martes, 24 de enero de 2012

Dependiente cruel - Lili. Segundo asalto


   

    Lunes 23 de enero de 2012, 10:00 AM.
    Calle Ayala, número xx.

    Agencia de detectives Barbi & Cía.
Tercera foto de las carpetillas
después de que JC criticase sin piedad
las dos anteriores.
J, guapo, sabes cuanto valoro tu opinión
pero si ésta tampoco te gusta, te aguantas :-P

    Por ahora, nada de Barbi; sólo estoy yo. Y las carpetillas color vainilla, claro. Después del disgusto del viernes pensé que sería incapaz de verlas y no sufrir un infarto, pero hoy me encuentro mejor: el fin de semana me ha relajado el ánimo.
    Ya, sé que no te he contado mi reencuentro con el dependiente cruel y el cambio de las carpetillas rosas por éstas, pero no soy una chica de tacos-insultos-palabrotas y es imposible que te lo narre y no se me escapen unos cuantos (miles). Sólo te diré que salí tan indignada que ni tan siquiera la segunda reclamación que puse y en la que volqué todo mi cabreo consiguió calmarme (no creo que nunca jamás pueda escribir algo parecido, con tanta rabia y tanto sentimiento; de lo mejorcito que ha salido nunca de un bolígrafo, estoy segura).
    Cuando volví a la agencia Barbi ya no estaba, de modo que aún no ha visto…
    —¡Oh, que horror! —exclama la voz de mi jefa a mis espaldas—. ¿Qué es eso?
    ¡Madre mía, qué susto! ¿Cómo ha entrado? Me giro y la veo, con un traje de pantalón marrón chocolate y una camisa rosa. Y mi 2.55 rojo colgando indolente de su brazo. ¡Si Coco levantara la cabeza se lo quitaba de un tirón y me lo daba a mí! ¿Rosa, marrón y rojo? Venga ya, ni siquiera…
    —¡Lili, son feísimas! —dice con voz aguda—. No puedo con algo así a mi alrededor —¿de qué habla?—. Eso no es color vainilla, es color… terrorífico.
    No puede ser… Separo la vista del 2.55 y la dirijo hacia sus ojos, que están fijos en las carpetillas.
    Uy, uy, uy…
    —Pero son color vainilla, Bárbara —le digo, manteniendo la calma.
    —No, eso no es color vainilla —niega con la cabeza—. El color vainilla es mucho más claro, más suave, más chic. ¡Eso parece amarillo pollo! —se retira un mechón de pelo amarillo pollo de la frente (sí, mi jefa es rubia de bote, y no al estilo Marilyn; se acerca más al tono Belén Esteban) y vuelve a mover la cabeza de derecha a izquierda—. ¡No, no y no! ¿Qué pensarán nuestros clientes cuando vean esta monstruosidad? —mmm…, ya…, clientes, sí… —. Tienes que volver a la papelería y cambiarlas por las rosas —¿qué?— ¡Venga, ve cuanto antes, no vaya a ser que llegue alguien y no tengamos las carpetillas preparadas! —¿¿qué??—. ¡Lili, por Dios, que no tengo todo el día para esto! —¿¿¿quéeeeeee???

                                                                        * * *
   
     Miro a través del cristal del escaparate y lo veo: ahí está, el puñetero dependiente cruel detrás del mostrador.
    Respiro profundo y abro la puerta de la papelería con el hombro, mientras intento que los 20 kilos de cartulina color lo-que-sea no se me caigan al suelo. A veces la rabia me hace ser increíblemente fuerte y equilibrada: aunque sudando y con el bolso arrastrando por el suelo, lo consigo y coloco las carpetillas encima del mostrador con un golpe seco.
    —¿Puedo ayudarla, señora? —me pregunta el puñetero dependiente cruel con una sonrisa falsa.
    —Señorita, si no le importa —que no se diga que no lo intento; soy una chica educada—. Quería cambiar estar carpetillas por las rosas —y le entrego el ticket de compra; cuanto antes acabe esto, mejor. Sin conversación, sin tacos, sin insultos… Todo muy civilizado.
    —De acuerdo —coge el ticket y lo observa; lo deja al lado de la caja y me pregunta—: ¿Qué tipo de rosa quería?
    —El que me llevé el viernes, una especie de rosa raro…, profesional —contesto sin apartar mis ojos de los suyos. Él me mira impasible, los ojillos indiferentes y una cierta curvatura en sus labios de prepotencia infinita.
    —No recuerdo haberla atendido el viernes —contesta, y se gira para coger las carpetillas—. Tenemos estos tonos de rosa, señora…
 
                                                                            * * *

    —No lo entiendo, guapa —dice JC, mientras me tomo una tila doble y un lexatín—. ¿Cuál es la urgencia? ¿Las carpetillas? ¿Me has sacado de una reunión para que cambie estas carpetillas por otras? —afirmo con la cabeza—. ¿Y tú no puedes hacerlo?
    —No —murmuro.
    —¿Por qué? —me pregunta, con la incomprensión pintada en su cara.
    Uf…
    —Verás, hay un dependiente cruel… —comienzo, y bebo un sorbo de tila—… que igual te comenta algo de una chica que se ha puesto un pelín nerviosa y le ha dado un empujoncillo de nada y lo ha estampado sin querer contra…
    JC abre los ojos alucinado.
    —¿Has sido tú? ¿Te has peleado con un dependiente por unas carpetas?
    —¡No, claro que no! —¿cómo voy a hacer yo algo así?
    Ha sido porque se ha empeñado en llamarme señora…

55 comentarios:

  1. Dí q si!! se lo ha buscado el tipo!! yo ya te dije el post pasado q le hubiera escupido!
    Esperemos q ya sean las definitivas!!!!!!

    un besooooo

    ResponderEliminar
  2. Oji, sí que se lo ha buscado, el muy... bicho!!! Y tienen que ser las definitivas, que si no me mueroooo!!!!Besos, preciosa ;)

    ResponderEliminar
  3. Pobre dependiente cruel. Yo creo que al final os acabaréis conociendo mejor y os haréis amigos. ;D

    Por cierto, bonita caligrafía, bonita flor y bonita carpetilla. ;D

    ResponderEliminar
  4. No sé que decirte, Tarambana. Y no es que yo sea especialmente rencorosa (lo soy lo normal), es que creo que ya hemos pasado la línea de no retorno ;). Besos!!!

    ResponderEliminar
  5. Encantador blog el tuyo, un placer haberme pasado por tu espacio.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. jajaja Lili, no te veía yo tan agresiva, pobre dependiente cruel!!! ;P jajaja.
    Pero sigo pensando que al final os haréis coleguitas, ya verás... Y sino, tiempo!!! ;)

    Esto... eso es rosa profesional¿?¿? Mmmm bueno, vale, lo tendremos en cuenta!! XD

    Un beso guapísima!!!!!!

    ResponderEliminar
  7. Igual lo que voy a decirte te supone un shock y es posible que si la crisis se recrudece dentro de un tiempo la cosa cambie, pero hay más papelerías en Madrid ;P

    ResponderEliminar
  8. Tampoco me parece para tanto... En algunas culturas se sienten orgullosas de que las llamen "señora"...
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Vito Corleone empezó así y,... Vaya, vaya con la chica Barbi-superstar!! Ahora sin coñas, de verdad se llama Detectives Barbi&Co? Sin ánimo de ser cruel pero creo que un cambio de nombre no vendría mal, no??

    ResponderEliminar
  10. yo que tú dejarías el trabajo ahora misma....
    pero bueno entonces no nos podrías relatar esos acontecimientos tan divertidos
    jajaj
    Besos

    ResponderEliminar
  11. La sonrisa de Hiperión, nada de pasarse; quédate! Un beso :)

    Cris, no sé, no sé... Mira que yo soy buenísima, pero ese tipo saca lo peor de mí ;). Y sí, según mi jefa ese rosa es "profesional" (a mí me parece rosadetodalavidadedios). Besos, preciosa!

    Doctora, me parto!!! Lo sé, y si depende de mí no vuelvo a poner un pie en esa papelería. Pero chica, la vida es tan rara... Mil besos!

    Elvis, si es que ese tema lo llevo muy mal. Ya sé que parece de lo más tonto, pero es como muy... Vamos, que no!; que parece que acabo de terminar la carrera y no hay derecho a que me llamen señora así, de repente ;) Un beso!

    ResponderEliminar
  12. ajajaja muy bueno! Esta historia requería un final así: justo!

    :)

    ResponderEliminar
  13. Todo se soluciona con violencia, di que sí, xDD

    Era eso o que se hubiera comido todas las carpetas color vainilla!

    ResponderEliminar
  14. el próximo día te acompaño, que desde que voy al gimnasio soy una pava dura, muy dura (estoy trabajando lo de la mirada asesina)

    Por cierto, a mi lo de marrón rojo y rosa no me flipa tanto, ahora... rojo con morado... Me MA TA

    ResponderEliminar
  15. Me encantan tus trajines carpeteros!!! XDD

    ResponderEliminar
  16. Nena, ya estaba flipando por ese conjunto que vistes de camisa vaquera años 80 y chaqueta, después casi me da un colapso cuando he visualizado a Barbi de marrón, rosa y rojo con el pelo amarillo Esteban, pero he perdido el conocimiento unos nano segundos cuando he leído el comentario de...SANDLER! dile, por favor, que si nota alguna carencia, mareo o pérdida de memoria, en Prados Soleados tenemos pastillas de sobra!
    Por cierto, si necesitas ayuda para comerte al papelero, avísame, yo le sujeto mientras tú le haces tragar las carpetas y después, salimos caminando, como si nada. Sin rencores.

    ResponderEliminar
  17. mmm,...pastillas de Prados Soleados?? oferta interesante. Me voy pa'alla.

    ResponderEliminar
  18. ¡¡¡No te has pasado ni un pelo!!! Yo soy capaz de todo si me llaman señora, de hecho creo que deberías denunciarle, si eso lo comento con El Ese... XD.

    ResponderEliminar
  19. Sandler, cómo puedes preguntarme algo así en serio? Claro que se llama Barbi & Cia (nada de Co)! Y lo del cambio de nombre..., lo dices por el de Barbi o por el mío? Besos!!!

    ResponderEliminar
  20. Te entiendo perfectamente...
    Aun ronda por este mundo una muchacha traumatizada y con un mechón blanco en el pelo. porque cuando tenia 18 años me llamo SEÑORA para dirigirse a mi...

    Es que se lo ha ganado a pulso el señor carpetitas

    ResponderEliminar
  21. No es justo, yo sólo he visto 2 fotos de las carpetas, quiero ver la que me falta.....estoy indignada, me voy a Sol!

    ResponderEliminar
  22. Bueno, el primer pulso da igual quien lo gane. Lo del segundo empieza a ser preocupante, ummm...yo iría directamente con una plantilla de pantone para que mi jefa ponga el dedo en el sitio adecuado.
    Posiblemente, en la tercera la cosa vaya a mayores y acabe diciéndote señorita, pero en tono se-ño-ri-ta.
    Temo lo peor.

    ResponderEliminar
  23. Lili; tienes un juanete!!! sugiero que vayas al Dr. Ken a que te lo mire;)

    ResponderEliminar
  24. Lili guapa, no es por llevarte la contraria, dios me libre,pero ya te lo dije en una ocasion y te lo vuelvo a repetir...Señorita NO EXISTE, es un concepto sexista, eliminado por la real, y ahora todas somos señoras, no crees que es un poco triste tener que casarte para poder ser llamada señora?asi que no te enfades y tomatelo a bien...porque señora es la manera correcta de llamarnos a todas..
    un besito

    ResponderEliminar
  25. Cruela, di que sí: por el blog aguanto lo que sea :). Besos, preciosa!!!

    Leno, muchas gracias! Me encanta verte de nuevo por aquí. Un beso!

    Fran, no soy vilenta, pero el dependiente cruel tiene poco equilibrio y a poquito que le di... (y sin querer, por supuesto:). Más besos!

    Ana, sí, la próxima vez te vienes conmigo (creo que las dos juntas seríamos invencibles:). Lo del morado y el rojo tuvo su momento (el verano pasado), pero yo ya lo he superado; ahora estoy volcada en los tonos pastel (que van mucho más con mi personalidad;). Millones de besos, guapa!

    Ameba, en el fondo a mí también... (pelín masoquista que es una ;). Un beso!

    ResponderEliminar
  26. Maripili, quedan pastillitas aún para mí??? Me voy para allá en un ratito:) Lo de Sandler tiene tela; ¿pero tú has visto el último comentario que me ha dejado? Porque soy una chica de principios y contesto por riguroso orden de llegada, pero que se prepare cuando le toque :P. Y me niego a poner más fotos de las carpetillas, eso no es negociable! Un beso enorme, preciosa!

    Sandler, guapo, estás bajo los efectos de las pastillitas aún?

    Celia, con lo fácil que es decirme señorita y tutearme, si soy jovencísima aún, por Dios!!! Un montón de besos :)

    Doctora Anchoa, me encanta sentirme comprendida! Que luego JC dice que si exagero, que si se me va la pinza..., y al final pienso que igual estoy un poco para allá. Pero veo que no soy la única :)Besos para los dos!

    ResponderEliminar
  27. Walden, tú crees que habrá tercera parte??? No..., no estoy preparada. Igual en un mes o así pudiera estarlo, pero por ahora no puedo ni pensarlo, que se me acelera el pulso y me pongo de mala idea. Con lo buena que soy yo :). Besos!!!

    Ja! Sandler! Vamos a ver: ¿me quieres decir dónde ves tú el juanete??? Si tengo unos pies monísimos, por Dios! Y no creo yo que Ken fuese podólogo, lo veo en algo más pijo..., más, no sé, en la bolsa, o en una agencia de calificación o algo así... :P

    Verillo, sí ya lo sé..., pero no. Me niego a que me llamen señora. Que no. Que no, no y no. Todavía no. Quizás cuando pase de los cuarenta... Pero por ahora ni de broma :). Muchos besos, valiente!

    ResponderEliminar
  28. Jajaja touché! Era por crear debate...veo que lo he creado. Ya me callo no sea que pierda una de las pocas seguidoras que comenta en el mío ;)
    ánimos que ya es miércoles!!

    ResponderEliminar
  29. No te calles, que me aburro!!! No hay nada que hacer esta tarde, ni siquiera puedo ir a descambiar carpetillas ;). Besos!

    ResponderEliminar
  30. lo de agencia de calificación ha sido un golpe bajo,...tan sólo te daba la modesta opinión del hijo de un traumatólogo, jajajaa!

    Ahora en serio, de verdad te pasan estas cosas y curras en un sitio que se llama Barbi&Cia? Debo decir que el &Co. le daba un toque más glamuroso,...

    ResponderEliminar
  31. Empieza a ver Verónica Mars!! Gran serie de detectives!!

    ResponderEliminar
  32. Tomaaaaaaaa toma toma... nerviosa??? jajajajajjajaja hagas lo que hagas no vayas de morado y rojo!!! lo repelo!!! jajjajajajaa

    Fran, esa serie me la tragaba yo :D

    ResponderEliminar
  33. Lili, a ken le pega más ser cirujano plástico, de esos que van de botox hasta las cejas

    Oído cocina! crea más polémica contigo meterse con tus pies que con tu ropa...jajajajajja ni has respirado, jodía! yo que estaba deseando saber qué decías de mi crítica (siempre constructiva, por supuesto)

    ResponderEliminar
  34. Ya, ya, Sandler, opinión inocente ymodesta. Pero nada de juanete, que quede claro ;) Ahora de en serio, Sandler, ¿esperas que te responda? Pues claro que todo lo que cuento me pasa, faltaría más :P. besos!

    Fran, me encantan las series de detectives, pero esa no la conozco. Tomo nota ;). Más besos

    Ana, nada de morado y rojo, no!!! Y nerviosa no, emocioná (se lo acabo de contar a mi madre y todo :). Besos, preciosa!!!

    Maripili, no quiero más críticas de las fotos, que me traumo ;). Y no es una camisa de los años ochenta, por dios, es de Massimo Dutti de esta temporada. Y la chaqueta tiene un aire british de lo más guay :P. Pero sí, he de reconocer que lo del juanete me ha dejado en estado de shock (es que con mi forma de vestir es más normal que la gente se meta, lo que es raro, porque visto guay, pero lo del juanete no me lo habían dicho en la vida!!!!)Un beso enorme!

    ResponderEliminar
  35. jijiji tú sí que sabes hacer feliz a una mujer! jajajajajajaja
    MUACK

    ResponderEliminar
  36. Maripili, adivina de dónde vengo!!! Me encanta ese banco, si me dices el parque me voy una mañana a hacerles compañia a los viejillos:) Más besosssss!!! Y sí, lo de hacer feliz a la gente se me da bien :P

    ResponderEliminar
  37. Ya te he visto...
    Si vas a ese banco, no te pongas camisas vaqueras de los 80 ni enseñes la gomilla del tanga, son muy conservadores esos viejos

    ResponderEliminar
  38. Eh!!! Nada de tanga, que yo también soy muy conservadora! Les llevaré el Vogue, para que se pongan al día de lo que de verdad importa, y no de meganosequé y cosas de esas ;) Besos!

    ResponderEliminar
  39. Jajajaja, por cierto, lo de hacer feliz a una chica iba por Sandler o por mí? Porque como lea algo así JC, se va a pensar lo que no es (y le va a hacer muy feliz ;). Más besos, Pilis

    ResponderEliminar
  40. jajajaja me refería a que tú sabes hacer feliz a una mujer que sería yo, como te he pedido polémica y me la has dado (con lo de mi crítica a tu ropa, me refiero) pues eso....
    Haces muy bien en modernizar a los viejos, llévale a maripili una revista de patrones de croché, que ya me he cansado de la misma bufanda de siempre

    ResponderEliminar
  41. Hay trabajos definitivamente para hombres, y viene bien tener uno a mano. ¿eh?

    ResponderEliminar
  42. mini punto para el dependiente cruel!!!
    Tu jefa es...ummm.... es.
    Habria que matarla, pero la cabrona dara que hablar...conservala jajaja

    ResponderEliminar
  43. JC; soy inocente de los posibles cargos que se me imputen,...salvo lo del juanete (que si no se opera en breves degenerará en garra)...

    Lili; Axel te de un millón de gracias;) y un servidor tb!

    ResponderEliminar
  44. Jjajaajjajajajaj, así se hace!! Lili al poder!!!!!!

    Besotes

    ResponderEliminar
  45. Jo, nena, odio llegar tan tarde, hay tantos comentarios que no sé ni qué decir...
    :( bueno, que me gusta mucho leer tus cosillas siempre y aunque no tenga nada especial que decir me gusta que lo sepas.
    Besos!

    ResponderEliminar
  46. JAJAJAJAAJAJ Lili presidenta!! =DD.
    Madre mía, pobre hombre, ¿eh?. Aunque ese quiere juego sucio, que después de tu insitencia...
    ¿Cuándo habrá pelea con la Barbi a lo Belén Esteban? xD. Porque es otra que se lo está ganando...jajaja

    besazoo

    ResponderEliminar
  47. Maripili, je je... Si se trata de crear polémica, avísame, que eso me mola :). Revista de croche???? No prefieres el Vogue??? Besos, preciosa!!!

    Pilar, JC vale para todo: lo mismo me compra unas carpetillas que ... otras cosas ;). Más besos!

    Arwen, sí, creo que mi jefa le va a dar vidilla a mi vida (con lo tranquila que es...); la conservaré una temporada :P. Un besazo, paisana!

    Sandler, que no tengo juanetes!!! Al final me tendré que hacer una foto de los pies y ponerla como prueba :) Lo otro, no sé a qué te refieres, pero los poster de Axel me encantan, sí ;). Besos!

    Sra. T, eso siempre!!! Más besos, preciosa, y feliz viernes :)

    Exter, gracias!!! A veces ni yo misma sé qué comentaría si me leyese. Me encanta que me leas, preciosa. Mil besos!

    MDoc, no me des ideas... Tú te imaginas un 2.55 cerca de un pelo a lo Belén Esteban? Eso no tiene perdón de dios! Sí, creo que habrá pelea..., bueno, peleilla, que es mi jefa y el trabajo promete;). Muchos besos :)

    ResponderEliminar
  48. jajajajaja... pues hija, por sólo el buen rato que he pasado leyendo tu aventura con las carpetillas, te prometo que valió la pena el mal trago que pasaste, jajajaja... de verdad...

    las rosas también tienen su punto eh???...

    un beso guapa

    ResponderEliminar
  49. Vaya, vaya, tu blog está la mar de bien :D

    ResponderEliminar
  50. Siempre te pasan cosas muy graciosas! ;)

    ResponderEliminar
  51. Ese dependiente es un bicho machista y más cosas que me callo, así que si se te fue un poquillo la mano, qué le vamos a hacer... de menos estamos hechos, como dicen las abuelas. Pero tu jefa tampoco es lo que se dice la Mujer Decisión en persona, ¿no? A mí también se me habría ido un poquillo la mano con ella, la verdad.
    Uf, Lili, todo por un 2.55... no sé, no sé...

    ResponderEliminar
  52. Ainss esta Barbi, ya me está empezando a caer mal...ehh!! Tanto rollo por unas carpetillas??, la que se merece que se las tiren a la cara es ella ehh!! y así de paso en un descuido le quitas el bolso y te vas corriendo!!!.

    Ains el otro día viendo Tacones Lejanos me acordé de ti, sale el bolso ese que tanto deseas un montón de veces!!! Biquiños

    ResponderEliminar
  53. Y ya que estoy, te deseo un muy feliz domingo!!!

    ResponderEliminar
  54. S., me alegra que te guste. Quedate por aquí :-) Un beso!!!

    María Oliver, es lo que le veo de bueno: aunque me pasen cosas raras, al menos os las puedo contar :) Si no, ¿qué sería de este blog? Unbesazo, y feliz semana!

    Mi casa de juguete, yo creo que son más tirando a raras ;). Feliz semana, preciosa! Y muchos besos!!!

    Jana, el bolso lo merece todo!!! Pero si mi jefa no lo va llevar todos los días debería avisarme, porque entonces las cosas cambian un poquillo ;). Y sí, Barbi tiene tela... Un beso!

    Volbo, sabes lo que estaría guay? Que fuese mi jefa a la papelería y se relacionase un poquillo con el dependiente cruel, a ver que pasaba... No he visto Tacones Lejanos, pero si me dices lo del bolso, igual me animo ;). Biquiños, guapa!

    Joaquín Doldan, bienvenido!!! Y lo de la novela, sí, eso dice mi novio..., y mi padre..., y mi madre..., y mis hermanas... No serás editor? Un beso, y gracias por quedarte ;)Me encantará verte por aquí!

    ResponderEliminar

Soy una chica valiente, soportaré lo que tengas que decirme.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...