jueves, 1 de marzo de 2012

De cómo una mañana tranquila se convierte en... una mañana de las mías

   ¡Madre mía, llego tardísimo!
  No, la culpa no es mía; reniego de todo tipo de responsabilidad. La culpa es del autobusero, que ha decidido pararse delante de todos los semáforos en ámbar en vez de acelerar un poquito. Y del ascensor de mi edificio, que ha tardado en llegar a mi planta al menos veinte minutos. Y del agua de la ducha, que esta mañana no había forma de que se calentara. ¡Oh!, y de mi armario, que ha decidido escoger justo el día de hoy para poner de manifiesto una verdad universal: ¡¡¡no tengo nada que ponerme!!!
    Mmmm, visto así es casi un milagro que haya llegado, aunque sea con media hora de retraso.
    —¿Hola? —saludo con el corazón en un puño cuando abro la puerta de la agencia. Me responde el silencio.
    ¡Bien, nada de jefa! No te imaginas la cantidad de trabajo que se me ha acumulado y no puedo perder ni un segundo. Saco del bolso el Telva Especial Novias, el Vogue Novias, el Vogue normal, el Cuore, el InTouch, los catálogos de Rosa Clará, de Pronovias y de María Barragán y enciendo el ordenador.
    Vale, empecemos por lo más importante: el reportaje de los Oscar del Cuore. Así me tranquilizo un poco, que comenzar la mañana con este nivel de estrés no puede ser bueno, y menos si hay que tomar decisiones tan trascendentales como corte imperio o palabra de honor.
    ¿Qué? ¿No sabes de qué hablo? Eres un chico el que me está leyendo, está claro. Mis chicas saben perfectamente de qué va el asunto (os confiaré que tengo casi decidido el palabra de honor)  (aunque un vestido estilo sirena también me gustaría) (y para el baile, me encantaría uno en plan años veinte) (¿tres vestidos son demasiados?).
    Voy a llamar a mi hermana Eli, a ver que opina.
    ¡Eh! ¿Qué suena?
    ¡Ah, vale, el teléfono de la oficina! No, claro, si me interrumpen no avanzo.
   —Barbi y Cia Agencia de detectives dígame —saludo de tirón mientras tecleo en Google “cantidad media de vestidos de novia por novia”. Si consigo datos objetivos, seguro que JC…
    —Hola, Lili, soy Barbi, ¿qué tal va la mañana? ¿Ha llamado alguien?
    ¡Oh, es mi jefa! Cierro sin pensar Google y escondo las revistas en un cajón de mi  mesa mientras adopto una postura de lo más profesional, con el boli en la mano y mi libreta delante.
    —Hola, Barbi. Va todo bien —contesto—. Tranquilo.
    —¿Nada de llamadas? —pregunta con cierta aprensión en la voz.
    Jo… Odio dar malas noticias (salvo a Anestesia, claro).
    —No, por ahora no, pero es temprano —noto el desánimo al otro lado de la línea—. Con la primavera seguro que llegan clientes —y añado, por si no lo pilla—, con lo de que la sangre altera y eso, ya sabes…
   —Sí, eso espero —la voz tristona me encoge el corazón; ¡con lo bonita que está la oficina, es una pena que nadie la vea! Quizás si ponemos un anuncio en alguna revista guay, o si repartimos papelillos por la calle, o…— y necesito que lo tengas preparado para cuando yo llegue.
    ¡Ups! Ya me he perdido algo importante.
    —¿Preparado? —pregunto.
    —Sí, la lista de hoteles en París, de cinco estrellas como mínimo. Luego te veo. Un beso. —Y cuelga, dejándome con la incógnita del “como mínimo”. ¿Hay una nueva categoría de hoteles de seis estrellas y no me he enterado?
    No sé cómo subsistió la humanidad A.G. (Antes de Google).
                                                                             * * *
    
    Booking.com. Reservas hoteleras online.
    6 hoteles encontrados en Patones (Madrid) o alrededores.
    2 estrellas: 4 hoteles.
    3 estrellas: 2 hoteles.


    ¡No puede ser! ¿Dónde están los hoteles de cinco estrellas? ¿Y los de seis?

    Atrápalo.com.
    Hoteles de cinco estrellas en Patones (Madrid).
    Resultado de su búsqueda: 0 resultados.


    No hay que preocuparse: soy una chica de recursos.

    Ayuntamiento de Patones.
    Secretaría.
   Teléfono: 91…

   
    —Secretaría —responde una voz aburrida después cinco llamadas sin respuesta y cuando estaba a punto de darme por vencida y poner una reclamación en la Comunidad de Madrid.
    —Hola, buenos días. Quería saber las direcciones de los hoteles de cinco estrellas de Patones.
    —Tiene que llamar a la sección de turismo —y cuelga.
    ¡Eh!
    Busco en internet el teléfono de turismo y no lo encuentro.
    Ya, ya, ya… En fin, hay ocasiones en las que una chica tiene que hacer lo que tiene que hacer. Vuelvo a marcar el número de secretaría.
    —Secretaría —contesta la misma voz, más aburrida aún.
    —Hola, buenos días. Quería el teléfono de la sección de turismo, por favor —le pido con una educación exquisita, aunque el tonillo de cabreo se me nota un poco…, pero poco.
    —Sólo están los lunes y los miércoles —y me vuelve a colgar.
    ¡¡Eh!! Aprieto la tecla de rellamada con fuerza y espero.
    —Secretar…
    —¡A tomar viento la secretaría! —respondo. ¡No, no me critiques, que estoy a punto de casarme y no tengo ni vestido, y esta tipa ha decidido amargarme la vida y hacer de ella un infierno! —. ¡Necesito la lista de hoteles de cinco estrellas de ese sitio —ya no me acuerdo ni de qué pueblo hablo; el enfado masacra mi memoria—, y la necesito ya!
    —No hay —¡y cuelga otra vez!
    ¡¡¡Eh!!!
    Vuelvo a llamar y la tecla de rellamada está a punto de salir por la parte de atrás del teléfono.
    —Secre…
    —¿Cómo que no hay? ¡Mi jefa quiere un hotel de cinco estrellas, y usted me dice que no hay y se queda tan tranquila? ¡No me lo puedo creer! ¡Tendrá que darme una solución! ¡¡¡Necesito un hotel de cinco estrellas, y lo necesito ya!!!...

                                                                         * * *
    
    Una hora, dos tilas y una reclamación en la Comunidad de Madrid después llamo a Bárbara. Siento en el alma darle otro disgusto, pero las cosas están así: no hay hoteles de cinco estrellas en Patones. De seis tampoco. Ni de cuatro.
    —Hola, Bárbara… No, no he podido hacer la reserva porque no hay ni un puñetero hotel de cinco estrellas… Lo que oyes, yo tampoco me lo creía… No, ni de cuatro… Sí, increíble… ¿París? ¿Qué dices de París? Yo hablo de Patones… ¿Te vas el fin de semana a París? ¿El hotel es en París, no en Patones?... Sí, claro, en París seguro que hay hoteles de cinco estrellas… Vale… Sí, seguro que me dijiste París… —¡Venga ya! ¡Ella dijo Patones, yo escuché Patones y tú leíste Patones! ¡¡¡Nada de París!!! —. Sí, claro, hago la reserva y te la mando en un email…
    ¡Vamos hombre! ¡¡¡Dijo Patones!!!
    ¿Cómo dices?
    ¿Qué yo he escrito París al comienzo de la entrada? No puede ser, pero voy a ver…
    Mmmm…, sí, escribí París… Qué raro…
    Porque estoy segura de que ella dijo Patones…

    

38 comentarios:

  1. Boda tongo, tongo, tongo,...no te habías casado ya? Hay cosas en tu historia que no cuadran, queremos explicaciones!!!
    Y, es curioso ver cómo trabajas en una agencia de detectives y lo ventilas todo en el blog,...mmmm tongo?
    su admirador Sandler;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sandler, como sigas chinchándome te voy a tener que bloquear ;))!. Tú pide explicaciones, que te las doy (como todo es verdad de la de verdad es muuuuy fácil de explicar:). Sí, lo de la agencia de detectives es curioso..., pero no he ventilado nada, que aún no hay nada que ventilar (cero clientes, un rollo). Mi admirador Sandler? Me gusta ;) Un beso, guapo!!!

      Eliminar
  2. Viva el palabra de honor!!
    pon foto de como quieres que sea el del baile que no me hago una idea...

    te podrías llevara a.sandler a la boda para que haga de animdor de al fiesta actores que están de moda... para que se meta con anastasia por ejemplo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Celia, es que estoy desbordada con los vestidos tan maravillosos que hay. ¿Por qué no me casé antes? No lo entiendo. Luego te pongo la foto ;)
      Y sí, a Sandler lo vamos a tener que invitar, pero siempre que prometa no gritar tongo en mitad de la ceremonia!
      Un montón de besos!

      Eliminar
    2. Ea, Sandler, ya no te invito!!!

      Eliminar
    3. jajajajaj! que listo es el sandler no sabia como ahorrarse el regalo jajaja

      Eliminar
    4. Yo creo que sandler lo hace más por evitar que le veamos el jeto de imberbe y sobretodo para no defraudar a sus seguidoras cuando veamos que en realidad es un chico de 15 años gordo y con granos.

      Eliminar
    5. Sandler, vuelves a estar invitado! A chincharse y a comprar regalo ;P.

      Eliminar
  3. Joe es que creo que debería darte unos días de baja para poder pensar bien lo del vestido, no es normal que te hagan trabajar y llevar una carga como esa, ¿pretende que te concentres? no sé no hay un par de días por consanguineidad? o algo así... en fin, que me parece fatal que no se tenga en cuenta las necesidades de una mujer, tanto intentar avanzar...
    En fin, lo dicho intenta buscar a ver si hay días de relax o algo :d

    Y dame tu móvil!! que sino no puedo contarte que anoche me llevaron a dar una vuelta :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ohhhhhhhhhh!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! La vuelta fue con quien yo creo que fue? Ohhhhhhhhhhhhhhhhh!!!!!!!!!!!!!!!!!
      Sí, chica, necesito unos días en un spa con mis hermanas, mi prima y mi madre y todas las revistas del mundo :-)
      Besossss

      Eliminar
  4. Bueno, es un error muy habitual del que la gente de Patones se lleva aprovechando mucho tiempo. De hecho creo que estaban pensado construir allí una réplica de la Torre Eiffel para que el engaño a los turistas despistados durase más tiempo ;P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Doctora, jajaja, es mejor tu comentario que mi entrada ;)). Un beso enorme!

      Eliminar
    2. A doctora le tendrían que dar el premio a la comentarista mas graciosa de la blogsfera!

      Eliminar
    3. Celia, cuando lei el comentario de Doctora me dio un ataque de risa!!! Creo que nadie debería perdérselo, es genial ;-). Voy a poner un avisillo al principio de la entrada...

      Eliminar
  5. Patones, ¿Pero eso por donde cae? Lo raro es que google lo haya encontrado y todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kobal, es un pueblo (o dos, uno arriba y otro abajo) de Madrid. Si lo que no sepa Google... Un beso!

      Eliminar
  6. Patones existe y hay un hotel con encanto muy mono, ahora camps eliseos y torre eiffel no
    Dijiste Patones claro yo lo leí

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cruela, no, yo no!!! Lo dijo Barbi, lo de Patones. Creo que yo me despisté y puse París, pero ella dijo Patones clarísimo. Faltaría más ;). Más besos!

      Eliminar
  7. Jejeje a todos nos pasan esas cosas en el trabajo. Aunque tu con la boda y tal parece que andas mas liada aun...

    En fin, que salga todo bien ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juanjo, al final todo saldrá bien; eso es lo único que tengo claro. Lo que pasará por el camino..., ya veremos ;). Un beso!

      Eliminar
  8. jejejejejejejej, si es qe no se puede tener la cabeza en mil sitios a la vez.. ejjejejee. Eres una crack!! Cada día me encantas un poquito más! ;)

    Besicso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sra. T, es que tú no eres objetiva, que me miras con buenos ojos! Más que crack, soy un desastre..., pero si no me pasasen cosas así, qué os iba a contar? Mil besos, preciosa ;)

      Eliminar
  9. Jajajaja reconozco que cuando he leído que buscabas hoteles en Patones, he pensado "juraría que había puesto París..." y he subido para arriba a comprobarlo y todo... En dos ocasiones!!! XDD

    Esto debe ser cosa del día de hoy, yo no sé pq siempre que voy a poner la fecha a algo hoy, el primer impulso es poner que estamos a día 23!!!!!jajaja.

    Un beso guapa!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cris, en serio? Y por qué yo he oído Patones? Lo que he descubierto es que mis manos van por un lado (dirección París) y mi cabeza por otro (caminito de Patones ;). Un beso enorme para ti!!!

      Eliminar
  10. ¿Corte imperio? ¿Sirena? ¿Tú también distingues los colores por el nombre de fruta y pescado????

    En fin, no sé qué coño será sirena, pero me da que te puedes meter un buen h....azo en el altar. ¿Es por la Iglesia, no?

    Un besazo, chula!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De fruta sí, color frambuesa, y limón, y pistacho (ya, ya, fruto seco, pero es casi lo mismo ;). Colores con nombre de pescado? No, eso no existe (eh, sí!, color salmonete, cuando me quemo en la playa:P). Por la Iglesia? Casarme por la iglesia? Yo? Mmmm..., ni de broma!!! Un besazo enooorme, chulo!

      Eliminar
    2. He oído crema, melón, salmón, ... hasta ARENA!!

      Para cuándo tu careto, chula? Espero que no envíes una foto del careto del día de tu boda, que es cuando a las tías se os da por inventar peinados raros y estar más horrorosas que nunca...

      Eliminar
    3. Madre de Dios!!! Cómo he podido olvidar que el salmón no es sólo un color???
      Lo del careto lo llevas chungo. Imagínate que lo pongo y no soy como imaginas, y ya no me sigues, ni comentas... Este blog no tendría sentido!!! :-P
      Otro besazo, que hoy estoy generosa!

      Eliminar
    4. El sepia también es un color, no? jiijiji es por ayudar, no por encontrarte "carencias" jajajajajaajajajajajajaj

      Eliminar
    5. yo me pongo color gamba mi primer día de playa , sin duda.
      a mi lo que me intriga es el Rosa palo... de que palo hablan?

      Eliminar
    6. Maripili, pitorreo en el blog y me lo pierdo? Jooo........ No hay derecho!!!! Un beso enorme, preciosa (y si entras ahora, no estoy que me voy al cine, espera hasta las diez o así, porfi....).

      Celia, y el rosa pavo? Eso es más intrigante aún, porque los pavos no son rosas..., al menos por fuera ;). Besos!!!

      Eliminar
  11. Ostras! qué buena la cita de cumbres borrascosas!
    Nena, salvo por la torre inclinada de Pisa, PAtones no tiene nada que envidiar a París.
    Y sí, yo también leí Patones, es que tu jefa le da al chardonnay demasiado pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de Cumbres Borrascosas es tremendo; la releo todos los años y me sigue emocionando (lástima no tener un botón de reset y poder quitármela de la memoria para que me deje tan alucinada como la primera vez). Amigas forever en gustos literarios, confirmado!!!
      Ea, es que la Barbi puñetera dijo Patones! Más besos!

      Eliminar
  12. Esta entrada si que se ha vuelto surrealista (y, la verdad, no he entendido todo eso de "palabra de honor" y "corte imperio") ("estilo sirena" creo que más o menos si que lo conozco porque hace poco dijeron en la tele que lo llevaba una actriz, creo que era Meryl Streep) :D

    Por otra parte, yo tengo ganas de que la agencia de detectives comience con casos emocionantes: pillar in fraganti a políticos corruptos, detapar complicadas conspiraciones internacionales (hmmm, quizás ese viaje a París sea el inicio de alguna investigación confidencial), alguna infidelidad estilo telenovela...

    Buen fin de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que ha quedado un poquillo surrealista... Es raro, porque las demás son tirando a normales ;-)). Y no, no y no, eso no lo puedo permitir: lo que llevaba Meryl Streep en los Oscar no era un vestido corte sirena, era estilo Ferrero Rocher!!!
      Yo también tengo ganas de que la agencia de detectives empiece a tener vidilla... Verás, cuando menos me lo espere se dispara ;-) Besos!!!

      Eliminar
  13. Me encanta poner reclamaciones, aunque pase nervios y pierda los estribos en el proceso...
    Saludos!

    ResponderEliminar

Soy una chica valiente, soportaré lo que tengas que decirme.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...