jueves, 26 de abril de 2012

La verdad sobre Alberto (capítulo II)

    Mmmm... Me parece que esta entrada no está nada clara (bueno, se lo parece a cierto lector muy exigente y cuyas opiniones tengo en gran estima), así que voy a poneros en situación: mi suegra Anastasia ha decidido casarse con un tipo que se ha sacado de la manga, Alberto, justo cuando su hijo JC, que es mi novio (de ahí que Anestesia sea mi suegra) me pide que me case con él, libremente y sin ningún tipo de presión (ejem...). Lo malo es que Alberto tiene un lío con otra(s)... Mmmm..., no, eso no es malo; en realidad eso me da lo mismo. Lo malo es que me he enterado y tengo que decírselo a Anestesia. 

   ¿Qué por qué no me lo callo? Porque también lo sabe JC, y... ¡Yo qué sé! Porque estoy pirada, supongo :-))))

 

 

     —¡Tú estás tonta! —exclama mi hermana Sofi desde el probador de Zara.
    —¡Oye!
    —¡Oye nada! Coge la foto de Alberto con la otra mujer y restriégasela a tu suegra. Anda que si yo tuviese esa oportunidad…  ¿Qué opinas?
    —Pse, prefiero el pantalón verde menta.
    —¿En serio? —mi hermana se mira en el espejo con ojo crítico—. ¿Mejor que éste rosa?
    —Verde menta, sin duda; el rosa chicle será el verde menta del año que viene. Pero este verano, verde menta —afirmo con seguridad.
    —No sé…
    —Por Dios, Sofi, ¿qué revistas lees últimamente? —juro que como diga el Pronto le retiro el saludo.
    —Ninguna —y contempla su reflejo en el espejo—. Me llevo los rosas.
    —Tú verás, pero recuerda: verde menta.
    Se cierra la cortina del probador con ligera brusquedad y yo vuelvo a sacar la foto del novio de mi suegra del bolso.
    —¿Y qué dice JC? —pregunta mi hermana desde el otro lado.
    —Que le va a partir la cara.
    —No, en serio.
    —¡Es en serio! Y a mí también me dan ganas de darle una bofetada. ¿Te imaginas a Anestesia casada de nuevo? —joooo, ya la veía de viaje, pasando meses enteros en el extranjero, dedicándose por completo a Alberto y olvidándose de JC y de mí… ¡Y el tío se lía con otra! Y encima voy yo y me entero, con lo feliz que se vive en la ignorancia… ¿Dónde está mi suerte cuando más la necesito? ¿¿¿Dónde???
    Se abre de nuevo la cortina del probador y sale mi hermana con los dos pantalones en el brazo.
    —¡Tú estás tonta! —le deja a la dependienta los de color verde menta y sentencia:— Pero tonta, tonta, tonta.
    —¡Sofi! —¡que manía!—. ¿Qué quieres que haga? ¡No puedo ensuciar mi aura con energía chunga justo antes de mi boda, que fijo que tiene consecuencias! ¿Pretendes que me caiga, o que llueva o yo qué sé? ¡No me puedo arriesgar!
    —¿Eso te lo ha dicho mamá?
    Mmmm…
    —No, eso me lo dice el sentido común —¡pues claro que me lo ha dicho mi madre! Ya, ya sé que está como una cabra, pero para qué engañarnos: llevo sus genes y me ha entrado una paranoia de lo más rara…
    —Lili, no puedes dejarle la foto a Anestesia en el buzón en plan anónimo y perderte la expresión de su cara.
    Si que puedo y es justo lo que voy a hacer. No es momento de tener problemas con el karma.

                                                                          * * *

     Al final resultó que mi hermana Sofi tenía razón: no pude dejar la prueba de la verdad sobre Alberto en el buzón de casa de mi suegra. La culpa fue del portero, que parecía un agente de la CIA y no abandonó su puesto ni un instante (no, ni siquiera para ir al baño; no me preguntes cómo lo hace, que prefiero no saberlo) (mmmm…, ¿cómo los ciclistas, tal vez?) (o puede que el gremio reciba un entrenamiento especial en ese aspecto) (¡vaya, cuando llegue a la agencia tengo que mirarlo en Google, que…
    ¿Cómo dices?
    No…, tampoco se la di en persona. Ya sabes, el tema del karma y eso… Mi madre me está volviendo loca; su maestro yogui, que ahora es también mi orientador espiritual (en contra de mi voluntad), le ha dicho que me diga que…
    Sí, llevas razón, mejor voy al grano: cómo lo hice.
    Obvio: se la envié por correo. Sin remitente. Una jugada maestra (lástima que no se me ocurriese antes de pasarme cinco horas el sábado haciendo guardia en el portal)
    —Tiene que estar destrozada —me ha dicho JC esta mañana—. No sé nada de ella desde hace cinco días y ni siquiera me coge el teléfono.
    —No puedo creer que no se la dieses tú, Lili. Estás tonta —sí, lo has adivinado: este comentario procede de mi hermana Sofi, que camina a mi lado con los pantalones verde menta y un jersey beige. ¡Ja, lo sabía! ¿Rosa chicle? ¡Venga ya! ¡Todo el mundo sabe que el verde menta es el nuevo negro este verano! Pero no diré nada: el karma me tiene sometida.
    —¿Comemos en el Vips? —le pregunto.
    —Vale. ¡Y estás tonta!
    Uf, que pesada… Giro la cabeza y clavo mi vista en  sus pantalones con el sano propósito del “si tú te callas, yo también”. ¡El quid pro quo de toda la vida!
    —¡Pero bueno! —exclama una voz femenina que sale del cuerpo con el que me acabo de estampar; ¡madre mía, que golpe!—. Querida, a ver si miras por donde vas… —uy, uy, esa voz me suena…; a cámara lenta vuelvo la mirada y…—: ¡Lili! —sí, es ella—. ¡Por amor de Dios, no puedes andar como una persona normal?—: Anestesia.
    —Anes.. tasia, que alegría verte —contesto y le doy dos besos mientras me agarro a ella en un intento de recuperar el equilibrio.
    —¡Suéltame, que al final vas a conseguir que me caiga! —no, eso es imposible: parece una estatua griega. A cada uno lo suyo, y esta mujer está durísima. ¿Hará pesas? Fijo que me he hecho un chichón y un par de cardenales…
    —¿Qué tal estás? —le pregunto; ¡eh, qué se ha hecho en la cara?
    —Un ligero toque de bótox —contesta; ups, he vuelto a pensar en voz alta…—. A ti también te vendría bien: esas arrugas en los ojos te echan veinte años encima. Ah, y no me caso.
    La observo y alucino. Ni un titubeo en sus labios, ni una mirada llorosa en sus ojos. Tan sólo una piel estirada, un maquillaje impecable, un traje de tweed y…
    ¡Venga ya!
    ¡¡¡Un 2.55!!!
    —Oh… —¿se ha comprado MI bolso?—. Bolso nuevo... —consigo murmurar, con la boca seca. ¡Por Dios, que dejen de venderlos, que se van a agotar!
    —Y JC y tú deberiais hacer lo mismo. Es una tontería casarse en los tiempos que corren. Luego llamaré a mi hijo para decírselo, a ver si le saco esa locura de la cabeza.
    —¿Locura? —no sé de que habla: sólo tengo ojos para mi bolso. Estoy empezando a marearme. ¿Crees que debería ir a Chanel y reservar uno? Calculo que en unos cinco años…   
    —La de casaros. Es absurdo —me da dos besos y se marcha, con mi 2.55 colgando del brazo…
    Igual debería probar suerte en la bolsa, que ahora está todo muy baratillo,  o ir al casino o algo, pero la gente no puede seguir comprándose mi bolso y…
    Oh, ¿dónde está mi hermana?
    Desorientada, me giro y la localizo sentada en un banco, mientras se seca las lágrimas de los ojos. Vaya…, no me imagine tanta comprensión por su parte (entre nosotros: la empatía no es su mejor virtud).
    —Sofi, no te preocupes, que algún día… —un momento… ¡Nada de empatía ni de consideración! ¡¡¡Se está partiendo de risa!!!— ¡Sofía, por favor, que el bicho de Anestesia lleva mi bolso! ¡Y soy tu hermana mayor, así que un poquito de respeto!
    —Lili, lo siento pero es que…
    —¡Esa mujer quiere acabar conmigo a base de disgustos!
    Mi hermana no puede sino darme la razón con la cabeza.
    —Y hay algo más… Ha dicho algo de la boda…
    —Que es absurdo y que va a hablar con JC, sí —y vuelve a reírse.
    Mmmmm…
    Soy tonta…
    —Sí, pero tonta, tonta, tonta —confirma Sofia entre carcajadas.
    ¿He vuelto a pensar en voz alta? Esto es demasiado... ¡Qué asco de karma, pero qué asco!
    ¡Ea, pues a tomar viento!
    —¡Esos pantalones que llevas son los verde menta del otro día; te dije que nada de rosa chicle! —le echo en cara a mi hermana, rebosando indignación. Rosa chicle, rosa chicle... ¡Ja, toma ya! Lo pienso y me decido: se lo tiene merecido, por tanto pitorreo—: ¡Hortera!
    No se me ocurre nada peor.
    ¡Y si me vienen veinte maldiciones y mi aura se pone negra como el tizón, me aguanto!
   


32 comentarios:

  1. verde menta, lios de faldas, aureas negras, pantalones rosas. todos los elementos para una novela!!!
    no te casas al final? jajajaja. lo digo por no enviarte el regalo,;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sandler, claro que me caso! Aunque sea para que te chinches y me hagas un regalito :-)
      Un beso!!! (mira que eres agarrao con los besos :P)

      Eliminar
  2. Cuando trabajé de cartera comercial llevaba unas bolas de esas que usa Batman para llenarlo todo de humo y así evitar a los porteros. Te habrían venido bien :)
    No sé qué habría hecho en tu lugar, supongo que no tendría una relación tan cordial con tu suegra desde el principio, y claro, eso facilitaría el putearla ;P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Doctora, quiero una bolsa de esas! Los porteros son un gremio de lo más entregado, al menos el de casa de mi suegra.
      Ahí tuve un fallo de los gordos, sí: no se me da bien lo de calar a las personas y mi suegra me timó haciéndome creer que era buena gente. Pero es que cuando la conocí hasta había preparado una tarta de manzana! (la muy puñetera; ahora creo que lo hizo para que engordase :P).
      Besos, preciosa!

      Eliminar
  3. Te había perdido entre tantos cambios, y me encanta recuperarte. ¿has pensado poner tu bolso en la lista de bodas? Seguro que a JC no le importa cambiarlo por la luna de miel.

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar, encantada de que estés por aquí :-)))))). Sí que lo pensé, lo del bolso (alguien me dio la idea en un comentario :P) , y se lo dije a JC y contestó que entonces él ponía el ipad, el iphone 4 y un helicóptero teledirigido (¿?). Al final, nada de lista de bodas ;-), que la cosa estaba degenerando mucho...
      Besos!!!

      Eliminar
    2. Yo le vendo el helicóptero teledirigido! jajajajaja

      Eliminar
    3. Jajajajaja!!! Es que me imagino a JC con el helicóptero y no puedo con la vida... Entre nosotras, nada de imaginas, que lo veo..., ¿adivinas quien se lo regaló por su santo? :P. Tiene la suerte de que su novia está más loca que él!!!
      Un beso!!!

      Eliminar
  4. Qué buena manera de quitarse las penas tiene tu suegra. Sí señor! Que viva la VISATERAPIA y el 2.55.
    Quien es la heredera natural de tu suegra?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miraver, has abierto un nuevo panorama ante mí!!! Madre mía, me pido el bolso cuando Anestesia casque!!! Tengo que hablar con mi cuñado (que no lo va a querer) para dejarlo claro desde ya. Mmmmmm..., ohhhh!!!!! Voy a redactar una hojilla en plan informal para que me la firmen JC y mi cuñado!!!!
      Eres genial :-))) Gracias por la idea!
      Y besos!

      Eliminar
  5. Creo que ya lo dije alguna vez pero tu suegra no tiene sangre es hielo...
    Se habra enterado de la doble vida de su novio? O simplemente se ha pensado mejor lo de casarse y se ha gastado lo previsto para la boda en botox y el bolso?

    La idea de Pilar de ponerlo en la lista de bodas es buenisima!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Celia, no imaginas lo mal que le quedaba el bolso. Por dios, si parecía un bolso de vieja!!! Mi 2.55 en su brazo..., lo peor que me ha pasado en los últimos tiempos, en serio...
      La idea es guay, sí, pero la cosa se fue de madre y al final no hay lista de bodas :P.
      Mil besos, muñeca!

      Eliminar
  6. Cuando se trata de defender el verde menta, el aura se hace cargo y no se ennegrece... XD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es algo tan básico lo del verde menta que no sé dónde tiene mi hermana la cabeza... Voy a tener que regalarle por su cumple una suscripción al Vogue de por vida :-))))
      Un beso enorme!

      Eliminar
  7. jajaja...Ains Lili. Lo que daría por que un día me contaras una de estas historias en directo, tiene que ser una risoterapia buenísimaaa!!!. Verde menta? Rosa chicle?, es por eso que están todas las zapaterías llenas de zapatos de colorines?? No me acaban de convencer jajja!!. Buenísima idea la de Pilar, ponlo en la lista de Bodas. Y en cuanto a Anestesia, nena, yo creo que te estás ganando el cielo, las nubes, el sol y el bolso de tus sueños por supuesto!!! Madre mía que mujer!!! Mantenla lejos....Por cierto, ¿como van los preparativos del bodorrio del año?? Besicoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Volbo, el verde menta (o aguamarina, según la revista que leas) es imprescindible este verano :-))). Y el rosa chicle es demasiado fuerte para este año (que aún tenemos resaca de la mezcla de colores del pasado) aunque fijo que el verano que viene es el nuevo verde menta :-). Por Dior, si es que he nacido para escribir en Vogue!!! Y que nadie de Vogue me lea...
      Los preparativos de la boda van guay! Os tengo que contar cosas, sí. Madre mía, se me acumulan los temas ;-)))
      Biquiños, guapa!!!

      Eliminar
  8. impresionante nena! es tan redonda la entrada que no sé qué comentar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilis, tú que tienes una mente pelín pallá: son necesarios procesos cerebrales cercanos a la locura para que te guste :-)))).
      Un beso enorme, guapísima!!!

      Eliminar
    2. Como me has calao, listilla! jajajaa

      Eliminar
  9. a mi esta señora suegra me cae de un mal!!!!!! por tu culpa claro, por que no he tenido el placer de conocerla, en vivo y en directo, jajajajaja... y encima va y se compra tu bolso, que desde que te leo no hago mñas que verlos por la calle, Dios mio, qué rica es la gente!!!!
    un besito de comprensión, y no te preocupes tu karma, mételo en la lavadora con jabón neutro y listo!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María Oliver, es que no hay derecho!!!! Ahora, que el bolso le queda fatal..., sobre todo porque es mi bolso :P. No creo que sea tan rica la gente, fijo que ves más imitaciones que bolsos auténticos (o eso espero, porque si lo lleva todo quisqui, ya si que se agotan ;-))).
      Un beso, preciosa!!!!

      Eliminar
  10. Madre mia que suegra tan "cariñosa" tienes jajaja
    Por dentro estára hundida me imagino, porque estas cosas no hacen ni un pelín de gracia.
    Por cierto, me quedo con el verde menta!

    Ah! y me parece super fuerte que la madre de tu chico se meta en vuestra relación! eso sí que no. Si él tiene dos dedos de frente no dejará que influya para nada todo lo que ella le diga, asi que tranquila que aquí habrá boda SI O SI! jajaja

    Un besazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paula, es que el verde menta es imprescindible este verano, sí :-)))) Y mi suegra..., a veces pienso que ni siente ni padece...
      Habrá boda, SIIIIIIIIIIIIIII (que ya tengo vestido!).
      Otro besazo, guapa :-)

      Eliminar
  11. Oy!que guapa eres y que piernas hija
    y como te llamas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja!!!!! ya sabes como me llamo :-)))))
      Gracias por el piropo, guapo!
      Y mañana nos vamos de fiesta, bien! Vas a ser el más elegante :-)
      Un beso, P.

      Eliminar
    2. Y menos cachondeo y repásate el credo :-P; que no te lo sabes!!!!! ;-)

      Eliminar
  12. Y digo yo... ¿no crees que es posible (y sólo posible) que el bolso haya perdido un poquitín de categoría? De todas maneras, qué coño, para qué nos vamos a engañar, ese bolso es de viejas... :-P

    Un beso, chula!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Venga ya!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Es imposible que el 2.55 pierda categoría, chulo. Creo que hasta tú podrías llevarlo, claro que no te lo mereces (mira que llamarlo bolso de viejas... :P)
      Otro beso enorme para ti :-)))
      Y espero de corazón que tu blog vuelva a abrirse al público (me ha dado muchísima alegría que sigas por aquí ;-).
      Ea, otro beso, chulo!

      Eliminar
  13. No sé que decir...........

    ¡Qué piernas más bonitas!.......

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hund Dido, pse, no están mal ;P.
      Qué decir? Mmmm...., que te quedas por aquí :-))))
      Otro beso, y bienvenido!!!!!

      Eliminar
  14. Yo creo que tu suegra no quiere que te cases para que no heredes su bolso XD
    Verde menta, verde menta...a quién se le ocurriría lo del rosa chicle pff :P

    ResponderEliminar
  15. Woou! muy bueno lo que escribes me encanto el post.

    ResponderEliminar

Soy una chica valiente, soportaré lo que tengas que decirme.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...