domingo, 2 de septiembre de 2012

La boda, capítulo segundo.



La peluquera


          Cabo de Gata.
Dormitorio de los padres de Lili, transformado temporalmente en centro de operaciones pre-enlace.
13.00 horas.

—No me veo —le digo a Rosi, la peluquera/maquilladora que me está peinando. O algo así: al principio he pensado que intentaba hacerme vudú clavándome millones de horquillas en la cabeza.
Rosi respira con fuerza.
—Te coloco el espejo detrás —y con un giro de muñeca sujeta el espejo de un metro cuadrado con marco de madera como si fuese una hoja de papel.
Chica fuerte esta Rosi, del tipo de Hulk pero con falda.
—No, si me veo —le aclaro—, pero es que no me veo, ya sabes.
Rosi deja el espejo en la cama y me mira con el mosqueo pintado en la cara.
—Mira, guapa, o te ves o no te ves. Las dos cosas no.
—Es esto de aquí —le digo, señalando una cosa rara que tengo encima de la cabeza—, no me convence.
—Eso es tu pelo —contesta Rosi con tono huraño y coge el bote de laca.
Vaya… Lo observo con detenimiento… Sí, puede ser.
—¿Y no puedes hacer algo para que no se vea tanto? —cojo un mechón que ha quedado suelto y…
¡Eh!
¡Ehhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!
¿Pero qué hace esta mujer? ¿Se ha vuelto loca?
—Ya está —me pone en la mano el mechón de pelo que acaba de cortarme y me señala con las tijeras—. ¿Alguna otra cosa que no te convenza?
¡Madre mía!
—¡Tita Lili, te llama el tito por teléfono! —chilla mi sobrina Alicia desde el salón.

* * *

            —Hola, Li. ¿Nerviosa? —me pregunta JC.
            —Ummm —contesto sin dejar de mirar el mechón de unos cincuenta pelos. ¿Estoy soñando?
            —Las cosas aquí en el cortijo están controladas. He hablado con Catalina, la encargada, y está todo preparado. El alcalde dice que…
Mi novio habla pero no lo escucho. Debo de estar bajo los efectos de una conmoción al estilo Sansón: es lo único que explica que cuando la pirada de las tijeras me ha cortado el pelo no le haya arrancado los ojos…
—… y que no quiere llevar traje, que él es muy del pueblo y que eso del traje le aleja de sus votantes…
… y le haya clavado las tijeras en una pierna.
— …en vaqueros. A mí no me importa pero si tu quieres le digo que se ponga corbata, aunque…
¡Mi pelo! ¡Venga ya! 
¡¡¡Que me caso en un par de horas!!!
—Lili.
¿Y ahora qué? ¿Llamo a la policía y le digo que hay una perturbada en mi casa? ¿Y si me coge de rehén y decide mandar otro mechón de pelo como prueba de vida? ¡Madre mía, me va a dejar calva!
—Lili, guapa…
¡Por amor de Dios, tengo que deshacerme de esa mujer como sea!
—¡Lili, no me escuchas? —¡claro que no! ¿Cómo voy a escuchar a nadie si no tengo pelo? No me caso, no puedo, con estos nervios y este estrés es imposible…—. Mi madre está desesperada con la humedad, ¿se lo dices a la peluquera?
—¿El qué? —pregunto desorientada; no creo que a esa demente le importe cómo esté Anestesia.
—Lili, céntrate —me pide JC. ¡Ja, que fácil!—. Mi madre necesita que alguien la peine y me ha...
Vaya…
¡Oh!
¡¡Vaya!!
¡¡¡Oh!!!
—Le mando a Rosi —exclamo. Cuelgo el teléfono y vuelvo corriendo al dormitorio.
            Rosi está peinando a mi hermana Sofi, que se gira al oírme entrar y me dirige una mirada aterrorizada. Levanta la mano y me muestra un mechón de pelo oscuro: la peluquera perturbada se ha cobrado su segunda víctima.
            —Rosi, mi suegra te necesita desesperadamente —Rosi me ignora—. Tiene el pelo hecho una pena y nosotras ya estamos peinadas, así que si no te importa… —me interrumpo; noto que Rosi sigue pasando de mí—. Me ha pedido que tal vez tú podrías… —clava sus ojillos crueles en mi melena y coge las tijeras; el corazón se me acelera—. Es una de esas mujeres a las que nada les convence —suelto, llevada por el pánico a una masacre capilar—, hagas lo que hagas se verá picos y mechones rebeldes y tendrás que cortar aquí y allá y…
            Me callo y contengo la respiración.
            —¿Dirección? — pregunta Rosi.
            Cinco minutos más tarde el dormitorio es un claro ejemplo de estancia vacía de locas armadas con tijeras y yo, durante unos instantes, tengo una sensación rara en el cuerpo que se acentúa cuando pienso en Rosi poniendo sus manos en la cabeza de Anestesia.
¿Cómo dices?
            Noooooooo, que va a ser remordimiento. Yo diría que se acerca más a la felicidad.
           
            Continuará.
           


37 comentarios:

  1. "Como se te ocurra cortarme un mechón más, te clavo las tijeras en un ojo".
    Eso le habría dicho yo XD
    .Estelle.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estelle, eso también le habría dicho yo en condiciones normales! (o habría hecho, que soy una chica muy de acción), pero no sé qué me pasó, no pude ni reaccionar.
      Un beso enorme!!!!

      Eliminar
    2. XD Entiendo, estarías temblando como un flan. Si yo alguna vez me caso, ese día estaré muchísimo peor, te lo puedo asegurar XD
      .Estelle.

      Eliminar
  2. Jajaja me encanta! estoy deseando que nos cuentes más!
    Yo le hubiera hinchado un ojo si me corta un mechón de pelo! Pero pero qué se ha creído? te tenía que haber peinado gratis! jaja es un peligro esa mujer con las tijeras.
    Por cierto, me encantaría que pusieras alguna foto del vestido! :D
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paula, ahora lo pienso y no concibo que no le arrancase yo los pelos a ella uno a uno! Pero ese día me pilló con la guardia baja :P.
      Ya verás, hay muchas más cosas que contar!!! Y lo de la foto, creo que sí que la pondré ;-)
      Un besazo enorme, guapa!!!

      Eliminar
  3. Yo creo q en el momento en el q me corta el mechón, mi puño se hubiera activao como un resorte y le hubiera metido un directo en todo el ojo! vaya manera de peinar tiene la tía! jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oji, es lo lógico! Y si no hubiese estado conmocionada lo habría hecho, pero creo que el susto me dejó sin los más elementales reflejos ;-)
      Mil besos, preciosa!

      Eliminar
  4. Pufffffff! esa señora peluquera es una psicópata!!!
    Me has recordado la boda de una amiga en la que yo era la maquilladora. La novia decidio peinarse antes que maquillarse y la peluquera era como la tuya o peor. Cuando mi amiga se le quejo de que se le veia una zona con poco pelo le dijo. De donde no hay no se puede sacar, bonita! O_o!
    A mi amiga de la rabia y los nervios le salio una erupción que tuve que tapar granito a granito, Después de ver como casi asesina a su pobre madre por querer ponerle bien una horquilla , tenia miedo que si el maquillaje no le gustaba no saliera yo viva de aquella habitación... que estres Lili , lo de casarse no puede ser sano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, Celia, que punto lo de la boda de tu amiga!!! Me encanta lo de que seas maquilladora, es guay! A mí me encanta todo el tema del maquillaje y como yo no me maquillo casi nada (piel sensible, ya sabes...) (jo, que rabia...), y JC y mis hermanas no se dejan, doy lo mejor de mí con mi sobrina :-))))) Tenías que ver como la pinté cuando se vistió de gitana :P.
      Lo de casarse no es sano, claro que no! (que se lo digan a JC, que dice que otra vez no lo pillo :P) (lo que es una tontá, que con pillarlo una tuve suficiente ;-)Los nervios son lo peor, menos mal que había chardonnay de sobra... :-))))))))))))
      Un beso gigante,guapísima!

      Eliminar
  5. Madre mía, qué peluquera... ahora tengo curiosidad por saber quién acabó perdiendo más pelo, Anestesia o Rosi XDD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, menudas dos se juntaron, es cierto! Pero Anestesia llevaba las de perder, que Rosi iba armada :P
      Besos!!!

      Eliminar
  6. Primero... enhorabuena por la boda!!!!! Espero que salvo estos "pequeños imprevistos" todo saliese perfecto! estoy deseando que nos siguas contando!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nikita, gracias!!! El día fue guay, sí :-))) Y lo más importante es que JC no se arrepintió (es un chico valiente :P)
      Montones de besos!!!!

      Eliminar
  7. Quiero leer máaaaas!!me encantan estos posts, y por dios la crisis peluqueril, yo también la tuve!!

    besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marlen, no me digas que tu peluquera también estaba pirada!!! Yo quería ir con el pelo suelto, que es como lo llevo siempre, y la tía se emperró en hacerme un recogido con millones de horquillas; tardé veinte minutos en quitármelas todas!!! Y al final fui con el pelo suelto ;-)
      Mil besos :-))))))))))))

      Eliminar
  8. Uy, la peluquera carnicera !!!! Ja ja ja ja !!!! ;-DDDD Yo soy peluquera, y reconozco que nos gusta una tijera más que a un tonto un duro, pero lo de ésta señora es muy grave !!!! Ja ja ja ja !!!! ;-DDDD Me estoy enganchando a ésta historia pre - bodil !!!! Estoy deseando leer el tercer capítulo . ;-))))
    Besazos Lili !!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La bien querida, peluquera, no me digas! Si lo llego a saber te pido a ti que me peines para la boda!!!
      El tercer capítulo está casi terminado :-)))))
      Besazos, preciosa!!!

      Eliminar
  9. Yo le habría dicho de todo menos guapa a la peluquera... Con mi pelo no se juega!!! jajaja.

    Besos guapa!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cris, la tía se arriesgó un montón que yo en condiciones normales (vamos, cualquier día menos el de mi boda) soy terrible! Pero chica, me pilló flojilla de reflejos :P.
      Besos para ti :-)))))))))))))))

      Eliminar
  10. Jajajajajajaja, es muy difícil fiarse de alguien con un arma mortífera en la mano, yo te entiendo :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rune, sí, con las tijeras en la mano Rosi parecía una serial killer :P
      Montones de besos, preciosa!!!!!

      Eliminar
  11. Jodo, menos mal que no es podóloga :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Doctora, jajajajajaja!!! Pues sí :P
      Un beso enorme :-)

      Eliminar
  12. Por los pelos jejeje!!!

    Besos, guapa, con o sin pelo largo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Expediente, me encanta leerte por aquí!!! Con pelo corto ahora, snif...
      Besos, guapo!!!

      Eliminar
  13. Tienes suerte, niña, que pudiste quitártela de encima antes de que se animara más. Ya nos dirás qué le hizo a la bruja... o sea, a Anestesia.
    Y no tardes en contar más!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jana, no sé quien es peor, Anestesia o Rosi! En la situación concreta, Rosi porque armada, pero en general..., fijo que Anestesia :P
      Besos, preciosa!!!

      Eliminar
  14. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ohhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Jajajajajajajajaja, si no te conociese... :P

      Eliminar
  15. Me he leído los dos primeros capítulos seguidos :)

    Lo primero, felicitarte mucho por la noticia, que no tenía ni idea y me has puesto la sonrisa en la cara jajaja
    Y lo segundo, que me he partido de la risa imaginando esta escena. Supongo que en el momento tuvo que ser algo dramático, pero es que visto desde fuera es para no dejar de reír xDD

    un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Raindrop, gracias!!! Sobre todo por la risa, que eso es lo que siempre quiero cuando escribo. Cuando me pasa algo raro o malillo en la vida real pienso: cómo lo cuento en el blog para que sea gracioso? Y cuando lo consigo me da un subidón tremendo :-)))
      Montones de besotes, guapo!

      Eliminar
  16. DEsde luego perder un mechon de pelo siempre es una gran perdida...PEro...mira tu que no hay mal que por bien no venga...y al final la peluquera psicopata parece valer para algo ;)

    ResponderEliminar
  17. Verillo, hola!!!! Síiiiiiiiii, menuda revancha me tomé con Anestesia... :P
    Mil besos!!!

    ResponderEliminar
  18. Te lo voy a decir... me he reído con tu entrada, chula.

    :-)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Biennnnnnnnnnnnnnnnn!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

      ;-)))

      Eliminar

Soy una chica valiente, soportaré lo que tengas que decirme.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...