lunes, 5 de octubre de 2015

Salvo que sea un hombre

Existen únicamente dos razones por las que una mujer puede no estar a dieta:
La primera y más obvia es que esa mujer sea un hombre. Lógico.
La segunda es…
Espera, que se me ha ido…
¡Oh, sí claro!
La segunda es que esa mujer sea un hombre. Igualmente lógico.
En estos dos supuestos la mujer puede estar gorda, flaca o todo lo contrario y el mundo seguirá su feliz devenir sin darle mayor importancia.
Fuera ya de estos dos motivos estrictamente tasados no hay nada, pero nada, nada, nada en absoluto que justifique que una mujer no esté a dieta, contando calorías y pensando en cómo encajar una hora de ejercicio en su día a día. Nada.
—Es una conspiración —le digo a JC, que me mira de refilón y enarca una ceja.
—¿Sí?
—En todos los anuncios de comida-que-no-engorda-porque-no-es-comida sólo salen chicas.
—Ya.
—Y en los de cremas reductoras lo mismo: ni un chico.
—Ajá.
—¡Y en los de las pastillas que se tragan la grasa también! —cierro las páginas de El País, El Mundo, El Confidencial y Vogue que tengo abiertas en el ordenador con el corazón acelerado de justa indignación—. ¡Es una vergüenza!
—Pues no las compres, Lili.
¡Ea, se habrá hecho un esguince cerebral por pensar!
­—¡Eso es imposible! ¡Si nos acosan con artículos chorras como “El método superdefinitivo para perder cinco tallas en media hora” o “Adelgazar respirando”! —exclamo, entregada por completo a la causa—. ¡Si es que desde pequeñas nos tienen achicharradas con las mini cinturas de las princesas Disney! ¡Y mira que yo tengo una personalidad férrea —JC carraspea—, pero tendría que estar sorda y ciega y no leer braille para que no me afectase!
—Ya, claro —contesta, comprensivo—. Pues cómpralas.
Lo observo y valoro la opción de estrangularlo con el cable de la consola.
—¿Y qué tiene de malo la celulitis?
—¿Todo? —responde, cauteloso. Lo miro con ira contenida.
Este chico está muy perdido… 
 —¡Nada! —exclamo—. ¡Pero parece el archienemigo de todas las farmacéuticas! ¡Que nos dejen tranquilas con nuestra celulitis! ­—grito— ¡¡¡Celulitis is the new black!!!


Dos copas de vino (tinto, he dejado el chardonnay una temporadilla) después estoy más calmada. Pero no olvido.
Puñetera conspiración
Y mientras pienso en cómo plantear una de esas consultas en Change.org que movilice las redes sociales y haga tambalear los cimientos de la publicidad y los reportajes,  desde aquí clamo al cielo que estoy muy harta del bombardeo incesante al que estamos sometidas las mujeres, que encadenamos la  “operación bikini” con “recupera la figura después de los excesos del verano” con “preparemos el cuerpo para la navidad” con “desintoxica el cuerpo después de la navidad” con “pierde ese par de kilos que ya-te-digo-yo que-te-sobran esta primavera” con, de nuevo, la gran estrella, la “operación bikini”.

Pd.- ¿Cómo dices? ¿Qué si una mujer está en su peso no tiene que contar calorías y esas cosas?
¡Jajajaja, qué cosas tienes!
¿Esa mujer que está en su peso es una mujer? ¿Sí? Pues en ese caso el pequeño detalle que señalas no justifica en absoluto que no esté a dieta, contando calorías, y pensando en cómo encajar la puñetera hora de ejercicio en su día a día.
Salvo… claro… que esa mujer de la que me hablas sea un hombre.


Que ese chico del centro no te despiste. No es que él se vaya a comer las tortitas de maíz (¿es que acaso es una mujer?). Esas tortitas son sólo "para mujeres de mucho cuidado". Uffff...



21 comentarios:

  1. ains, cómo te entiendo! Lo mío casi es peor... hace más de un año que soy (demasiado) habitual al gimnasio. Mi pandilla actual (novio y amigos) son bastante adictos a estar hiper fit, y claro...una cosa ha llevado a la otra y ahora me veo por primera vez en mi vida a mis 36 añazos haciendo dieta para definir. DIETA PARA DEFINIR!!!!! Y me veo a mi misma por un espejo desde hace una semana desayunando tortitas de AVENA y CLARAS (cosa más insulsa en mi vida), dejando los lácteos (que no sé si lo sabías pero al parecer son los grandes enemigos!!! los lácteos son los nuevos carbohidratos!!!) y no sé que otras cosas he tenido que dejar, ah sí, el café con leche (me tomaba unos 8 al día!) porque el café solo no me gusta. Así estoy, sin queso, ni café, ni mis tostadas con aceite, y de un humor como el de la la niña del exorcista. ¡¡quién me ha visto y quién me ve!!!

    y ahora que me mencionas a la celulitis... el otro día fui a darme un masaje para la celulitis (que no tengo mucha pero bueno...) y la tia me dice, uy, haces deporte no? y yo, pues si... es que tienes un poco de celulitis de deportista ¡¡casi le rompo la cara!! No se supone que para combatir a la celulitis hay que hacer deporte?!!!!! Es todo un engaño! la celulitis estará hagas o no deporte, o dieta!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja, Nikita, lo tuyo es tremendo!!! Pero qué tienen de malo los espaguetis y el queso? Sin carbohidratos y lácteos no se puede ser feliz! Ni sin café!!! (aunque tienes que estar de un relajado al pasar de 8 a 0... :-)

      Yo no critico hacer deporte, ir al gimnasio, llevar una vida todo lo sana que uno quiera... Lo que me desespera es ver cómo los medios de comunicación nos machacan a las mujeres desde todos los frentes: alimentación, ejercicio, cremas... En los reportajes de cómo perder peso, siempre salen imágenes de mujeres; los productos dietéticos se anuncian directamente para nosotras; los alimentos bajos en calorías también... Que una cosa es el deporte, con sus endorfinas, que es guay, y otra esta obsesión tan tremenda con el peso y las calorías. Y no es que pretenda que se machaque a los hombres como a nosotras, noooooo! Lo que me encantaría es que nos dejaran tranquilas, con nuestra celulitis (de deportista??? me dice eso y todavía estoy escribiendo la reclamación...) y nuestro kiloarriba-kiloabajo.

      Un beso enorme :-)))

      Pd.- Lo de las tortitas de avena y claras... Madre mía, que fuerza de voluntad!

      Eliminar
  2. Yo pienso (pero no me hagas caso, si es que lo ibas a hacer, porque siempre me equivoco), que tanto las tías como los tíos que no se cuidan, lo reflejan en sus cuerpos. Sasí y sasí. Otra cosa es que a mí las mujeres me gusten más bien delgadas. En un tío al parecer eso importa menos, pero es una cuestión que se tendrían que plantear las mujeres, porque yo diría cosas bastante impopulares. Lo dejaré en el aire con la siguiente cuestión: ¿qué le ven las mujeres a Paquirrín? Si dijese lo que opino, podría quedar de machista y no lo soy. Así que mi respuesta es: "su mirada inteligente y seductora".

    Respecto a la celulitis o las estrías, me parecen simplemente un reflejo de la edad, no me molestan en absoluto. De hecho, antes de compartir vestuario con los machitos del gimnasio, pensaba que estos accidentes se reflejaban sólo en las mujeres, pero ya he comprobado que no.

    También te diría que con una piel de naranja en una Susana Griso me haría un zumito delicioso, pero como tienes un blog tan requetebonito, prefiero ser correcto con mi comentario :-P

    Un besazo!!! :-)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Sbm!

      Te sorprenderá, pero... estoy de acuerdo contigo! Cuidarse, sin obsesiones, me parece lógico, que tenemos un cuerpo sólo que nos tiene que durar para siempre.

      No sé qué le verán a Paquirrín... Sé más bien lo que no le ven: cultura, educación, saber estar... Ni pelo, eso tampoco se lo ven :-P

      Es que la preocupación por la celulitis yo creo que fue posterior a las cremas: primero crearon las cremas y luego generaron esta necesidad tan exagerada de acabar con ella.

      Mi blog te parece requetebonito??? Me has hecho reír! No te cortes, puedes decir lo que quieras!

      Un besazo para ti! Muá! :-)))

      Eliminar
  3. Odio a Jordi Cruz. Y dicho esto, paso a opinar con respecto el argumento de esta entrada, que es lo más importante:
    Vamos a ver, yo también estoy un poco hasta las narices de los anuncios sobre anticelulíticos, pastillas para adelgazar (que son anfetaminas fijo) y demás parafernalia degradante para el colectivo femenino, que como tú bien dices, parece que somos las únicas que no tenemos derecho a coger unos kilitos o sentirnos a gusto con nuestra celulitis. Ojo, que yo no pertenezco a ese colectivo eh. Por increíble que parezca, soy una persona que no se cuida un carajo pero que sigue en sus 50 kg desde los 14 años (soy de metabolismo rápido, jejé); como absolutamente de todo, grasas por un tubo, eso sí, y no hago nada de ejercicio, pero aún así me toca las narices todo el asunto de las campañas publicitarias para adelgazar. Y lo peor es que encima se ha puesto de moda. La gente es gilipollas... VAMOS A VER, no has corrido en tu vida, no te has cuidado nunca, no has hecho dieta nada más que cuando has sufrido de gastroenteritis, ¿y porque se ha puesto de moda hacer zumba y comer comida para ganado te vas a Decatlon a comprarte la equipación completa para spinning y bicicleta? Es que hace falta ser subnormal... ¿Quieres adelgazar? Pues hazlo por sentirte bien contigo mismo/a, no por agradar al resto de los mortales que habría que verlos a ellos... Y para ello, vete a un endocrino o a tu médico de cabecera que te imponga una dieta como dios manda, no hagas el imbécil con pastillas que anuncian en la tele porque puedes terminar en una caja de pino. QUE HACE FALTA SER TONTO.

    .Estelle.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estelle, me parece que este tema te pone tan cabreada como a mí!!!

      Es justo lo que dices, que parece que no tenemos derecho a coger un par de kilos o a pasar de la celulitis. Es muy difícil hacerlo, si todo el tiempo recibimos mensajes sobre lo terrible que es que te sobren dos kilos o lo mal que haces comiendo comida de verdad en lugar de barritaspapájaros.

      Y nosotras no hemos sufrido este machaque desde pequeñas con la misma intensidad que las niñas hoy día; es algo que les pasará factura, en muchos casos en forma de trastorno de la alimentación. Y me parece gravísimo. Mucho proteger a los menores de Sálvame (que no está mal hacerlo), y nos olvidamos de estos temas (que considero muchísimo más importantes).

      En cuanto a la moda por el deporte, a mí no me parece mala, y cada uno que la lleve como quiera, aunque el tema pastillas y complementos para echar músculo y esas cosas me da un mal rollo...

      Besos, guapa :-)))

      Pd.- A mí tampoco me gusta un pelo Jordi Cruz...

      Eliminar
    2. Obviamente es más sana la publicidad para hacer deporte que la publicidad de pastillas adelgazantes, pero resulta ridículo ver a todo el mundo por ahí con la bici o corriendo cuando en su puñetera vida lo han hecho, sólo por el mero hecho de que está de moda. Encima es que algunos no saben ni correr, van haciendo aspavientos y cosas raras y es patético XD Mi perro les ladra.

      .Estelle.

      Eliminar
    3. Jajajajajaja! Muy fan de tu perro :-)

      Es cierto, hacer lo que está de moda porque está de moda es absurdo (aunque reconozco que alguna vez he caído en esa tentación, como cuando me corté flequillo porque se llevaba y me quedaba horroroso; eso es mil veces peor que hacer deporte por moda) (igual no te lo parece, pero si me hubieras visto...)

      Muá, guapa :-))))

      Eliminar
  4. La poderosa industria de la dieta vuelve a hacer de las suyas. :D
    Es verdad que el bombardeo es constante. Lo peor es el efecto que tiene en las niñas más jóvenes, que puede llegar a causar problemas graves.

    Respecto a eso de que los anuncios vayan dirigidos exclusivamente a las mujeres, aunque no lo justifico, si que lo entiendo. Piensa que el canon de belleza es diferente para ambos sexos. Efectivamente a los hombres no se les presiona tanto para adelgazar, pero es porque en hombres lo bonito es estar fuerte (con muchos kilos de músculos). En ese sentido la presión en hombres es a la inversa: a nosotros nos venden la necesidad de estar cachas, de ganar peso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tarambana, sí! Es terrible que desde pequeñas le lleguen ese tipo de mensajes! Y no se toman medidas al respecto. De vez en cuando aparece la noticia de que se va a controlar el peso y la talla de las modelos en alguna semana de la moda (lo que es una gota de agua en un océano, y además una gota un poco absurda, porque las niñas normalmente no ven ese tipo de desfiles, y sin embargo sí ven los anuncios de la tele, de las revistas, de las marquesinas del bus...) y en un par de días se diluye.

      Es cierto que el canon de belleza (que promueven las farmacéuticas, que les tengo una tirria...) es diferente. Pero es que se han empeñado en "demonizar" cosas que son normales en las mujeres, y contra las que siempre vamos a perder.

      Me encantan tus visitas :-))). Besos!!!!!

      Eliminar
  5. Jajaja. Un regreso por la puerta grande.

    La dieta agria el carácter. Y con mala leche se escribe mejor. Así que... no hay mal que por bien no venga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja! HombreRevenido, eso es verdad!

      Todo tiene su lado bueno :-)

      Me alegra muchísimo verte por aquí de nuevo! :-)))

      Eliminar
  6. vuelta al ruedo hablando de tortitas de maíz, curioso!
    tengo la esperanza que tu regreso no sea como el buen propósito de ir la gimnasio (que tan sólo dura una semana)
    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sandler!!!!!!!!!!!!!! Ya pensé que nunca jamás volverías por aquí!!!!! Me alegra muchísimo verte, chico guapo :-)

      Curioso? Me dejas intrigada! En realidad esta es la tercera entrada desde que volví; bueno, lo que volvió fue la necesidad de escribir, y como tengo una faceta de lo más exhibicionista, aquí estoy ;-). Ahora mismo juraría que me durará para siempre... Toco madera!!!

      Besos :-)))

      Eliminar
  7. Vaya revelación, en cuando leí que yo era un hombre corrí al baño a mear de pie, mi sueño desde que era pequeñita, gracias a ti lo he dejado todo perdido de pis. Menuda decepción.

    Te voy a decir un secreto...todos estamos a dieta, eso nadie te lo dice, solo que unos lo hacemos mal y otros peor. Los que no comen no están a dieta...están ayunando.

    La verdad es que no sé qué me pasa pero ya no me altero por todo esto de los anuncios y ver mujeres en ellos, y vivo más feliz y estoy más a gusto con mi cuerpo desde que no presto atención, también estoy más sana, lo dicen mis análisis. No sé qué postura es mejor para combatir este bombardeo a la mujer si pasar del tema (y por lo tanto no comprar ni esas revistas ni esas cremas ni esas pastillas) o poner el grito en el cielo y hacer que salgan hombres en esos anuncios porque quitar no los van a quitar. Por cierto hay un anuncio de "somatoline" para hombre...aunque lo he visto muy poco, cierto. Y es que a ellos los bombardean con imágenes de abdominales perfectos pero ellos luchan contra eso a base de barrigas cerveceras, y nosotras los amamos así pero no nos amamos con nuestra celulitis...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cocci, eres una excepción de las guays! Cómo lo has conseguido???

      Yo lo intento, de verdad, y me digo que voy a pasar, que no tengo necesidad de preocuparme por las calorías y el peso, pero ya forma parte de mí, soy un caso perdido. Sí sé qué postura es mejor: la tuya. Es la postura sana.

      No es que tengan que hacer ese tipo de anuncios dirigidos a los hombres, eso sería sumar otro problema al ya existente. Lo que sería bueno es que nos diésemos cuenta de lo que nos hacen a las mujeres, de lo gravísimo que es (ese bombardeo desde pequeñas es atroz y los trastornos de la alimentación alcanzarán proporciones de epidemia) y que se adopten medidas reales (no pedir un IMC a las modelos solo en pasarela, sino sobre todo en publicidad, por ejemplo).

      Un beso enorme :-)))))

      Eliminar
  8. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Y cuando a pesar de no dejar de contar calorías, de encajar 4 días a la semana esa hora para hacer deporte y de no propasarte ni con una exhalación de más, no consigues perder peso y encima tu entrenador te dice que la solución está en la mente, quieres morir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O puedes quizás tal vez querer matar a tu entrenador... :D

      Maripili, si es que no tenemos escapatoria. En mi próxima reencarnación (que yo soy muy de reencarnaciones) quiero ser un hombre. O un pez. O una cometa :P. Pero mujer paso, en la próxima vida me toca no preocuparme!

      Millones de besos! :-)))))

      Eliminar
  9. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Y cuando a pesar de no dejar de contar calorías, de encajar 4 días a la semana esa hora para hacer deporte y de no propasarte ni con una exhalación de más, no consigues perder peso y encima tu entrenador te dice que la solución está en la mente, quieres morir.

    ResponderEliminar
  10. jajajajajajaja me repito. Es lo único que me permito repetirme: las palabras.
    Yo en mi próxima reencarnación quiero ser mi gata. La tía vive feliz de la vida, te mira por encima del hombro, de vez en cuando te salta a la pierna y te muerde o a la mano y luego viene moviendo su culito sexy, se te planta encima y empieza a ronronearte y a restregarse contigo y no puedes evitar quererla mogollón. Hasta que te vuelve a morder

    ResponderEliminar

Soy una chica valiente, soportaré lo que tengas que decirme.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...