, que mis hermanas son tremendas. Y lo de JC, ¿cómo se hace, por Dios? ¿Cómo le subes la temperatura a un termómetro digital? Y con tu novia sin quitarte ojo de encima? Es que me tiene obsesioná.
    Un montón de besos!!!

    ResponderEliminar
  11. Oji!!!! Tía, estoy venga a darle vueltas y no sé como lo hizo, en serio. Yo con el de mercurio sí que sabía (lo malo es que me pasaba y me iba a los 42 grados y no colaba), ¿pero con uno digital? Y dejarlo clavado en 38? JC es un genio...
    Millones de besos!!!

    ResponderEliminar
  12. La respuesta es sencilla: el cuerpo tiene un mecanismo de defensa que hace que todo lo que aborrecemos nos haga subir la fiebre o levantarnos dolor de cabeza. Hay estudios y todo, ;D

    ResponderEliminar
  13. Loco, estás seguro? Porque yo odio con todas mis fuerzas ir a trabajar (no en plan normal, sino en plan "mi jefe está loco y el dia menos pensado va a pasar algo muy gordo) y no me sube la fiebre ni a treinta y seis con siete (te juro que con dos décimas me conformo).
    Más besos!

    ResponderEliminar
  14. ¿Y cómo ha podido trucar el termómetro?? Por ahí arriba he leído que es uno de los digitales...esos son imposibles de trucar, porque en fuentes de calor demasiado calientes (véanse bombillas, como hacía yo en mis edades infatiles) dan error (lo he probado con el mio...). Asínqueeee, está chungo eso de trucarlos :S

    Yo creo que simplemente si...JC tenía fiebre, peeeero si...también podía sobreponerse a la fiebre para jugar (pero solo para jugar...lo de ir de compras ya es demasiado pedir! Que combatir a un virus es mu duro!! :P).


    Besicos!

    ResponderEliminar
  15. Intrigada me tienes hija!! Como lo ha hecho??? Amenázale con quitarle el jueguecito ese o algo a ver si te lo confiesa por dios!!! Y luego nos lo cuentas!!!
    Un besin!!!

    ResponderEliminar
  16. Lili, eres ideal y solo puedo decir esto: FELIZ NAVIDAD!!! Me encanta como escribes, queremos maaass!

    ResponderEliminar
  17. no he muerto!!

    y vengo con teorías:

    1. mientras te ibas a buscarlo se frotó el sobaco (axila para los cultos) hasta el punto de que la fricción diera calor.

    2. Acercó el termómetro al ordenador, el mío al menos se calienta un montón.

    3. no se puso encendido, el termómetro guarda la última temperatura...

    Y sino... estaba malo.
    Por cierto qué me va a caer a mi para reyes? porque ya sabemos que un 2.55 ... jajajja siento la ausencia pero entre vida social y estudiantil... chungo chungo. ¿te debo mail?

    ResponderEliminar
  18. no he muerto!!

    y vengo con teorías:

    1. mientras te ibas a buscarlo se frotó el sobaco (axila para los cultos) hasta el punto de que la fricción diera calor.

    2. Acercó el termómetro al ordenador, el mío al menos se calienta un montón.

    3. no se puso encendido, el termómetro guarda la última temperatura...

    Y sino... estaba malo.
    Por cierto qué me va a caer a mi para reyes? porque ya sabemos que un 2.55 ... jajajja siento la ausencia pero entre vida social y estudiantil... chungo chungo. ¿te debo mail?

    ResponderEliminar
  19. ¿Y comprar los regalos por internet? Yo este año me niego a salir de compras de Navidad, es lo peor. Por cierto, si te enteras de cómo lo hace JC para trucar el termómetro me lo cuentas, es algo muy práctico XD.

    ResponderEliminar
  20. Ay Lili, estoy visualizando la escena de JC diciendote que tiene un virus, pero enfrascado en la consola!! Al menos podía disimular un poco mas!!
    Pero por otra parte, ir a hacer las compras de navidad sola no es tan malo, no?? Si te pasas un poco de presupuesto y JC te reclama siempre puedes recurrir al "si me hubieras acompañado..."
    El 2.55 está muy bien, pero el Birkin, ay el Birkin!! Por ese si que tengo debilidad!! *.*
    Un beso guapa, hacia días que no me pasaba!!

    ResponderEliminar
  21. Martha, el termómetro es digital, sí. Pero es que yo muy malo no lo veía, la verdad... Ah! Y ya está como una rosa. Un virus muy leve y muy pasajero... ¿Cómo lo hizo??? Un beso, guapa!

    Ameba, no sé cómo lo hizo!!! Y lo de quitarle el juego es imposible, porque es online y allá donde haya un ordenador, allí estará el Battlefield ese. Y JC tiene ordenadores por todos lados... Besos!!!

    Idoia, feliz navidad para ti también, guapa!!! Y habrá más, que mi vida da para mucho :) Mil besos!!!

    ResponderEliminar
  22. Ana Pepinillo, jajaja!!! No me debes email, me debes fecha para quedar:) Espero que estén saliendo bien los asuntos estudiantiles. En cuanto a los otros asuntos, ésos me lo tienes que contar tomando un vinillo!!! Chica, yo creo que JC tiene poderes mentales (aprendidos de mí, eso fijo) porque el termómetro digital no se puede trucar:) Mil millones de besos!!!

    ResponderEliminar
  23. Doctora Anchoa, eso dice JC, que los compremos por internet :) Crees que un 2.55 se puede comprar por internet? No, yo tampoco... Y si me entero de como lo hizo, hago una entrada y os lo cuento:) Muchos besos!!!

    Isa, sí, el Birkin... En una serie guay, Las chicas Gilmore, decían una frase que me llegó al alma: cualquier hombre te puede regalar un bolso, pero sólo un verdadero caballero te regalará un Birkin.
    Muchos besosssss!!!

    ResponderEliminar
  24. Joder Lili, es que da rabia que hagan eso siempre!!!! por cierto que las teorías de Ana parecen tener algo de sustento...
    Y eso de Sandler??? que qué pena le damos??? qué morro! ¬¬

    ResponderEliminar
  25. Jajjajjajaja cierto!!!
    el 22 seré libre Ouuoouuu!!! pero creo que el 23 empiezo a trabajar (si tengo suerte) aunque sólo será en la época que no hay cole. De todas formas salgo a las cinco así que hay tiempo de sobra para que me lleves a ver ese bolso a ver si de cerca me gusta más!!!

    ResponderEliminar
  26. Lili!!! hazte un faceboook!! (se nota que no quiero estudiar??, tengo el examen hoy,,... por qué dios, por qué a mi??? llevame contigo ... ) (puf ves? podría ser abuela si quisiera, lo clavo!)

    ResponderEliminar
  27. Exter, es que Ana es muy lista... Y llevas razón, que venga Sandler y dé la cara!!! besos!!!

    ResponderEliminar
  28. Ana, en serio???? Que guay! Si es que vales mucho, pequeña! Y sí, tengo que llevarte a ver el bolso, porque mira que decir que es de abuela!!!!
    Jajaja, JC dice lo mismo!
    Chica, lo del Facebook lo he intentado, pero no sé que hago mal que acaba saliendo mi nombre real!!! Tengo dos cuentas bloqueadas:) Quizás si lo intento de nuevo, igual a la tercera va la vencida:9
    Jajaja, me parto de risa!!! Tu estado de ánimo es el lógico en un previo examen (al menos en mí).
    Besossss

    ResponderEliminar
  29. Jajajajjaa me encantan las torpes, si quieres te echo una manita en cuanto tenga un ratillo, que creo que tu público querrá una lili locaza en el facebook (ahora es cuando el público te jalea)

    Y mucho no sé... es el curro de monitora de todos los años... pero a mi me encanta :D

    Ais, va que voy a estudiar o algo...

    ResponderEliminar
  30. Sí, agradeceré mucho la manita (aunque creo que necesitaré las dos, que soy negá:) Lili en facebook, mola!
    Más besos, guapa!!!

    ResponderEliminar
  31. Pobrecito, tan enfermito, tan débil...aprovecha la ocasión y compra TU regalo, los demás ya los comprareis juntos otro día :)

    ResponderEliminar
  32. Por eso hay que tener más de un termómetro en casa :)

    ResponderEliminar
  33. No lo entiendo, con lo bien que nos lo pasamos en los grandes almacenes rodeados de otros igualmente felices y esa musiquilla repetitiva que te hace congraciarte hasta con el que no te deja pasar con el carro,..

    Yo es en la época del año en la que me crea menos mala conciencia comprar todo lo que se me antoja.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  34. Piensa que así tienes escusa para comprar lo que te de la gana... si que nadie te diga . esto??? otro¿¿¿para que????

    Al ataqueeeeeee!

    Besazo princesa!

    ResponderEliminar
  35. No soporto la Navidad . Sí, soy raro, Y mi único sueño es que sea ya 7 de enero, snif...

    ResponderEliminar
  36. Pilar, me acabas de dar una idea genial!!! Mañana me voy de compras a comprarme un regalillo. Pero sin que cuente como regalo de reyes, en plan regalo porque-yo-lo-valgo-pero-que-mucho. Un beso, guapa!

    Doctora, llevas razón, jajaja! Que JC sabe mucho (tanto Battlefield es como un curso intensivo de MacGyver) y pudo trucarlo! Tendré que comprar otro y no perderlo de vista hasta el próximo finde, que seguro que se vuelve a poner malo:) Besos, preciosa!

    ResponderEliminar
  37. Jajaja, Walden! A mí comprar no me da mala conciencia (de hecho no soy consciente de que eso me haya pasado alguna vez) pero ir yo sola a comprar el regalo a Anestesia para que luego lo cambie como todos los años... Sí, ahí está el quid de la cuestión: eso no lo hago sola ni de broma!!! Besos!!!

    Celia, mañana voy a arrasar!!! El comentario de Pilar me ha hecho verlo: lo que necesito es una sesión de auto-regalos para relajarme y afrontar el fin de semana y el nuevo virus de JC con otro ánimo:)Millones de besos, preciosa!

    Rombo, eso no es raro. Ahora lo raro es lo contrario. Y yo soy rarísima: adoro las luces, la gente en la calle, las hojaldrinas y el turrón de yema tostada. A la fuerza me tiene que gustar la navidad! Un beso:)

    ResponderEliminar
  38. Ese es un superpoder fascinante. Subir la fiebre a voluntad, de forma esporádica.

    Tu novio no será el superhéroe más útil para la humanidad, pero hay que reconocer que tiene un don (para el escaqueo) por el que otros hombres matarían.

    ResponderEliminar
  39. Pues tu compra los regalos para tu familia y para la anestesia que lo compre el no?? A mi me pasa al contrario, tengo que acompañar a comprar regalos casi semi-obligada, me venía bien a mi un virus como el de JC, pobrecito, no? seguro que era verdad!!! con la paciencia que tiene jejje!!! Besitoss y que compres muchooo!!!

    ResponderEliminar
  40. La verdad es que es mucho mejor compartir responsabilidades porque aunque es bonito y se hace con gusto lo de comprar los regalos a veces tambien es complicado y una ayudita no vendria mal...la proxima te pones enferma tu y que vaya el!!
    besos!!

    ResponderEliminar
  41. Con lo poco que me gusta a mi eso de ir de compras para pensar en los demás(sobretodo cuando no tengo ni idea de lo que les puede gustar)...pues mira ya que no va, cómprale un par de bolsos que te gusten para compartirlos con él, alguna blusa, unos buenos zapatos de tu talla por supuesto, que fijo que te los deja, y que tal unas nuevas sombras de ojos? Para sus familiares limitate a escribir unas tarjetas donde enfatizar la falta de cooperación de su querido hijo, hermano, primo...lo que sea y para tus familiares...di que has tenido un virus y no has podido ir de compras...

    ResponderEliminar
  42. HombreRevenido, sí, y otras mujeres! Un superpoder de los buenos:) Un beso!

    Volbo, ese era el planteamiento los primeros años: cada uno se encarga de su familia, pero al final me encargaba yo. De modo que ahora, o juntos o Anestesia se queda sin regalo. A mi cuñado y a su marido no me importa regalarles, de hecho me encanta, porque les gusta todo. Pero mi problemilla es con el tema del no acertar nunca: eso me pasa con Anestesia, y eso no es normal (lo hace por chincharme, yo lo sé, ella lo sabe,pero JC no!!!) Un montón de bicos, guapa!!!

    Verillo, no me atrevo a hacer eso, que seguro que no hay regalos para nadie (y lo que es peor, ese para nadie me incluye a mí!!!). Un beso :)

    Jajaja, Cocci, tú lo arreglabas pronto y ponías a JC bien firme!!! Me gusta, sí! Besos, preciosa!

    ResponderEliminar
  43. Jajajajaja qué bueno JC. Creo que voy a empezar a hacerme fan de tu novio (pero por las anécdotas que te da, ¿eh?...jajaja que no quiero que me mires mal :P).

    Si las compras de Navidad tienen que ser de lo más divertidas! Como yo no soy una familia grande pues no hay estas sesiones, pero a ver si algún día estoy con alguien que tenga algo más de familia y la montamos bien!!

    Un besico :)

    (navidad, navidad, dulce navidad...jaja)

    ResponderEliminar
  44. Hola te sigo! :)
    Pásate por mi blog y sígueme si te gusta

    www.pvalshow.com

    ResponderEliminar
  45. En mi caso es alreves, odio ir de compras (siempre y cuando no sean para mí :p ) y es mi novio el que me ha tenido que arrastrar para que hagamos la compra de navidad. Y como mi Rubio es muy precavido (cosa de alemanes) ya las hicimos hace 3 semanas.
    Me encanta tu blog!Saludos :)

    ResponderEliminar
  46. JC o es muy listo o entonces que se mejore.

    1 besazo Lili.

    ResponderEliminar
  47. Hola guapa pasaba a saludarte y que estos días tan entrañables, tengas unas
    ¡felices fiestas!.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  48. Tengo una batalla montada en casa precisamente por el tema de los juegos, su clasificación, los niños, la madre, la educación, si sí, si no, si producen adicción, si generan violencia... creo que me has inspirado una reflexión.

    ¿y no se le podía comprar a los niños un yoyo y ya está?

    ResponderEliminar
  49. Ah, me ha encantado la foto de tu desayuno con las galletas. Ese sí que es un Príncipe de verdad... si ya se lo decía yo a mi mujer.
    http://superehore.blogspot.com/2010/12/dos-principes.html

    :)

    ResponderEliminar
  50. Mhhh...
    Yo soy un vicioso de ésos, como JC. mi consejo es que desconectes el módem. Así no podrá conectarse, y ya desconectado, será dócil como un corderito para ir de compras o lo que sea...

    ResponderEliminar
  51. MDoc, cómo me voy a tomar mal que te hagas fan de JC? Yo soy su primera fan!!!! Las compras de navidad no están mal, pero depende de para quien sea el regalo y las probabilidades que haya de que lo devuelva :) Un beso!!!

    Pvalshow, gracias por la visita. Acabo de pasar por tu blog y me gusta (adoro la moda:) así que me quedo por allí. Un beso!!!

    Valenciana en Dresden, sí que tienes suerte con tu rubio!!! Yo este año voy regular tirando a mal: cero regalos por ahora!!! Pero aún hay tiempo, no nos estresemos:) Besos!!!

    ResponderEliminar
  52. Expediente X, es lo primero: muy listo :) Muchos besos!!!

    Ricardo Miñana, muchas gracias:) Y feliz navidad para ti también! Besos!

    ResponderEliminar
  53. Sergio, jajajaja!!! No podrás luchar contra el poder de los videojuegos! Lo malo es que en mi caso no son mis hijos, es mi novio!!! Y yo también tengo dos principes en casa, como tu mujer:) Un beso enorme, guapo!!!

    :(, no esperaba eso de ti! Que tienen los videojuegos que no tienen las compras??? No lo entiendo, la verdad:) Mil besos!!!

    ResponderEliminar
  54. Por favor, que JC me mande un privado o algo diciéndome su truco! Que a ti no te lo diga, pase, pero que no lo comparta con el resto del mundo me parece de un egoismo superior.

    ResponderEliminar
  55. Jajajaja, Take, no pude sonsacarle. Se aferra al virus pasajero (tiene más cara...). Si averiguo el truco, serás el segundo en saberlo (el primero es mi padre, que aún está alucinando). Un besazo, guapo!!!!

    ResponderEliminar

Soy una chica valiente, soportaré lo que tengas que decirme.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...