jueves, 12 de julio de 2012

Seguimos perdidos en Cabo de Gata :-)))

    —Nos vamos al centro comercial —me informa mi hermana Sofi después de comer. Ella también está de vacaciones y se ha bajado al sur con Alicia—. ¿Te vienes?
   —No —le digo—. Me apetece más dar un paseo por la playa, relajarme, ver el mar y esas cosas.
    —Genial, salimos en diez minutos —contesta Sofi y entra en el dormitorio a cambiar su bikini por un vestido, dejándome sumida en un mar de dudas: ¿he dicho que no o me lo he imaginado?
    No importa porque…
    ¡Me voy de tiendas!
    Sólo a echar un vistazo, eso sí. Puñetera apuesta (*)
    ¡¡¡Pero me voy de tiendas, biennnnn!!!

* * *

    Mire donde mire sólo veo montañas de ropa desordenada y percheros a rebosar de faldas y pantalones. Y bolsos al cincuenta por ciento y sandalias al sesenta.
    ¡Oooooh! ¡Y botas de agua a 5 euros!
    ¡¡¡Las necesito!!!
    Mi mente es un torbellino que va del “no puedo” al “como no me lo compre todo me arrepentiré el resto de mi existencia y cuando sea viejecita y haga un repaso de los últimos setenta años, porque pienso vivir al menos cien, recordaré este día como uno de los más...”
    —Voy al probador —dice un montón de trapos detrás de los que está mi hermana
    Jooo… Y lo peor de todo es que he cometido un error de principiante. Cuando me he dado cuenta únicamente he hallado una explicación: la apuesta me está volviendo tonta. No, no digas nada…, me refiero a más tonta aún…
    Te lo cuento pero no me juzgues con demasiada dureza; piensa que hoy he cocinado lentejas para seis personas (no he encontrado nada congelado en todo Cabo de Gata que se le parezca) y durante cinco horas (tres previas de amargura en estado puro, una hora durante la que he picado cosas y las he echado en una olla mientras pensaba en lo injusto que es el destino conmigo y la hora de depresión post-cocina) mi vida ha dejado de tener sentido.
    Verás, soy adicta a los bolsos grandes, de esos en los que podría meter un elefante y estaría tan solo en un espacio tan enorme que me pediría que por favor metiese una elefanta para tener compañía.
    Y tengo un bolso pequeño, del tipo “móvil/monedero/llaves/y nada más que reviento”. Uno, sólo uno minúsculo frente a diez gigantes (si hablas con JC y te dice que en realidad son veinte gigantes, tú ni caso, que este chico no sabe contar).
    ¿Por qué he cogido el diminuto?
    ¿Quién ha guiado mi mano para que fuese a dar con algo tan chico?
    ¿A quién le hecho la culpa de que ahora no pueda comprarme ni un top porque no puedo esconderlo de la mirada insidiosa de mi novio en esta cosa tan enana? ¿A un espíritu?
    ¿Al karma?
    ¿¿Qué hice en otra vida para merecer tanto sufrimiento en ésta, por amor de Dios?? 
    ¿¿¿Fui la inventora de las hombreras???
    Y encima tiene el cierre roto. ¡Que asco de bolso, pero qué asco!
    Oh…
   Está roto…
   ¡Oh! ¡Yupi!

* * *

    —Hola, guapo… Sí, en Zara… Con Sofi y Alicia… No, sólo estoy mirando… No, nada de comprar, que soy una chica de palabra… No, no me pasa nada… ¿Estoy rara? No sé… Un poco preocupada… Sí… Me he dado cuenta de que el bolso que llevo no cierra bien y hay tanta gente que me da cosa que me vayan a robar el móvil de nuevo y… No, si estoy pendiente, claro, pero entre vigilar a Alicia y… No, no puedo arreglar el bolso… —me separo el teléfono de la oreja y lo miro alucinada. ¿Qué dice mi novio? ¿Cómo quiere que lo arregle? Como no le pegue un chicle…—… No, ni hablar… No voy a comprarme ningún bolso, que la apuesta… Ya, pero yo siempre cumplo las apuestas y… ¡No, no soy despistada!... Sí, hay algún bolso rebajado, pero la apuesta… Vale, me compro un bolso, pero que conste que sólo lo hago porque tú te has empeñado en que lo haga. Un beso —y cuelgo con un sentimiento de felicidad que casi no me deja respirar.

* * *

    ¡Tengo un bolso nuevo, bien! Y es de los buenos: a ojo diría que caben una falda, una camiseta, un vestido y un par de shorts. Y unas sandalias también, sí.
    Ahora voy a sacar dinero al cajero para no dejar pistas de compras ilícitas en el extracto del banco.
    ¿Dónde se ha metido mi hermana?
    —Lili, ¿qué es eso? —vale, ya la he encontrado…
    —¿El qué? —me giro y veo una expresión de horror en sus ojos.
    —¡Eso! —y señala mi bolso nuevo.
    —¿Estás tonta? Un bolso, ¿no lo ves? —y muy guay.
    —¡Es amarillo! —exclama espantada—. ¡Y el amarillo da mal fario! ¡Por Dios, Lili, no me puedo creer que después de lo del móvil te hayas comprado un bolso amarillo! —coge su teléfono y marca— ¡Espérate ahí, no te muevas! ¿Papá? No te vas a creer lo que ha hecho Lili… (**)
    Venga ya…
    ¿Mi familia al completo ha perdido la cabeza? Al final voy a ser la única normal….
    Junto con Emma, pero sólo porque tiene dos meses y medio: dale tiempo.


Continuará…
To be continued…

(*) La apuesta, origen de todos mis males actuales (a saber: cocinar lentejas una vez a la semana, planchar todo lo habido y por haber y nada de compras) (sí, en serio, nada de compras) (ya, yo tampoco me lo creo..., ¡¡¡en plenas rebajas!!!)

(**) El amarillo. Lo sé, mi padre está como una cabra. Igual no me crees, pero mi madre está peor. No entiendo de dónde he salido yo...

35 comentarios:

  1. Lili!! La necesidad es la necesidad, y si JC te dice que te compres un bolso pq justamente el que llevas no cierra bien... Adelante!!!

    Y ni caso a tu família!! Qué tontería es esa de que el amarillo da mal fario¿? A mi me encanta el amarillo!!!!

    Muchos besos guapa!!!

    ResponderEliminar
  2. Cris :-))))) Ya ves, yo no quería, pero si JC se obsesiona con que me compre un bolso..., pues me lo tengo que comprar ;-)
    Y en cuanto al color, ya veremos que pasa :P!!! A mí me gusta correr riesgos y aunque adoro el amarillo, tengo que reconocer que nos llevamos regular :-P
    Millones de besos!!!!!

    ResponderEliminar
  3. La que invento las hombreras!! Jajajajaja
    Con razón ahora entiendo lo de Anastasia. tienes un millon de minipuntos de mal karma por eso!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la que inventó las hombreras se merece 100 años de mala suerte, y si vuelven a ponerse de moda, 200 años :P.
      Besos!!!!!

      Eliminar
  4. No hay campos sin grillos ni horteras sin amarillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaja!!!!! Ya te vale... :P
      Besos :-)))))

      Eliminar
  5. Que bien se lo está pasando usted. Maldita envidia la mia...

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se lo imagina, ahora mismo con un ataque de risa :P. Es genial!!!!! Es que lo pienso y se me vuelve a escapar la carcajada, jajajajaja!!!
      Y no, no hablo de imaginármelo en ropa interior, hablo de su teoría de la evolución ;-)
      Besos!!!

      Eliminar
  6. La única utilidad de los bolsos grandes es que caben más latas de cerveza,...simple y llanamente!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O botellas de chardonnay y bolsas de pistachos ;-)))))))
      Y mi beso????? Agarrao :P

      Eliminar
    2. es que han subido el IVA hasta de los besos,...estoy deprimido!

      Eliminar
    3. No digas tontás, que los besos siguen siendo gratis :P

      Eliminar
  7. Jajaja Bueno...va... digamos que no te has saltado del todo la apuesta ;)
    Ale, ya me has alegrado la tarde del jueves un rato echándome unas risas con tu tarde de compras.

    Fmdo. Una eterna amante de los bolsos graaaaaaaaandeeeeees.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Smaphira, soy una chica de recursos :-P. Y me alegro de las risas, sí!!!

      Besos de otra amante de los bolsos grandes :-))))

      Eliminar
  8. Jo, tarde de compras ... !!!! Suertuda !!!! ;-))))
    Me encantan los bolsos grandes ... enoooormes !!!! Llevo de todo dentro !!!! Rollo dibujos animados ... que empiezas a sacar y sale hasta un conejo !!!! ;-DDDD
    Y lo del color amarillo ... No hagas caso !!!! ;-DD No soy nada supersticiosa, aunque no me gusta que se rompa un espejo o que se derrame la sal ... Je, je ...
    Besotes Lili !!!! Y sigue disfrutando !!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La bien querida, yo adoro el amarillo, en serio! Es mi color preferido actual (nunca sé cual será mañana, que no soy adivina :-P). Y los bolsos grandes son una cuestión de supervivencia: dónde meto la novela, libreta para tomar notas, carmex, móvil, monedero, llaves, pañuelos, neceser, otro tarrito de carmex...?
      Con lo de la sal eres tan poco supersticiosa como yo :P
      Montañas de besos, preciosa!!!

      Eliminar
  9. El bolso ése de 255 euros... ¿lo hay también en amarillo? Un besazo, chula, no se me ocurre mucho más que decir, pero cualquier cosa es buena para pasarte a saludar. Por cierto... tú no eres la de rayas con sombrero, no??? Un besazo, chula!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sbm, fijo que cualquier bolso de 255 euros está en amarillo, que se lleva un montón :-P. Y la de rayas con el sombrero, claro que soy yo!!! Por qué? Un poco bajita? Los soy. Piernas torcidas? Las tengo. Tirando a feilla? Pues sí. Tirando a feliz? Pues también.
      Un besazo, chulo!

      Eliminar
    2. Lili, estás muy rara en esa foto...
      Te vienes a la playa?
      Sofi :-)

      Eliminar
    3. Sofi, pero si me la hiciste tú!!!!!!!!!!!!!!!!!!
      Y para eso me pides el ordenador? No me lo creo...

      Eliminar
    4. Lili, cariño, pareces paticorta.
      Besos
      Mamá

      Eliminar
    5. Mamá!!!! Fuera todo el mundo de mi ordenador! Y fuera foto, ea!
      Os espero en la playa
      Menuda familia de locos... :-P

      Eliminar
  10. Haz caso a tu madre ¿O debería decir que no? jeje!!
    Bueno, perdidos andamos en nuestras vacaciones...
    yo en... todo un Expediente X jaja!!! Espero, Lili,
    que no nos perdamos mucho y volvamos a encontrarnos.

    Besos de . . . Expediente X

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Expediente X, me has dado envidia y echo el cierre también unos días-semanas ;).
      Nos encontraremos, eso seguro. Yo seguiré aquí
      Besos, chico misterioso :-)

      Eliminar
  11. ¿Nada de compras? ¿Con lo que nos gusta la ropa de verano? Uff...no resistirás... ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi casa de juguete, opino igual... :P
      Besos :-)

      Eliminar
  12. Me alegro de que se te rompiese el bolso pequeño, y aunque sospecho que fuiste tú la que se lo cargó no diré nada.
    Odio esos bolsos pequeños, el otro día entró uno volando en mi cuarto, pero era tan pequeño y se movía tan rápido que no pude matarle.
    Estoy segura de que luego por la noche me picó ¬¬

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Doctora, esos bolsos son traicioneros como ellos sólos :P. Y noooooo, se rompió así, sin más... ;)
      Besos, guapa!!!!!!

      Eliminar
  13. Muy bueno el post :) pero me ha gustado infinito más el anterior, que como he llegado tarde no lo había leído jijijijijijiji
    Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rune, preciosa!!! Estoy contigo, la anterior era más divertida, pero a veces la chispa no viene por mucho que me emperre ;-)
      Montones de besos, y nos vemos :-)))))))))))))))

      Eliminar
  14. Chick-lit!!!!!
    Voy a leer y leer y leer y leer. Creo que estaré al día de todo lo que has contado en una semana (si no duermo, claro; si me da por dormir, igual tardo dos :-P)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Emma, bienvenida!!!!

      Chick-li, sí ;-).

      Besos para ti :-)))

      Eliminar
  15. Si es que... hecha la ley, hecha la trampa! En esto de las apuestas también pasa, y una no puede ir por ahí con un bolso roto y tentando a los delincuentes, cuando es realmente necesario se tiene que permitirse uno saltarse una apuesta! Y después de cocinar para tanta gente con más razón. Todo eso me ha recordado que yo hace muchísimo tiempo que no piso un centro comercial y estoy buscando mi complemento estrella para pasearme por las calles de Nueva York...

    Pásalo muy bien guapísima, y ánimo con esas lentejas! Mira, yo lo que he hecho (accidentalmente, ¿que iba a saber yo que la nata estaba caducada y que mi amigo fuera intolerante a la lactosa?) es ganarme una mala reputación de todas las cosas que no me gusta hacer: 1. cocina 2. coche. Así nadie me pide que conduzca ni que cocine, porque en ambos casos saben que su vida está en peligro, así que si esas lentejas no te salen del todo buenas... seguro que las aburren pronto y te libras de tener que hacerlas... consejo de mafioso nº1 xD

    Pásalo genial, un besaaaazo enorme guapísima!! muuuuuuac! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leno, qué haces levantado a las 3 de la mañana???? Espero que llegues de marcha :-P.
      Te vas a Nueva York? Oooohhhhh, que guay!!!
      Pásalo genial tú también! Millones de besos :-))))))))))))))

      Eliminar
  16. No deben hacerse apuestas de este tipo. Ir de compras es sagrado. Un besito.

    ResponderEliminar

Soy una chica valiente, soportaré lo que tengas que decirme.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...